suscribirse

Venganza ante el desprecio: Presidencia, el SAT y el Poder Judicial

Realidades con Carlos Aguila Franco 🖋️

“A los amigos justicia y gracia; a los enemigos, la ley a secas”

Haciendo historia, sigue López y su 4-T en su cada día peor administración. Hoy tocaremos uno de esos temas que no se les da muchos reflectores, pero que muestran y demuestran realmente cómo se maneja y es YSQ.

En su objetivo de ir controlando a los tres Poderes de la Nación, López ha metido a chaleco a sus incondicionales para que cumplan sus órdenes y así llevar a cabo sus Ocurrencias, Caprichos e Imposiciones. Pero, cuando esto no sucede como él manda, cuando alguien en la Granja Pejiana, se le rebela, se hace presente la Venganza.

Disponible en Amazon

LA VENGANZA

El pasado 5 de julio del 2021, nos enteramos que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) realiza una pesquisa, bueno ese es el término, pero más claro, investigarán a Gabriel Cavazos, quien es esposo de la exjefa del SAT y actual Ministra Margarita Ríos-Farjat, lo cual ha llamado mucho la atención, por considerarse a la Ministra, una persona incondicional de YSQ, inclusive por eso la hizo Ministra, para tener más votos a su favor en este Poder.

Y bien, esa pesquisa ya se encuentra en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Consejo de la Judicatura, donde existe un expediente en el que el tema rebasó el ámbito del conflicto de interés. El caso es, que cuando Margarita Ríos-Farjat se desempeñaba como jefa del SAT, dio la casualidad de que su esposo, Gabriel Cavazos, lo contrataron como representante en el extranjero, de Fomento Económico Mexicano, (FEMSA).

También podría ser casualidad que FEMSA es un conglomerado de empresas en Monterrey, Nuevo León, en el que José Antonio Fernández Carvajal, posiblemente el empresario que más ha cuestionado a López, es el Presidente.

El desglose de este tema es que FEMSA contrató por medió de unos excelentes honorarios, al despacho Monarch Global Strategies en el que Gabriel Cavazos se desempeña como asesor sénior.

De esta relación laboral, Raquel Buenrostro, actual jefa del SAT, sospecha que FEMSA en los primeros años de la presente administración “compró” la inacción de Ríos-Farjat como responsable de cobrarle impuestos. Y al salir Rios-Farjat del SAT FEMSA tuvo que pagar 8 mil 790 millones de pesos, siendo Buenrostro quien se encargó de ello.

Y sumado a este tema del esposo a Rios-Farjat, podría ser el pretexto de la investigación que ya fue aceptado por el Consejo de la Judicatura, porque Ríos-Farjat, tiene un fuerte enfrentamiento con Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia, por no aceptarle la llamada para escuchar la petición de votar la extensión de su presidencia dos años más. Y más aún porque votará en contra.

EL DESPRECIO

Lo anterior puede entenderse más, con lo publicado en su columna del 15 de julio del 2021 por Carlos Loret de Mola en El Universal, “La ministra que despechó al presidente”: En la recta final de mayo pasado, el presidente López Obrador recibió en privado un revés que no esperaba. Había invitado a desayunar a Palacio Nacional el 20 de mayo a los cuatro ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que considera cercanos: Arturo Zaldívar, Yasmín Esquivel, Juan Luis González Alcántara Carrancá y Margarita Ríos-Farjat. El primero, a quien López Obrador impulsó para llegar a ser presidente de la Corte. Los otros tres, los directamente nominados por él.

A la cita, sin embargo, sólo llegaron tres. Margarita Ríos Farjat se disculpó inicialmente diciendo que estaba encerrada en su natal Nuevo León, por la pandemia, pero luego mandó en su lugar algo que el presidente López Obrador no imaginó, no quiso, no esperaba. A través de un correo confiable, la que fue titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT) al arranque del sexenio le hizo llegar al presidente AMLO una carta privada en la que dejó claro que no podía seguir contando con ella como colaboradora, que ya no era su jefe, que como ministra de la Corte era independiente, autónoma, y que, como tal, consideraba que ir a un desayuno de “grupito cercano” a Palacio, era una señal política equivocada. Y que, además, estaba en contra de la extensión de mandato del ministro Zaldívar y también de que el consejero jurídico, Julio Scherer, fuera el interlocutor con el Poder Judicial. En síntesis, Margarita Ríos Farjat se le volteó al presidente”

Después de leer lo que señala Loret de Mola, y acorde a la fecha en que la Ministra despreció el desayuno con YSQ, dejándole muy clara su posición, sumándole el tema de tampoco apoyar la ampliación del periodo del Presidente de la Suprema Corte de Justicia, es muy claro lo que se le viene encima, el temible SAT, comprobándose que “donde manda capitán, no gobierna marinero”. 

Porque si lo que se sospecha se comprueba, surgen las dudas ¿si no estaban al tanto de ello, o porque no se actuó en su contra de inmediato cuando se le obligó a Femsa a pagar lo que debía? Y una más: ¿Si la Ministra apoyara la ampliación de Zaldívar y siguiera siendo incondicional de YSQ, investigarían a su esposo?

¿Usted que piensa estimado lector?

Carlos Aguila Franco

@CarlosAguilaFra


Periodista y analista político desde 1984, egresado de la UNAM. Experto en comunicación social y campañas políticas. Ha colaborado con medios y diarios como el Diario de los Ángeles (EEUU), ABC Radio, Ruiz-Healy Times, entre otros. Funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Conasupo, Segob, PGJDF, DDF, Gobierno del Estado de Sonora, Municipio de Tlalnepantla. Exsecretario técnico de la Comisión de Asuntos Electorales en la LVII Legislatura del Estado de México (2009 a 2012). Autor de los libros: “La realidad de los partidos políticos” (1995), “La ciudad que entró en caos” (1998), “La ciudad de México en caos y desesperanza ¿Un mentiroso a la presidencia?” (2006), “Diez años de caos y corrupción en la CDMX (2008).”


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.