suscribirse

1896 Vistas

¿Vives de tus rentas? El SAT va por ti ¿Cuánto debes pagar?

No podrás sacar a tus inqulinos morosos si no te pones al corriente con el SAT

El truco del gobierno para obligar a que los caseros, o quienes alquilen inmuebles emitan sus facturas, es que ante cualquier disputa judicial, por ejemplo un desalojo ante un inquilino moroso, se tienen que presentar las facturas por los periodos arrendados.

La necesidad del gobierno por recaudar dinero para sus programas sociales y la manutención administrativa, ha orillado a que el SAT ponga especial atención a las personas que rentan inmuebles.

Por tanto, si quieren estar al corriente con la hacienda, tienenque emitir sus Comprobantes Fiscales Digitales (CFDIs) por los ingresos de las rentas.

Así, si se presenta un juicio ante un inquilino moroso, el juez va a solicitar que se presenten los CDFI para amparar los ingresos. En caso de no tenerlos, el arrendador debe ponerse al corriente con el SAT. Esto, veladamente, va en contra del propietario del inmueble, pues deberá presentar los comprobantes para reclamar su propiedad.

¿Por qué las personas que rentan no quieren emitir facturas? Porque el Impuesto Sobre la Renta siempre ha sido muy elevado. Hasta el 2018, en el caso de llevar un pago de impuesto sencillos “por rentas ciegas”, el SAT cobraba el 35% de impuestos; y podía variar dependiendo del precio del alquiler (más abajo se explica).

Estas modificaciones fiscales se establecieron en los recientes ajustes a la Ley de Impuesto Sobre la Renta (ISR) y la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para el 2020.

Anteriormente, para iniciar un juicio civil por rentas vencidas, sólo era necesario demostrar con un contrato que demostrara que el inquilino no había pagado la renta.

Para empezar a emitir facturas, el propietario del inmueble (s) debe de obetener su RFS y darse de alta en el régimen de arrendamiento. Con ello, podrá habilitar los sellos digitales y por cada pago de arrendamiento deberá de emitir un CFDI o factura y si corresponde, trasladar el IVA al arrendatario y cobrarlo.

Otra cosa que no puede olvidar, es presentar sus declaraciones anuales, mediante las declaraciones de pagos provisionales ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT). Por lo lo anterior se vuelve casi indispensable emplear un contador.

En el diario Reforma, el contador Roberto Colín, ejemplificó que por una renta superior a 4,200 pesos se deberá pagar 10% de ISR y por una mayor a 10,200, el 21%. El porcentaje máximo de ISR se aplica para rentas superiores a 150,000 pesos.

Sin embargo, de acuerdo con algunos especialistas, también existe un beneficio fiscal que ofrece el gobierno y se le conoce como deducción ciega. En este caso el contribuyente tiene la opción de deducir hasta el 35% del valor del ingreso que tenga por arrendamiento. Es decir, si la renta es de 10,000 pesos, el 35% (3,500 pesos) se vuelven deducibles.

@dlpoder

Summary
Review Date
Reviewed Item
¿Vives de tus rentas? El SAT va por ti ¿Cuánto debes pagar?
Author Rating
51star1star1star1star1star

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.