Saltar al contenido

Marketing político

marketing politico ejemplos, marketing politico pdf, mercadotecnia política

Contenidos

¿Qué es marketing político?

La mercadotecnia política es el proceso por el cual los políticos y/o los partidos políticos crean valor para los ciudadanos y establecen relaciones sólidas para obtener a cambio el voto de ellos. Este concepto de marketing político lo hemos generado a partir de la visión original del marketing de Kotler y Armstrong (2012). La desambiguación de political marketing es mercadotecnia política en español, por lo que significan lo mismo.

La definición de marketing político no encontró lugar hasta los años noventa; anteriormente se hablaba de comunicación política para describir todos los esfuerzos de persuación de una campaña electoral. El cluster que conforma la mercadotecnia política, incluye: Las campañas electorales, la imagen del político, el spot y el jingle político, entrenamiento del candidato, la comunicación política, la propaganda, la opinión pública el manejo de crisis y el análisis político.

Una de las campañas que más evidenció el afianzamiento de un marketing político moderno, a través de la estrategia y la técnica como componentes eficacez, fue la campaña de Bill Clinton en 1992. En esta campaña se notó la influencia de sus dos consultores James Carville y Paul Begala y la famosa frase «Es la economía, estúpido», con la que direccionaron la estrategia al rededor de ese problema y el posicionamiento de sus propuestas de solución.

mkt político

marketing político ppt 

marketing político pdf

mercadotenica política pdf

marketing politico slideshare
Campaña de marketing político: Bill Clinton y Al Gore, 1992. Foto: Cadena Ser

Comunicación y marketing político. Siempre se ha confundido a la comunicación política con el marketing político, la razón es que forman parte de la misma familia disciplinar. El marketing de la política, en realidad hace referencia a una metodología estratégica de comunicación que busca fomentar el intercambio entre la oferta política y el voto electoral.

Marketing político y su relación con la opinión pública. Por supuesto que esta disciplina busca influir sobre la opinión pública, para que esta sea favorable al candidato y al partido que abanderan una causa en una elección. Sin embargo, cabe hace una diferencia puntual sobre lo que implica el marketing político frente a la propaganda política, dado que esa última no busca la persuación e influencia, sino la manipulación de la opinión pública y la anulación de las otras ofertas en competición.

Marketing político ventajas y desventajas. La mayor de las ventajas que tiene el marketing político, es la generación de un trabajo estratégico y coherente al enfrentar una campaña electoral. Las desventajas, tienen que ver con la reducción de una visión holista de la resolución de los problemas sociales, pues precisamente el marketing político prioriza que las ofertas se reduzcan a 5, 3 y hasta una sola propuesta. Sin embargo, en naciones con altos grados de institucionalización democrática se ha comprobado, que el marketing político es una herramienta mucho más valorada y apreciada en comparación con la propaganda manipulativa de los regímenes totalitarios donde ya se sabe que no hay competencia política real.

El marketing político definición según autores

Una de las definiciones en castellano que ha servido como referente de consultores y trabajos académicos, es la de Barranco (1997), quien dice que el marketing político es «el conjunto de técnicas que permiten captar las necesidades que un mercado electoral tiene, estableciendo con base en esas necesidades, un programa ideológico que las solucione y ofreciéndole un candidato que personalice dicho programa (…)»

Otra definición popular es la de Martínez Pandiani (2001), señala que la mercadotecnia política por definición es «el conjunto de técnicas de investigación, planificación, gerenciamiento y comunicación que se utilizan en el diseño y ejecución de acciones estratégicas y tácticas durante una campaña (…)»

Marketing social y político. Para Andrés Valdez (2012) existe una rama de mercadotecnia social y política, que es preliminar al marketing político y al marketing gubernamental, se trata del marketing público. Según este autor, en estricto sentido el marketing público es realmente de donde parten las subdisciplinas que hemos mencionado.

¿Mercadotecnia social y política? No, reconoce Valdez que nadie habla de la mercadotecnia social, pues el marketing político se popularizó y es el que ahora conocemos, con el cual hablamos tanto de campañas políticas como de campañas de gobierno.

 El marketing político se convierte en una “política de comunicación política” (Maarek, 2012 [2007]), una pauta, una directriz que le indica al político una forma de conducirse durante la campaña electoral.

Marketing político ejemplos

Diferencias entre comunicación política y marketing político

Fundamentos del marketing político en la historia: Mientras que ejemplos de comunicación política podemos registrar desde el imperio Romano con el Acta diurna, en cuanto al marketing político podemos encontrar evidencias a partir del predominio de los medios masivos de comunicación; primero la imprenta, en los años veinte del siglo XX aparece la radio y para los años cuarenta la televisión. Todo esto es contextualizado en los Estados Unidos, lugar donde estos implementos tecnológicos tienen un desarrollo exponencial.

Marketing político características: Mientras que la comunicación política se utiliza principalmente para informar lo que hace el sujeto político frente a la opinión pública, el marketing político comprende un mecanismo para generar valor al público objetivo. Algo que definitivamente caracteriza al marketing es la misión por eficientizar los recursos para obtener resultados concretos en períodos mucho más cortos de tiempo, en comparación con otros ejercicios de información e incluso de propaganda sistemática.

Ejemplos de marketing político

La mercadotecnia política está ligada a los adelantos tecnológicos que se presentan y popularizan en los países desarrollados. Por ejemplo, en 1924, los candidatos a la presidencia, John W. Davis (demócrata) y Calvin Coolidge (republicano) compran tiempo en radio para hacer publicidad electoral (Maarek, 2012 [2007]), tomando en cuenta que la radio comenzó a ser accesible para la población estadounidense desde 1922.

Ejemplos de mercadotecnia política en la posguerra: En realidad el marketing en la política se puede apreciar en la práctica desde la lucida campaña de D. Eisenhower en 1952 y su emblemático comercial que incluye un jingle de mercadeo político repetitivo y pegajoso. A Eisenhower se le conocía también por su apodo «Ike», de ahí que la rima fuera «Ike for President, I like Ike, you like Ike».

El papel de los consultores y marketing político: El consultor Rosser Reeves coordinó la campaña de Eisenhower, lo obligó a enfocarse en propuestas concretas; y, a que cada vez que apareciera en público, sus discursos giraran alrededor de una sola categoría de argumentos. También se utilizaron encuestas para medir la opinión del electorado, así como el envío de correos directos al público. Notorio es, que Eisenhower era calvo, por lo que Reeves le indicó que evitara a toda costa agacharse frente a las cámaras y en cualquier situación donde existiera un público de frente.

Marketing político fotos: Eisenhower en campaña siguiendo los consejos de Reeves, Fuente: Getty images

Otra de las campañas exitosas de marketing político que quedarán grabadas en la historia de esta disciplina, fue la de John F. Kennedy. Nixon que era el vicepresidente con Eisenhower se postuló para la presidencia en 1960, pero los demócratas se habían preparado muy bien con su carismático candidato Kennedy.

Los debates entre Nixon y Kennedy en 1960, son un ejemplo de cómo se prepara un candidato para ganar, más allá de sus palabras, a través de su imagen: Un galán bronceado y relajado, en perfecto control de la situación, frente a un Nixon rengueante por un problema con su rodilla, sudando al filo del asiento. El debate también se convirtió en un elemento que podía inclinar la balanza en una elección democrática pues tuvo una penetración de 70 millones de telespectadores (Calvo, 2015).

Marketing político en México

Algunos autores como David Shirk han comentado que el marketing político en México inicia con Vicente Fox y su campaña para lograr la primera alternancia presidencial en el año 2000, según este autor, la campaña política se convirtió por primera vez un asunto de verdadera competencia política, las 24 hrs.

Un amigo mío, mi querido Darío Mendoza, fue consultor y asesor de medios con Fox, él ha compartido uno de los incidentes de marketing mejor aprovechados en la vida política de México, de la cual se hace referencia en mi libro el Andrés Manual de Marketing. Resulta que el incidente por el cual Fox se adueñó de la palabra «Hoy», con la que retaba a un debate exprés con sus oponentes Francisco Labastida (PRI) y Cuauhtémoc Cárdenas (PRD, surgió como una necedad del propio candidato Fox, en la que el equipo de campaña tuvo que reaccionar y acomodar la situación para aprovecharla, y convertirla en: «Hoy… queremos el cambio,» «hoy… echaremos al PRI», «Hoy… resolveremos los problemas»; con la cual se apuntaló el mensaje de «México YA cambió», el cual también hacia referencia a la inmediatez del cambio que anunciaba Vicente Fox con su candidatura.

Sin embargo, como he documentado en el libro Marketing Gubernamental de Tirant Lo Blanch, la mercadotecnia política en México, realmente comenzó desde el gobierno y no en las elecciones. El programa Solidaridad utilizó diferentes narrativas emocionales para posicionar el programa político de Carlos Salinas de Gortari.

La campaña de Enrique Peña Nieto del PRI en 2012, también dejó lecciones en la aplicación del marketing político a nivel imagen. Peña Nieto empezó a perfilarse como candidato natural del PRI desde su gubernatura en el Estado de México, al menos tres años antes de la elección. Se le consideraba un político jóven y guapo, posiblemente con ideas renovadoras, lo cual iba a contrastar con la imagen de López Obrador que se presentaría en en su segundo intento por ocupar la presidencia y de Josefina Vázquez Mota, que era la candidata del PAN, partido que llevaba dos períodos presidenciales consecutivos.

La candidatura se fue aderezando con una serie de apariciones de Peña Nieto en noticiarios y principalmente en su boda con la actriz Angélica Rivera, a la cual acusan de haber sido cómplice y prestarse a concretar esta boda mediática sin que realmente hubiera una relación real entre los dos personajes. Cierto es que al culminar su período de gobierno, Peña Nieto se divorició de Rivera, lo cual confirmaba para muchos las sospechas.

La presidencia de Peña Nieto fue duramente criticada y decayó abruptamente en su imagen pública en la segunda mitad de su sexenio hacia 2015. El motivo real, fue la capitalización de los errores de Peña por parte de la latente campaña de AMLO, que aprendidas las lecciones de 2006 y 2012 comenzó antes que todos a posicionarse con una estrategia de crítica y denostación al sistema de manera consistente.

Para 2018 la propularidad de AMLO era tal, que el 94% de la población ya conocían al candidato. La estrategia en tierra se había realizado con tiempo, se visitó casi todos los rincones del país durante los años que AMLO no estuvo trabajando y manteniendose supuestamente de contribuciones de sus simpatizantes, lo cual ha sido documentado en el libro «El Rey del Cash«. En televisión destaca el uso de comerciales que hacian referencia a «Ya sabes quién», «estaríamos mejor con Ya Sabes Quién», pues las leyes electorales prohiben los actos anticipados de campaña, con dicha alusión evitaron ser sancionados y poner en riesgo la candidatura.

La estrategia digital quedó en manos de Tatiana Clouthier y diferentes consultorías, trabajo del cual destaca un decálogo que se generó para que los simpatizantes pudieran responder con un buen nivel de argumentación las crtíticas hacia su candidato por parte de los oponentes en redes sociales. Ahí apreciamos lo importante que es tener una estrategia bien definida que se pueda materializar y replicar, los detalles de este decálogo están disponibles en «El Andrés Manual de Marketing del 2020«.

Marketing político en Colombia

Dos grande ejemplos del marketing político colombiano se encuentran en la transición de Iván Duque a Gustavo Petro, que representan dos propuestas e ideologías opuestas.

En la elección de 2018 el proceso electoral se caracterizó por numerosos debates televisivos, cuestionamientos sobre el futuro del acuerdo de paz y temores expresados ​​por la ciudadanía sobre el posible estado del país. Una idea que empezó a afianzarse, fue que si los políticos de izquierda llegaban al poder, Colombia podría ternminar como Venezuela.

Los candidatos Iván Duque (Centro Democrático) y Gustavo Petro (Colombia Humana) avanzaron a la segunda vuelta tras ser comparados con otros cuatro candidatos. Puede suponerse que la intencionalidad del voto se divide en torno a bloques de referencia ideológicos que tradicionalmente han sido de derecha o de izquierda, aunque suponemos que nos enfrentamos a un número creciente de categorías de crítica.

El ganador, Iván Duque, lanzó una intensa campaña con el apoyo constante del expresidente Álvaro Uribe. Uno de los elementos más llamativos de esto fue la campaña de tierra que recorrió todos los sectores del país. Este trabajo fue acompañado del uso constante del movimiento aéreo, lo que le permitió difundir su estrategia a más personas que sus oponentes. La campaña de Duque también mostró el poder digital, utilizando las redes sociales de manera efectiva, a pesar de que tenía menos seguidores que Petro en twitter. Este factor probablemente contribuyó significativamente a su candidatura, que obtuvo la mayor cantidad de votos recibidos en una segunda vuelta en la historia de Colombia, más de 10 millones de votos emitidos.

Para la elección de 2022, podemos observar como el candidato Petro, similar a López Obrador en México, no bajó lo brazos y en un acto de persistencia política se volvió a presentar con más fuerza. Esta vez, la lección sobre el uso de las redes sociales había sido aprendida. Petro dejó de lado el formato acartonado y clásico de la izquierda, en el cual los actos de campaña se enfocaban al mítin con discursos largos, a una campaña con un enfoque mucho más digital. La apuesta fue por generar conversaciones con gente normal en formatos cortos de video para que pudieran ser reproducidos en las diferentes redes sociales.

Fotos de marketing político: «Cambio por la vida» de Gustavo Petro, 2022.

Los cinco ejes que materializaron la propuesta de Gustavo Petro en 2022, fueron: 1) Modelo económico: Reforma agraria; 2) fin a la política exctrativista de recursos energéticos y minerales; 3) igualdad de las mujeres; 4) Cambio en la seguridad, desintegración de la fuerza antimotines y del servicio militar obligatorio; 5) Reforma tributaria: aplicación de impuestos a las 4 mil fortunas más grandes en Colombia.

Petro fue electo con 11.2 millones de votos y se convirtió en el primer presidente declaradamente de izquierdas en Colombia. Para diferentes científicos sociales como José Woldenberg, Levitsky y Ziblatt, y Guadalupe Salmorán, es evidente que el populismo en América Latina, ha entrado en una fase de expansión derivada de una posdremocracia, donde las personas suelen ser más receptivas a las propuestas estridentes y desafiantes contra las instituciones. Mientras Petro no atente contra la división de poderes como sí lo ha hecho López Obrador en México, puede escaparse de la nominación como presidente populista.

Marketing político en República Dominicana

En 2020 Luis Abinader, líder de la oposición, se hizo con la Presidencia de República Dominicana a través de una campaña que claramente utilizó una estrategia de marketing político, su consultor en ese caso fue Mauricio de Vengoechea. El Partido de la Liberación Dominicana llevaba 20 de los últimos 24 años ganando la presidencia de dicho país. De Vengoechea aclara que en la primera oportunidad que se presentó Abinader no pudo colaborar en la campaña porque el partido no tenía recursos.

El Partido Revolucionario Moderno, era un partido nuevo, por lo que se optó para que la campaña se basara en el axioma cambio = Abinader. A la vez se presentó a Abinader como un candidato nacionalista, de ahí que los colores de la campaña eran los mismos que la bandera del país.

Fotografías de publicidad y marketing político: Luis Abinader, República Dominicana, 2020.

El Like de Luis Abinader. En una clara lección de marketing en redes sociales, la publicidad generada incluyó el imagotipo que decía Luis, con una «i» modificada, que era una manita haciendo un like. A su vez, el isotipo del Partido Revolucionario Moreno es una mano con un pulgar hacia arriba, es deliverado, por supuesto.

De Vengoechea menciona que su método consistió en avanzar en áreas clave para ganar la elección. Los puntos estratégicos fueron determinar qué quería la ciudadanía, cómo ensombrecer la imagen de los candidatos opositores, liderar con propuestas de resolución de problemas, aumentar los sectores y stakeholders de la sociedad civil, y finalmente, atacar y defender. Otro factor que favoreció a Abinadr fue la división del PLD, la debilidad de la retórica de los candidatos oficialistas y la imposibilidad del gobierno de heredar el papel de liderazgo a su candidato Gonzalo Castillo.

Un detalle por el que destaca la elección de 2020 en República Dominicana, es que se tuvo que llevar a cabo en el contexto del aislamiento obligado por la pandemia de Covid 19, lo cual acentúo la necesidad de dominar las redes sociales. Incluso la elección se psopuso de mayo a julio por esta razón.

Carlos Gutiérrez estuvo a cargo de la implementación de la campaña digital. El marketing en redes sociales se enfocó en crear una comunidad digital orgánica y auténtica alrededor de Luis Abinader y diseñaron una buena estrategia de contenido basada en lo que la encuesta mostró que querían los votantes. La segmentación de diferentes públicos es crucial para dirigir campañas digitales específicas.

Estrategias de marketing político

En prácticamente todos los manuales de marketing político se considera que el acento o la ventaja que brinda el marketing político es su carácter estratégico. Un político o un partido que respalda a un candidato para presentarse en una elección, tiene tres propósitos en mente: 1) ganar, 2) darse a conocer para posicionarse, y 3) dividir los votos en favor de otra opción política. Partiríamos de que esas son las tres grandes estrategias del marketing político.

Ahora tenemos que distinguir la estrategia de las tácticas, también conocidas como tecnicas de marketing politico. El objetivo es la estrategia y responde a la pregunta «qué», mientras que la técnica responde a la pregunta «cómo». Si la estrategia es fija desde que inician los esfuerzos hasta que acaba el proceso, las´tecnicas a partir de las tácticas por su parte sí van a cambiar y deben ser los suficientemente adaptables para que sean efectivas.

A continuación describiré tres tácticas de marketing político, en el Diplomado en Gestión de Marketing Político hemos descubierto al meno 15 tácticas, por lo que te invitamos a inscribirte en su próxima edición. Las tres tácticas de mercadotecnia gubernamental que compartimos aquí son:

  • Ruido y estridencia. Cuando la cara del candidato es relativamente nueva, aplica una regla de marketing: Tiene que entrar con un gran impacto, debe posicionarse como un contrincante fuerte y del cual los demás deberían preocuparse. La primera impresión es clave en este sentido. Un candidato sin historial no va a posicionarse en el conocimiento del electorado si es timorato y gris en sus apariciones, tiene que ir con todo. Debe procurar ser el primero en todo, en levantarse, en declarar, en atacar y en contraatacar (Ries y Trout, 1994; Carville y Begala, 2003). En 2016, Trump no iba a presentarse como candidato para ver cómo los demás pasaban por encima de él. Fue sumamente agresivo e irreverente. El hecho de omitir en ocasiones el script diseñado por sus asesores, lo hacia ver como un personaje genuino y sin ensayos (Stone, 2017: XI).
  • Asegurar lo ya ganado. La imagen de sensatez y de prudencia funciona también para los candidatos que arrancan la carrera presidencial con un margen amplio de ventaja. Como fue el caso de Enrique Peña en la elección presidencial de México en 2012. Prácticamente se ahorraron la campaña negativa y en los debates evadió el ataque en la medida de lo posible. Cuando una figura política ha realizado un trabajo de marketing apoyado en su imagen y en un cargo político anterior de manera óptima, genera expectativas en la gente, que no quiere desilusionarse con su desempeño en campaña. Por eso, en tales circunstancias tiene más valor presentarse como el candidato inteligente, que no cae en provocaciones. En ese sentido, Peña en 2012 no sólo tenía esa figura de conciliación, sino que a la vez, representaba un cambio, pero mesurado; contra la propuesta que asumía López Obrador, que era un cambio radical.
  • Apele al voto útil. En el 2017, ante el referendo sobre la separación de Cataluña de España, el equipo del partido Ciudadanos, realizó un excelente spot publicitario: #GanemosJuntos. El comercial publicado a unos cuantos días de las elecciones catalanas para renovar escaños, tuvo un impacto visual muy evidente. Por cada voto que la gente hacía por sus partidos nacionales favoritos, dispersaba la posibilidad de apoyar a Ciudadanos, que se presentaba como la opción más fuerte para hacer frente a los partidos separatistas. También esta táctica se utilizó por el equipo de campaña de Fox en México en el 2000, con su spotYa somos más:” Todo el comercial muestra una gráfica de barras cilíndricas, se hace énfasis en que la elección “está reñidísima” pero como “ya somos más, los que queremos el cambio,” fracciones de las demás opciones políticas son trasladadas visualmente hacia Fox, para darle la victoria.

Tipos de marketing político: En este sentido sí se puede distinguir diferentes aplicaciones o tipos de marketing político, entre los cuales estarían el marketing aplicado en campañas electorales, el referente a la comunicación de gobierno, y aquél que se enfoca al personal branding del personaje político.

Marketing politico 2.0

El marketing político 2.0 se refiere a la introduccipon de las tecnologías digitales, internet y sobre todo las redes sociales en las estraegias de marketing político y campañas. La diferencia escencial radica en un cambio de perspectiva, con respecto al marketing que se hacía en un principio, donde se producía un candidato o se partía de un partido político y se mostraba frente al público para que éste lo eligiera.

A partir de la irrupción del marketing 2.0 en las comunicaciones y la administración, se descubrió que las personas no siempre estaban agusto con la oferta sugerida, sino que ellos tenían preferencias y demandas específicas. Por lo que las marcas empezaron a introducir nuevas técnicas para generar escucha social y encuestas sobre las preferencias, antes de elaborar los productos.

El marketing político 1.0 se reducía a la presentación programática de los partidos políticos de sus propuestas y sus candidatos en las democracias consolidadas. Similar a lo que ocurrió con la generación de productos industriales, por ejemplo, el Fordismo se caracterizaba en un inicio por asociarse con la frase: «el cliente puede tener el auto que desee, siempre y cuando desee que sea negro» dicha por Henry Ford. Un poco era lo mismo con las ofertas políticas.

Durante los últimos años del siglo XIX e inicios del XX la mercadotecnia pasó de los volantes (flyers) y el canvassing como método para dar a conocer sus productos a la prensa; hasta que en 1921 se populariza la radio como método de comunicación para las masas. Como se ha mencionado para los años 40s la televisión ya era una realidad y había sido adoptada en los hogares norteamericanos.

Pero es a finales de los años noventa, en que el internet empieza su popularización y comienza la era del internet. El marketing 2.0 es conocido durante la década de 2000 al rededor del concepto de web 2.0. Esto implicó que las páginas dejaron de ser meras interpretaciones de lo que era una revista de papel, para poder recibir mensajes y reproducir recursos multimedia, con lo que la gente comenzó a interactuar.

La televisión que había sido el mecanismo rey del marketing, pasó a ser un medio secundario tras el surgimiento de las redes sociales y aplicaciones con formato de chat. La clase política estadounidense fue de las primeras que comenzaron a formar sus perfiles profesionales en redes sociales, pues se evidenció que era un método para brindar el sentimiento de cercanía con su audiencia.

Características del marketing político 2.0: A diferencia del marketing 1.0, el 2.0 se enfoca en la generación de valor, un vínculo entre el ciudadano/votante y la oferta política. Las redes sociales se conviertene en un mecanismo clave en la relación ciudadano/votante y la oferta política.

Si la web 1.0 no hubiera evlucionado, sería considerada sólo una evolución de la prensa escrita y la política seguiría prefieriendo la televisión y la radio como mecanismos de impacto masivo.

El ciudadano 2.0

El cambio fue recíproco. Los medios cambiaron y la relación esperada por parte del ciudadano con la política también cambió. Ahora es el ciudadano quien decide qué ver y a quién escuchar con los dispositivos en su mano. Ellos son quienes controlan sus conexiones y pueden evitar cualquier contacto con la política si así lo desean.

Este nuevo ciudadano también cuenta con los elementos tecnológicos para analizar e investigar lo que le interesa, por tanto ya es arriesgado utilizar la propaganda manipuladora, para tratar de influenciar a la gente. Aunque, evidentemente es una práctica recurrente en las redes sociales, la generación de fake news y tendencias artificales, la información tarde o temprano sale a la luz y hay grandes penas en afectación de imagen pública para los orquestadores.

Una de las conclsuiones más importantes del cambio al marketing político 2.0 radica en que el axioma comunicativo se ve completado. El mecanismo de comunicación de masas anterior, ponía al propietario de los medios y sus clientes ante una audiencia recpetora, actualmente los receptores también tienen voz y pueden cuestionar o fijar sus posiciones, con lo cual aparece el elemento de feedback o retroalimentación.

Estrategias del marketing político 2.0

1. Construir relaciones políticas en las redes sociales

Por lo general los políticos están enfocados a la movilización social y las relaciones públicas con los stakeholders que les interesa, y dejan de lado la tarea de acrecentar sus contactos en redes sociales.

Hemos visto campañas digitales exitosas, que tienen la mano de un buen community manager o de un equipo eficiente de reedes sociales, que una vez ganando se olvidan de sus redes, esto genera enojo por parte de los seguidores. (Camarillo, et al)

Lo cierto es que debe existir una consistencia en el uso de redes sociales por parte de los líderes políticos y de las instituciones, que pueden ser los partidos y las organziaciones de la administración pública cuando ya se está en funciones. Dedicarse a responder preguntas y atender las redes al menos 3 veces por semana parece ser la clave para el político digital.

2. Blogging de contenido social-político y registros de ciudadanos

Algo que me han cuestionado en las clases de Marketing Gubernamental es, si el político en funciones debe conservar su página oficial o sólo utilizar las páginas que da la administración pública o los congresos, dependiendo del encargo público que haya ganado. La respuesta es sencilla, sí debe de conservar su blog como figura pública, si esto no contraviene la legislación del país.

La ventaja de conservar su blog, el cual muy probablemente debe cambiar en su aspecto y contenido, pues hay algunas legislaciones nacionales que impiden que haya publicidad o propaganda, con lo cual se debería retirar ese tipo de contenido y ser un anexo de las actividades del encargo público. La razón, es que la visibilidad del blog personal debe mantener vigente la percepción de la trayectoria personal del político y debe seguir percibiendo registros de usuarios.

Aspecto clave a levantar en los registros de usuario será el código postal, nombre y el método de contacto, con lo cual se puede tener base de datos de cantocatos que pueden ser clave para el político ante la necesidad de comunicarse de nuevo más allá de las redes sociales.

¿Qué contenido debe tener un blog de candidato o funcionario? Como siempre la regla de Pareto es funcional, un 80% de contenido de las actividades propias de su función y un 20% de contenido estratégico que evidencíe su narrativa de marketing, por ejemplo, «un servidor para los adultos mayores», «la Diputada Liliana apoya a las madres solteras», «Emilio genera trabajos», etc. Un blog de contenidos políticos no puede estar basado únicamente en la información del acontencer político, debe tener un componente claro para transmitir el mensaje clave a su target.

3. El CRM político: Gestionar la infromación, peticiones y solicitudes de la audiencia política

De nada sirve que la gente se queje en redes sociales o solicite algo a su representante, si este no da una respuesta. La entrada de información a través de las ventanillas digitales, redes sociales y las ventanillas físicas deben termina en un mismo lugar, el sistema de Citizen Relationship Management, que proviene de su versión original, el Customer Relationship Management.

El sistema de CRM se ocupa más en las labores gubernamentales, pero también puede ser utilizado en la web personal del personaje político. Lo importante es saber para qué sirve:

  • Recopilar información
  • Monitorear actividades y tendencias
  • Análisis
  • Filtrado
  • Clasificación e indexación
  • Recuperación de audiencias
  • Interpretación

Los CRM facilitan el cumplimiento de los objetivos de un plan de marketing. Hay que recordar que la primera misión es llegar a ganar la elección, por lo tanto el uso de los datos de las personas queentran en contacto con la campaña es crucial para activarlos el día de la elección. Las personas van a percibir mucho más valor cuando sus peticiones, propuestas y diálogos son atendidos.

Marketing político y campañas electorales

Accede a nuestra página sobre marketing político, campañas medios y estrategias electorales. Encontrarás recursos como la aplicación de marketing para campaña política, frases para marketing político, imagen del candidato y los elementos de formación de marketing para políticos.

spot politico y jingles de campaña

Spot político y jingle de campaña

imagen del candidato, fotografia politica profesional, fotos para elecciones, fotos de candidatos, fotos de elecciones

Imagen política

plan de marketing político

Frases para marketing político

Marketing político online

Al hablar del marketing político digital, lo primero que debemos considerar es que los votantes digitales están redefiniendo el espectro de los medios, son fragmentados, emotivos, impacientes, serviciales, exigentes y volubles, su capacidad de atención es corta y no se comprometen. Bien ha dicho Manuel Pacheco, un like no es un voto.

Al hablar de la campaña política digital, tenemos que asumir que los nichos objetivo ya no se agrupan por geografía, ingresos, empleo o educación; sino por orientación, autopercepción, modelos aspiracionales, comunidad e incluso factores metafóricos, ideales, subjetivos o incluso imaginados. Se clasifican a sí mismos como izquierdistas, ecologistas, libertarios, emprendedores, etiquetándose a sí mismos como incongruentes, contradictorios, injustificados, solo para llenar el vacío de «háblame de ti».

Si antes las ideologías, las visiones, los modelos de gobierno, los programas, las políticas públicas y la racionalidad estaban en el centro del debate político, hoy ya no lo están, en el centro están los enfrentamientos, las luchas de largo plazo por cuestiones de corto plazo, las discusiones viscerales.

Marketing político en redes sociales: Las plataformas y apps nos brindan espacios privilegiados para brindar experiencias interactivas e información integral en tiempo real, blogs, publicaciones, videos, resúmenes biográficos, fotos, “logros y consejos” a través de apps de realidad aumentada, videos como extensiones de la vida política cotidiana. importa si el juego resuelve problemas sociales o no.

Estrategias de marketing político en redes sociales: Hoy en día, existen nuevos jugadores en el terreno del marketing político digital, entre ellos el community manager político, los influencers, los bots, los imitadores y el marketing subliminal. Controlando dichos actores digitales podemos usar las redes sociales y blogs como canales alternativos para conectarnos y comunicarnos, para alcanzar y capturar audiencias al infundir drama, patriotismo, comedia, indignación, ira, tristeza, acusación. y sensacional.

Un libro de verdad valioso para entender las estrategias de marketing político digital y diferenciarlas con precisión de los que implica la propaganda manipulativa, es el trabajo de Ryan Holiday, Trust me I’m Lying, del cual ya hay una versión en español. En dicho texto, Holiday explica cómo las empresas de relaciones públicas y los blogs digitales se vuelven expertas en la propagación de ideas consumistas, de moda y hasta fake news, que terminan siendo replicadas por medios serios de comunicación.

En números, el sufragio es un juego de ganancias, una apuesta a corto plazo. Hacer propaganda política es recurrir al engaño, la manipulación y el control digital, con votantes consumiendo historias, historias y mundos de valor de ídolos, pulgares arriba y seguidores.

marketing politico digital
El marketing político aplicado en las redes sociales

Marketing politico Facebook

La mercadotecnia política realizada en Facebook, depende totalmentede la segmentación demográfica. El contenido tiene que ser preparado de forma estratégica, de esta forma se está considerando a qué segmentos del público se llegará en varias dimensiones incluyendo edad, género, ubicación, intereses, etc. Para esta importante tarea, podemos ayudarnos de las campañas publicitarias de Facebook, a través de las cuales podemos enfocar nuestra información de manera más efectiva.

Una vez que señalamos que cada población necesita información específica, podemos detenernos y pensar qué podemos brindar y qué información tendrá. En una campaña electoral podemos lidiar con diferentes tipos de mensajes: promocionar un candidato, promocionar un partido político, promocionar una propuesta, mostrar qué tan cerca está un candidato de los votantes, llamar a votar y siempre brindar una buena perspectiva. candidato, demostrando que es un modelo a seguir para la sociedad. Para ello, tenemos que apoyarnos en diferentes recursos como fotos, vídeos, retransmisiones en directo, infografías, etc.

Cualquier cosa que podamos usar en Facebook, necesita tener un propósito concreto: generar interacciones, reacciones, leads. Por ejemplo, a través del video se puede mostrar quién es el candidato, su profesión, su imagen y poder posicionarlo en el público. Estas recomendaciones se pueden presentar como infografías que muestran cómo contribuyen a la comunidad. Asimismo, la estrecha relación que mantiene con la gente puede verse reflejada en transmisiones en vivo en las que la gente apoya la candidatura que promovemos a través de comunicaciones digitales.

Marketing politico Instagram

¿Instagram y marketing político? Se trata de una red social que privilegia la imagen, en un inicio estaba enfocada a los creadores de contenido fotográfico y artístas visuales. Actualmente es una de las redes de mayor penetración en las audiencias de jóvenes y privilegia el posicionamiento del estilo de vida de las diferentes subculturas.

Instagram se ha vuelto importante para cualquier campaña de marketing político porque es una plataforma que puede transmitir aspectos sensoriales, de lo que está sucediendo en la vida idealizada de los personajes. Si se trata de una campaña de candidato político, se debe tener especial atención a la fotografía profesional, porque es lo que más transmite esta red.

No podemos de cir que Instagram sea una red común de comunicación política, porque realmente se trata de un medio que se enfoca en los contenidos de moda y estéticos. Es una red social que suelen aprovechar las marcas de cierto estatus socioeconómico porque venden ideales, lo que a la gente le gustaría ser, no lo que realmente es.

La política en Instagram tiene que mostrar los aspectos ideales, los valores del deber ser, las posturas y muestras de valentía, gallardía, justicia, asistencia, comprensión y todo lo que albergue una noción positiva de la política. Sin duda, es una red de encuentro entre electores y políticos, organizaciones y ciudadanos. Es una red social que transmite experiencias.

Marketing político Whatsapp

Por lo general, una estrategia de marketing político por WhatsApp incluye estas acciones: comunicarse con el público y enviar contenido con un toque personal, que le da más valor que el mensaje recibido por otras redes sociales impersonales.

Esta aplicación móvil no fue diseñada originalmente para desarrollar una estrategia de marketing político; sin embargo, su gran éxito con pequeñas, medianas y grandes empresas ha llevado a la compañía a lanzar una versión más comercial: WhatsApp Business. Esta aplicación profesional facilita el compromiso con las audiencias, ofreciendo mayor organización y una herramienta de respuestas rápidas a los mensajes de la audiencia.

WhatsApp Business permite editar tu perfil a un nivel más avanzado y definir las principales características de la campaña como: nombre, partido, ideología y descripción, dirección, horario de atención en la casa de campaña, sitio web, correo electrónico, etc.
Esta versión le permite crear respuestas automáticas para responder a los posibles votantes sin tener que responder cada uno de los mensajes.

Los mensajes automatizados de whatsapp business, pueden incluir: mensaje de bienvenida, mensaje de aviso de ausencia, respuestas rápidas incluyendo un mensaje de despedida.

La mayor ventaja de implementar whastapp en la campaña de marketing político, es que los usuarios confían en la aplicación y en el contenido publicitario que reciben a través de ella, especialmente si guardan el remitente en su lista de contactos. Por este motivo, las actividades en WhatsApp en muchos casos sólo están dirigidas a usuarios conectados a la campaña o al partido, con el fin de aumentar la eficiencia.

Finalmente, cuando se trabaja por células, resulta crucial para movilizar a los miembros de la campaña durante los eventos proselitistas y el día crucial de la elección.

Marketing político y gobierno

En esta web hay una sección específica para marketing político e imagen de gobierno en funciones, que hemos denominado Marketing Gubernamental, el cual implica disciplinas y tendencias administrativas como la nueva gestión pública y la gobernanza.

libros de comunicacion social,

Libros de comunicación social

concepto de gobierno digital, qué es gobierno digital

Gobierno digital

definición gobernanza, qué es gobernanza

Gobernanza

definición políticas públicas, ejemplos de políticas públicas, qué es políticas públicas, concepto de políticas públicas,

Políticas públicas

comunicación social definición, comunicación social ejemplos, concepto comunicación social, plan de comunicacion social

Comunicación social

maestria comunicación politica, curso marketing politico, curso de campañas electorales

Diplomado en Gestión de Marketing Político

Imagen de gobierno, marca gobierno, gobierno y prestigio, comunicacion municipal

Marketing gubernamental

Agencia de marketing político

En nuestra empresa encontrará las estratregias necesarias para campañas de posicionamiento político en redes sociales, así como consultoría para la creación de una marca gobierno que deje huella

Consultoría política, agencia de relaciones públicas, consultoría desarrollo organizacional

Consultoría política y marketing gubernamental

 
 
 
 
 

Summary
¿Qué es el marketing político? Definición, ejemplos y estrategias
Article Name
¿Qué es el marketing político? Definición, ejemplos y estrategias
Description
Mercadotecnia política es el proceso por el cual el sujeto político crea valor para los ciudadanos y establece relaciones sólidas para obtener a cambio el voto de ellos. Marketing político ejemplos, desde las campañas electorales en tierra hasta el marketing político 2.0; redes sociales para el candidato, publicidad y propaganda política.
Author
Publisher Name
dlpoder
Publisher Logo
Al navegar en este sitio aceptas las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia   
Privacidad