suscribirse

Senado aprueba militarización de la Guardia Nacional y pasa al Pleno

Durante la sesión de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos de la Cámara Alta del Congreso de México, senadores avalaron el proyecto para ampliar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028.

El dictamen fue aprobado con 18 votos a favor, 10 en contra y una abstención, y fue remitido al Pleno para su análisis y discusión.

La minuta significaría sumar 4 años a lo aprobado en 2019, cuando se creó la Guardia Nacional y estableció la presencia de las Fuerzas Armadas en responsabilidades civiles hasta 2024.

Está propuesta legislativa, impulsada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ya recibió la aprobación de una mayoría absoluta entre los 500 legisladores de la Cámara de Diputados.

De aprobarse, por la mitad más uno del pleno legislativo de los senadores, los cambios al artículo quinto transitorio constitucional serán enviados al Gobierno federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación y su posterior entrada en vigor.

Diferentes organizaciones nacionales e internacionales han mostrado su preocupación por la decisión del Gobierno Federal de ceder el control de la Guardia Nacional a las Fuerzas Armadas, lo que supone de facto su militarización.

“Entregar a las Fuerzas Armadas el control total de las tareas de seguridad pública mientras se limita la capacidad de autoridades civiles de fiscalizar el actuar de los soldados desplegados en las calles amenaza con agudizar el desastre de derechos humanos que atraviesa México”, señaló Tamara Taraciuk, subdirectora para las Américas de Human Rights Watch (HRW).

La organización también alertó que AMLO tendría amplias facultades para desplegar militares en tareas de seguridad pública, lo que contraviene jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Por otro lado, la Alta Comisionada interina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Nada Al-Nashif, calificó como un “retroceso en seguridad pública” que la Guarda Nacional sea controlada por el secretario de la Defensa.

Sin embargo, López Obrador también ha planteado realizar consultas a la ciudadanía para que decidan si quieren mantener a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, así como evaluar a la Guardia Nacional cuando pase a control militar.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.