suscribirse

Vaya cuesta de enero: La salida de Citibanamex y la salida de capitales

Decisiones con Gus Pérez 🖋️

Citibanamex, es hasta el inicio del 2022 el tercer banco más grande en México. La noticia de la salida de Citi, banco estadounidense, del territorio nacional se concretó el pasado 11 de enero.

La noticia que en primicia se dio a través de su portal oficial, señaló que Citi dejaba sus operaciones de banca de consumo, pequeñas empresas y medianas empresas en México. La justificación que dan a detalle, es que al banco no le interesa el financiamiento de pequeños clientes, sino que se enfocarán a la inversión en clientes de altos recursos y proyecto.

Su intención entonces, es salir de las operaciones bancarias en México, a pesar de que la marca Banamex lleva prácticamente un siglo con presencia en el país. La estrategia de aligeramiento del banco reveló que su intención es vender sucursales, Afore, aseguradora, negocio de tarjetas de débito y crédito.

De inmediato comenzaron las especulaciones por saber quién será el valiente que compre Banamex, para seguir atendiendo su abultada cartera de clientes. Por un lado se ha señalado que Grupo Salinas estaría interesado, incluso los comentócratas alineados con el gobierno han barajeado la posibilidad de que sea el Banco del Bienestar, quien podría aprovecharse de esta posibilidad. Sin embargo, aún no hay nada concreto.

Banamex no está en quiebra, ni mucho menos. Por eso, es muy poco probable que se concluya una venta rápida. Se trata de una posición estratégica que Citi considera no prioritaria en su perspectiva global de negocio, por tanto no está rematando Banamex.

Sí es un foco rojo para la trayectoria empresarial del país, no por su volumen y posición estratégica con respecto a EEUU; sin embargo, lo que no revela el comunicado, ni habrá declaración oficial alguna, es que existe una desconfianza real sobre la conducción macroeconómica actual.

De venta en Amazon | Así logró que sus seguidores lo defendieran a capa y espada: 10 claves.

Esta sensación ya se viene percibiendo más claramente, pues en los primeros días de este 2022, los bonos del gobierno han presenciado una salida considerable de inversionistas. En otras palabras, los inversores están calculando que el gobierno no está haciendo las cosas de manera sensata ni planificada.

Muestra de esto, fue la declaración del Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, al señalar este 12 de enero que desconocía que la obra del Tren Maya aumentó en 1,000 millones su costo. Y se agudiza tras el nuevo nombramiento del FONATUR, que estará en manos de Javier May, quien no tiene credenciales ni estudios, sobre el manejo de proyectos en esta, ni en ninguna otra materia, pero cuyo mérito es ser amigo del Presidente AMLO. Estas son señales que al inversionista promedio le generan desconfianza.

Al cierre del 2021, México registró una salida histórica de capitales por parte de inversionistas extranjeros. Salieron 257 mil 601 millones de pesos. Ya en el 2020, también se habían perdido 257 mil 239 millones de pesos por la desconfianza ya cuajada sobre las decisiones del actual gobierno federal y la pandemia por covid19.

Esta pérdida no se había presenciado desde 1991. El cáncer que prevén los inversionistas está enfocado en el manejo de la deuda gubernamental, es decir, no hay certeza sobre la capacidad de pago de los bonos y los Cetes emitidos por el actual gobierno.

Regresando al tema de Citibanamex; habrá que esperar a que los posibles comparadores muestren sus ofertas. Lo peor que pudiera pasar para los usuarios que tengan su dinero en esta institución, es que la oferta no se presente, pero en ese caso el banco tiene la responsabilidad de notificar el cierre de cuentas y transferir los recursos y/o afores a donde el cliente indique. Además, gracias al IPAB los ahorradores tienen un respaldo de hasta 2.7 millones de pesos, por lo que si las cuentas están por debajo de esa cantidad, no tendrán ningún problema de cobranza.

No necesariamente es una invitación a cancelar las cuentas que se tengan en Citibanamex. Pero es bueno tener una segunda cuenta, porque no se sabe quién se va a quedar con el banco, y donde se puede notar un cambio sensible sería en el tema de servicio al cliente.

Citi, se une a JP Morgan y Deutsche Bank, en salir de México en lo que va del sexenio de AMLO. No necesariamente es un síntoma de fracaso macroeconómico, pero sí es factor digno de pensarse: ¿Por qué los capitales extranjeros perdieron la fe en México? Más allá de sus comunicados políticamente correctos.


Dr. Gustavo Adolfo Pérez Rojas

@drgustavoadolfo

Analista político y profesor universitario.


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.