suscribirse

12 Compartido 1,403 Vistas

Los secretos detrás de la gira, más de lo que creen está en juego

Se comenta solo con Carlos Ramos Padilla 🖋️

No podemos ser tan ingenuos. En plena pandemia y con dos mandatarios que se rebelan a cumplir con los protocolos sanitarios, con un proceso ya abierto electoral en Estados Unidos y con una declaración de AMLO de que evitará tratar asuntos “espinosos” con Trump; nos hacen creer, quieren hacernos creer, que el hombre más poderoso del mundo interrumpió su agenda debido a que el tabasqueño desea expresarle gratitud personalmente por los respiradores contra el coronavirus.

Eso suena muy, pero muy forzado y más aún cuando va al corazón mismo del neoliberalismo, acompañado por empresarios mexicanos exageradamente neoliberales.

AMLO fingirá no participar en temas “espinosos” ¡Vaya! Uno, para eso le pagamos; dos, de eso se trata, de defender a su país frente a las constantes agresiones estadounidenses.

Veamos que está pendiente como para asustarnos: la política migratoria no tiene nada satisfecho a Trump, apenas hace unas horas subió a redes los avances de su majestuosa barrera en la frontera.

Trump presume de que su muro con México frenó el coronavirus pese ...

Trump con fuerzas de seguridad en la continuación del muro antimigrantes. Foto: Huffington Post, 2020.

Insiste que los mexicanos, aún sin darnos cuenta, estamos pagando por ese muro. Trump busca congraciarse con la comunidad latina y está USANDO la candidez del mexicano y, eso en el grupo demócrata de Joe Biden lo reprobará.

De hecho, si Biden gana la elección presidencial, seguro le guardará la factura a AMLO. No hay que olvidar que justo estos días Trump pasa por su peor momento en cuanto a confianza y credibilidad en su país.

Biden, dicen las encuestas, hoy tiene el 50% del electorado y eso alguien tiene que informárselo a AMLO, por si no lee la prensa.

El factor energético para ellos es importantísimo y en ello van las inversiones en los aerogeneradores que a AMLO no le gustan porque matan pajaritos. La energía solar y la geotermia se encuentran en los incisos más destacados de las investigaciones y procesos de energías renovables mientras que aquí AMLO está apostando al carbón.

Estados Unidos calificó como exitosa la Reforma Energética emprendida por la administración de Enrique Peña Nieto y AMLO, por su molestia, la canceló sin ofrecer alternativas; y eso sucede justo cuando Pemex está en un proceso de demolición.

Estados Unidos envió a México millones y millones de dólares que involucran entre otras cosas, la perforación en aguas profundas y el tendido de gasoductos para aliviar la presión en los precios de los energéticos.

Más de 30 mil empresas estadounidenses invirtieron en México 247 mil millones de dólares en los últimos diez años. Ese dinero está destinado a proyectos como el nuevo aeropuerto, la cervecera Constellation Brands y la industria automotriz.

Para Trump el Tren Maya ha de significar un cuento propio de Disney, a él, a su gobierno y al “establishment” norteamericano les interesan la industria aeroespacial. Y le diré por qué, el Pentágono tiene instaladas 110 maquiladoras estratégicas para el sistema de defensa de los estadounidenses y eso, lo sabemos, es prioridad número uno allá.

Sobre el descuido en el combate a las drogas en México

Deberá explicar AMLO cómo es que allá están en juicio García Luna y el Chapo entre otros, mientras aquí se libera a Ovidio Guzmán y se convive con la madre de Joaquín Guzmán Loera. Las drogas en ese momento en Estados Unidos está poniendo en serio riesgo la estabilidad social y económica y no se ve que México aporte su talento para frenar el comercio.

Por ejemplo de fentanilo, además de que está sin control y con una enorme fuerza el CJNG, los enfrentamientos con los incondicionales de El Mencho, el apoyo gubernamental al Cartel de Sinaloa y el atentado a un funcionario de Seguridad Pública en la CDMX, la capital de la República.

Está en el rumor público la eventual salida de AMLO de la presidencia y en Estados Unidos las oficinas de inteligencia observan con mucho detenimiento esta posibilidad además de estar inconformes con el asilo a Evo Morales y los pactos secretos en el Foro de São Paulo, lo que convertiría al vecino sur de Estados Unidos, en un eventual gobierno populista inclinado al comunismo anacrónico.

Esta no es una visita de Estado, es una visita oficial de trabajo lo que indica, repito, a que no se trata de un viaje de cortesía, “es de trabajo” y debo agregar que estamos en problemas porque en administraciones pasadas había políticas de Estado, en la Cuarta Transformación hay estampitas y ocurrencias.

Y debo decir, Trump no está aplicando una política injerencista, está cuidando sus intereses pero fundamentalmente las inversiones de ellos, que aquí en México se firmaron y AMLO los canceló.

Si Peña Nieto sufrió un descalabro con la visita de Trump a México (sin involucrar a Hillary Clinton, ambos candidatos), en esta ocasión el margen de error es muchísimo mayor porque no hay oficio, experiencia, ni información.

Así, quien crea que AMLO va entregar una botella de tequila a Trump y sudarle la mano por el T-MEC está equivocado. Trump no juega así, es un tractor que arrasa cuando su objetivo es ganar, ganar y ganar y sino pues construye muros. Y pienso que de todo esto ya se enteró el Primer Ministro de Canadá y mejor pues se hizo a un ladito.


Carlos Ramos Padilla

@cramospadilla

Periodista y conductor en TV Mexiquense y TVC Meganoticias

Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión.


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.