suscribirse

Lo que dejó la pandemia y el populismo oportunista

Columna de Miguel Sosa 🖋️

El Covid-19 sirvió para que gobiernos populistas de izquierda o derecha fanfarronearan con retóricas de “aquí no pasa nada”, aunque la realidad haya dejado cifras inconmensurables de aquellos que perecieron a causa de las negligencias gubernamentales tanto en México como en el mundo.

La pandemia de coronavirus dejó a su paso destrucción a todos niveles sin importar clase, credo o condición, y en contraste, una feroz lucha de las y los profesionistas de la salud por rescatar a los más que pudieron.

El Covid acabó con ahorros, empleos, profesiones y muchos negocios de emprendedores. La enfermedad trastocó la salud, pero también la economía, moral y equilibrio social de las naciones. Hay un antes y un después del Covid-19, si no lo creen: échenle un ojo a la inflación y los problemas económicos en el mundo.

A la par, acá en México las familias han combatido al virus con la férrea fuerza de voluntad de una raza acostumbrada a salir adelante. Sin amainar ni dejarse vencer, mujeres y hombres se han esmerado por sobrevivir, con el cubrebocas bien puesto a pesar de que en Palacio Nacional se rehusaron a usarlo.

México salió avante de aquella fatídica primera ola de la enfermedad, no sin bajas lamentables y con el corazón de una nación hecho añicos, pero continuamos en la batalla y ola tras ola el pueblo ha demostrado tesón y valentía. Aquí nadie se achica, es un mantra de sangre: si caemos es solo para volver a levantarnos.

De venta en Amazon | Así logró que sus seguidores lo defendieran a capa y espada: 10 claves.

La gran ausencia durante la pandemia estuvo marcada por la falta de estrategia gubernamental para hacer frente a la emergencia, principalmente en lo relacionado a la capacidad hospitalaria y los múltiples problemas con el suministro de medicamentos, que continúan hasta la fecha y están asociados a fallas administrativas de la autodenominada cuatroté.

En la lucha contra el Covid, los mexicanos hemos salido adelante muy a pesar del gobierno. Las autoridades federales le fallaron a la población a la que tienen como mandato proteger y ese es un tema por el que tarde o temprano tendrán que rendir cuentas.

¿Cuántas cosas se pudieron hacer mejor?, ¿qué fue aquello que la demagogia populista nos arrebató? Nos quitaron, por ejemplo, la posibilidad de contar con vacunas de manera anticipada, al prohibir que particulares pudieran importar los fármacos. ¿Y eso para qué sirvió? Para dejar vulnerable a mucha gente que lamentablemente falleció y darle al gobierno todo el poder político sobre la agenda de vacunación nacional.

Perdimos también la posibilidad de tener ventiladores hospitalarios hechos en México, porque no sé si usted se acuerde, pero el CONACYT (guinda) nos prometió esa tecnología desde hace años y nomás no hemos visto nada. Eso sí, la purga de científicos “neoliberales” es prioridad en la ciencia gubernamental.

Dedicada a las víctimas, a más de dos años de una heroica batalla.


Miguel Ángel Sosa

Twitter: @Mik3_Sosa


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.