suscribirse

Tren Maya: Otra ocurrencia más destinada al fracaso

Realidades con Carlos Aguila Franco 🖋️

Nuevamente el tema del Tren Maya, que bien puede titularse “Crónica de una Ocurrencia destinada al Fracaso”, vuelve a ser centro de atención y preocupación. Aunque solamente para López, siga siendo uno de sus tres Proyectos Prioritarios y a pesar de que se le ha insistido por diversos sectores del país, que los suspenda por el gasto y despilfarro millonario, su terca obsesión por sus Ocurrencias lo ciega para aceptarlo.

En ese tenor, el diario El Universal publicó el 28 de junio del 2021, valiosa información que muestra y demuestra lo que en este espacio hemos venido señalando, que el Tren Maya está destinado al fracaso. Importante estimados lectores, que puedan leer toda esa información, porque en este espacio solamente mencionaremos parte de ella.

impuestos a turistas para el tren maya

gobierno financiara el tren maya

LA OCURRENCIA DEL TREN MAYA

“Fonatur eliminó críticas al Tren Maya en el informe que aprobó Hacienda”. Los promotores del Tren Maya ocultaron información crítica con el proyecto para solicitar presupuesto para financiarlo. Fonatur eliminó páginas del Análisis Costo Beneficio que debe presentarse ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que aconsejaban no construir el tramo 7 por sus dificultades técnicas, sociales y ambientales. De los siete tramos en los que está dividido el Tren Maya, este, el Selva 2, es el que más preocupa a ecologistas y científicos. Siendo el más largo de la ruta, con 287 kilómetros, irá de Bacalar a Escárcega y atravesará la selva de Calakmul y su Reserva de la Biosfera.

“La sombra del NAIM persigue al Tren Maya”. Las empresas consultadas por Fonatur para construir y financiar el Tren Maya tienen miedo de que se repita el caso del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y este megaproyecto sea cancelado por motivos políticos. Dicho riesgo no fue considerado por los promotores al no ser “cuantificable”. En junio de 2019, Fonatur, PWC, el bufete Woodhouse Lorente Ludlow y los técnicos de Mextypsa invitaron a 79 empresas constructoras, de equipamiento y financiadoras, a la presentación del Tren Maya. De estas acudieron 56, de las que 37 decidieron asistir a las sesiones informativas y entrevistas. El proceso se completó con 10 entrevistas posteriores con otras 10 posibles financiadoras.

Dos documentos resumen este sondeo de mercado, en el que se identifican seis riesgos principales: Riesgo geológico, “ya que los participantes consideran que los tiempos previstos de la ingeniería básica y la elaboración de propuestas no es suficiente para realizar sondeos exhaustivos del terreno”; riesgo de liberación de derechos de vía, que sería “la principal razón de un sobre plazo” y al que dan “una probabilidad de ocurrencia del 100%”; el riesgo de interfase, es decir, que al ser diferentes contratistas las obras no sean compatibles y se generen retrasos y sobrecostos; permisos ambientales; conflictos sociales; y el riesgo de terminación anticipada.

“Un Tren Maya para los ‘fifis’”- En su Año Base, el Tren Maya solamente atraería a un 17% de todos los pasajeros y un 6% de la carga que se mueve en autotransporte de la región. De acuerdo a un informe de agosto de 2019 elaborado por Steer Davies Gleave, de los 436 mil pasajeros que se considera demanda potencial, este estudio estima que solo se capturarían 74 mil, de los que solo 14 mil serían locales y de las 38.9 millones de toneladas de carga totales, solo migraría al Tren Maya un 6%.

De la demanda potencial de 200 mil personas locales que podrían usar el Tren Maya a diario, solo un 7%, 14 mil, cambiaría a este medio de transporte. Estas estimaciones no fueron incluidas en el Análisis Costo Beneficio, aunque se señaló que en su primer año de operación la meta es llegar a 66 mil pasajeros al día, una cifra incluso menor, y que buscan triplicar en diez años hasta llegar a los 172 mil.

“Diez riesgos severos amenazan la construcción del Tren Maya”. El Tren Maya tiene diez riesgos en su construcción y operación con más de 60% de probabilidades de ocurrir y que tendrían un impacto severo en forma de sobrecostos o retrasos. Los retrasos van de uno a diez meses y los sobrecostos podrían llegar al 20% del proyecto.

Estos más que probables problemas son: falta de coordinación en la gerencia, retrasos en la obtención de los permisos y aprobaciones sociales, retrasos en los permisos ambientales, no poder liberar el derecho de vía, ofertas temerarias de las empresas en las licitaciones, estimaciones incorrectas en los tiempos de licitación y contratación, gestión deficiente de los contratos públicos, riesgos de interfase, riesgos geológicos y estimaciones erróneas de demanda.

 

“Indispensable para entender las verdaderas razones del triunfo y fidelización alrededor del presidente actual de México; obligada lectura para la oposición.” Sergio Dávila

Esta matriz de riesgos para cada uno de los siete tramos fue realizada por PWC junto con el bufete Woodhouse Lorente Ludlow, los técnicos de Mextypsa, Fonatur, la consultora Inerco y ProIntec de Grupo Indra. En un taller celebrado el 16 de octubre de 2019.

“Los papeles secretos del Tren Maya: Fonatur ocultó información crítica con el mega proyecto estrella de AMLO”. Los promotores del Tren Maya ocultaron información crítica relacionada con su trazado, la posible demanda y los riesgos constructivos para acelerar las obras y licitaciones del legado faraónico que Andrés Manuel López Obrador quiere dejar como presidente de México. Los informes de actividades y diversos documentos y borradores entregados que a lo largo del año 2019 realizó la consultora PriceWaterhouseCoopers (PWC), a la que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) pagó 32 millones de pesos por la Asesoría Económico Financiera, revelan que se escondieron datos y censuraron secciones en el Análisis Costo Beneficio que debe presentarse ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para dar luz verde a un proyecto.

¡Los imposibles plazos políticos del Tren Maya” Fonatur ha dado 28 meses de plazo para completar las obras de los tramos 1, 2 y 3 del Tren Maya, pero el 64% de las empresas consultadas dijeron necesitar 36 meses o más para completar un tramo. Eso siempre que todo saliera bien y no hubiera ninguna situación relacionada con problemas sociales, medioambientales o arqueológicos. Mientras, desde la Administración, presionan a las empresas constructoras para que avancen en las obras y poder dejar el Tren Maya inaugurado y funcionando cuando AMLO finalice su mandato en 2024”.

COLOFÓN

“Fonatur responde que todo es legal”. Los promotores del Tren Maya no explican por qué decidieron eliminar las informaciones críticas. Preguntada al respecto de la ocultación de informaciones críticas, Fonatur responde que “la elaboración de los Análisis de Costo Beneficio para el Tren Maya se hizo de conformidad con los Lineamientos establecidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”.

Sobre las páginas críticas con el Tramo 7 eliminadas, los promotores del Tren Maya responden que “la sección de ‘Análisis de Alternativas de Solución’ se realiza para solventar una problemática o atender una necesidad, donde se comparan diversos atributos incluyendo un análisis económico”, asegurando que “la estructura correcta del análisis es utilizar como base la alternativa de trazo correspondiente al estudio de demanda”. Dicha información no es pública ni explican por qué se decidió eliminarlas. 

Al respecto de la baja captación al Tren Maya de trabajadores y estudiantes locales, contestan que “se incluye en la demanda de pasajeros una curva de aprendizaje de manera que en el primer año solo se captura el 50% de la población que migraría, y hasta 2027 se considera que se capture el 100% de la población que migraría al nuevo modo de transporte”. 

Según Fonatur, las empresas “que resultaron adjudicadas presentaron programas de obra con un compromiso de terminación en 28 meses después de analizar a detalle la viabilidad de su desarrollo con un plan específico de frentes de trabajo” y “los trabajos están siendo realizados bajo estándares de calidad internacionales para garantizar la calidad y seguridad de estos”. Pero la mayoría de las empresas consultadas por ellos solicitaron un mínimo de 36 meses para cada tramo. 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público contesta a una serie de preguntas similares con una redacción idéntica. Dicen que entre marzo y diciembre de 2019 se mantuvieron reuniones periódicas entre ellos y Fonatur, aunque argumentan que no es su competencia “conocer avances en versiones preliminares, así como la información adicional que esté sujeta a revisión y validación previa”.

Patética la situación de una de las tres más grandes ocurrencias de López estimados lectores, el Trenecito Maya, que, aunque brevemente como se ha expuesto por falta de espacio, lo investigado y difundido por El Universal, nos confirma lo que desde que se anunció el proyecto, se empezó a comentar, que sería un FRACASO y un millonario DESPILFARRO. Pero, solamente para López es uno de sus Proyectos Prioritarios. 

Finalmente, no es su dinero el que despilfarrará, sino el quienes cumpliendo con sus obligaciones pagan sus impuestos, y no el pueblo sabio que afirma López, que en su mayoría no pagan un centavo de impuestos.

Esto, no hay que olvidarlo cuando venga el referéndum, para votar si López continúa en su cargo, o se va. Usted que piensa estimado lector.


Carlos Aguila Franco

@CarlosAguilaFra


Periodista y analista político desde 1984, egresado de la UNAM. Experto en comunicación social y campañas políticas. Ha colaborado con medios y diarios como el Diario de los Ángeles (EEUU), ABC Radio, Ruiz-Healy Times, entre otros. Funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Conasupo, Segob, PGJDF, DDF, Gobierno del Estado de Sonora, Municipio de Tlalnepantla. Exsecretario técnico de la Comisión de Asuntos Electorales en la LVII Legislatura del Estado de México (2009 a 2012). Autor de los libros: “La realidad de los partidos políticos” (1995), “La ciudad que entró en caos” (1998), “La ciudad de México en caos y desesperanza ¿Un mentiroso a la presidencia?” (2006), “Diez años de caos y corrupción en la CDMX (2008).”


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.