suscribirse

1197 Vistas

Tláhuac: ¿El Waterloo de Ebrard?

Realidades con Carlos Aguila Franco 🖋️

Ante la tragedia que aconteció el pasado 3 de mayo del 2021 en la Línea 12 del Metro, casualmente en Tláhuac, nos remonta a los sucesos acontecidos también en Tláhuac en noviembre del 2004, cuando torturaron y quemaron a tres policías federales, falleciendo dos y uno quedó muy mal herido.

En ambos casos, estuvo relacionado y con responsabilidad Marcelo Luis Ebrard, el del Metro, durante su administración se construyó dicha línea y en el de los policías de la PFP, era Secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Por el caso de los policías federales, le costó que el Presidente de México en turno, Vicente Fox, lo destituyera del cargo como Secretaría de Seguridad y en el de la Línea 12, podría ser responsable por su construcción, siendo jefe de gobierno (2006-2012). Y de acuerdo a las investigaciones se determinará la responsabilidad de los involucrados entre los que está Marcelo Ebrard. Por ello ¿podría ser Tláhuac el Waterloo de Ebrard?

Después de la tragedia, se han suscitado muchos comentarios en relación a si la culpa o responsabilidad recae: en quien fue jefe de gobierno cuando se construyó, que es Marcelo Ebrard; en quien paró la Línea para su revisión y volvió a abrirla, que es Miguel Mancera; o en quien desde hace dos años y medio es responsable de su supervisión y mantenimiento, que es Claudia Sheinbaum.

La cruda realidad es que, en 9 años de funcionamiento, siendo la Línea 12 la más nueva, se presenta esta tragedia, en la que, hasta el momento, han fallecido 26 personas y más de 30 heridos aún están hospitalizados, con el riesgo de que los fallecidos aumenten.

Y para conocer la responsabilidad en quien va a recaer, se tendrá que esperar un dictamen de lo sucedido el 3 de mayo que ocasiono que se cayera una ballena. Pero también se debe investigar: ¿cómo estaba la Línea cuando la inauguró Ebrard?; ¿cómo estaba al ser entregada a la administración de Mancera, que mantenimiento se le dio y como estaba cuando la reabrió? y ¿cómo estaba al recibirla Sheinbaum, y que mantenimiento se le dio hasta antes de la tragedia?

Esto lo comento, porque desde que se inauguró la Línea 12, el 30 de octubre del 2012, se rumoró que estaba mal, porque por las prisas de que Ebrard concluiría su administración el 5 de diciembre del 2012, no les importó ponerla en funcionamiento. Asimismo, que estaba mal diseñada, sobre todo en las curvas, y que representaban un grave riesgo para su recorrido y obviamente para la vida de los usuarios.

También es importante resaltar que cuando la recibe Miguel Mancera, al no hacer público si estaba mal, aceptó que todo estaba bien y después de 15 meses detener 12 de 20 estaciones no es nada lógico. Se comentó que Mancera no quiso pararla entrando a su administración en diciembre del 2012, porque políticamente no le convenía ni a su partido ni a Ebrard. Y cuando lo hizo, influyó mucho que Joel Ortega, quien era incondicional de Ebrard, rompió con él y como si fuera una venganza, pararon la Línea 12. Pero, después de “revisarla, repararla” volvieron a ponerla en funcionamiento en 2015, lo cual los hacía responsables a Mancera y Ortega de lo que sucediera.

Posteriormente el 5 de diciembre del 2018, Sheinbaum entra como jefa de gobierno de la Ciudad y al igual que le sucedió a Mancera 6 años antes, tampoco denuncia que la Línea 12 este en malas condiciones o riesgos de uso, razón por la cual, acepta que está bien y de ahí en adelante es su responsabilidad junto con quien sea director del Metro. 

Por ello al momento de la tragedia el 3 de mayo del 2021, bajo esta lógica, lo que sucedió, está bajo la responsabilidad de Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX y de Florencia Serranía, Directora del Metro, quienes además han afirmado y reiterado que se le ha dado mantenimiento y que no presentaba problemas la Línea 12, según la última revisión que se hizo a finales del 2019.

Como colofón, de que al Metro se le dejó de dar mantenimiento, disminuyeron los presupuestos y su servicio bajo mucho en calidad, resultando que “Casualmente” López era el jefe de gobierno y Florencia Serranía, era la directora del Metro. A continuación, cito lo que señalé en el Programa “En la Noticia” con Carlos Ramos Padilla en ABC Radio, el 18 de noviembre del 2004.

“La realidad que este transporte enfrenta, y hago referencia a tres aspectos de cómo se encuentra el Metro, la publicidad en el mismo y su mantenimiento. Respecto al primer punto el estado actual, de acuerdo a varios análisis, efectuados en la UAM, la UNAM y el IPN coinciden en señalar una grave problemática al interior del sistema Metro, ya que atraviesa en la actualidad por múltiples y fuertes problemas siendo su situación preocupante y en riesgo de un colapso. 

Esto se debe a que su eficiencia operativa ha decaído en alto grado, al igual que la calidad del servicio, de ser un servicio de transporte con alta continuidad, eficiencia, limpieza y seguridad, pasó a ser un transporte sucio, maloliente y tardado. 

De entre las fallas operativas de relevancia en las que se encuentra inmerso el Metro según los especialistas destacan 10: 1.- La INSEGURIDAD, robos y hasta balaceras ocurridas en el sistema. 2.-Frecuentes paros, frenados bruscos y suspensiones de servicio. 3.-Suciedad y basura en vagones, estaciones, corredores y accesos, goteras, escurrimientos y humedad en gran parte del sistema. 4.-Un sistema de escaleras eléctricas que no funciona o con frecuencia falla. 5.-Invasión de ambulantes, cantantes y pordioseros. 6.-Un sistema de vigilancia que no funciona, sólo extorsiona. 7.-Sistema de audio y comunicación que no sirve o se oye mal. 8.-Alumbrado interno en vagones incompleto o fundido. 9.-Ventilación que no funciona, no se pone a funcionar, o incompleta. 10.-Grafiteado en más del 95% de los vidrios de los vagones. 

Los analistas encontraron que los problemas básicos están en la Administración del sistema, dado que es una Administración deficiente, la estructura financiera está a un paso de la quiebra, no hay la inversión que requiere, pésimo mantenimiento. La administración del Metro es caótica y con falta de visión y desde fuera sólo se observa la punta del iceberg que denota el pésimo manejo al interior. 

En cuanto al tema de la publicidad y el ingreso que generan los espacios publicitarios, estuvieron sin publicidad desde abril de 1999 hasta el 2001, dos años, por haber revocado la concesión a la empresa que lo manejaba, lo cual significó al Metro NO RECIBIR MIL QUINIENTOS MILLONES DE PESOS por este concepto, con un promedio de 750 millones de pesos por año. 

Finalmente, en cuanto al mantenimiento, los efectos de su pésimo programa de mantenimiento son evidentes y ya relatados como problemas operativos, Además de tomar en cuenta las frecuentes fallas en el sistema como lo son paros, ponchaduras de llantas, calentamientos en los sistemas de rodaje, los sellados en el cierre de puertas que evidentemente deben cambiarse. Los problemas se presentan como situaciones urgentes de ser atendidas, pero la autoridad pone de pretexto que le redujeron el presupuesto y por eso no atiende estas necesidades del sistema. 

Y preguntó, ¿no importa que AMLO le haya quitado al Metro 900 millones el año pasado y 750 en este para hacer puentes? Por otra parte, de enero a noviembre del presente año han acontecido 10 suspensiones del servicio en 5 de sus líneas, afectando a los millones de usuarios que lo utilizan. Y lo que preocupa es que le mientan a la ciudadanía, mostrando y demostrando que lo que menos les importa es esta ciudad, es que el Metro de un servicio, eficiente, seguro.”

De culpas a culpas por la tragedia en la Línea 12 del Metro, considero que culpables hay una larga lista. La gran duda es ¿Realmente investigaran como dijo Sheinbaum “tope donde tope”? ¿Será Tláhuac el Waterloo de Ebrard? ¿Le costará su futuro político a Sheinbaum? ¿El manto de Impunidad de la 4-T y Morena cubrirá a los culpables? 

Mientras sabemos que sucederá, a quien le cayó como anillo al dedo esta tragedia, es a Ricardo Monreal, por obvias razones políticas. Tiempo al tiempo.


Carlos Aguila Franco

@CarlosAguilaFra


Periodista y analista político desde 1984, egresado de la UNAM. Experto en comunicación social y campañas políticas. Ha colaborado con medios y diarios como el Diario de los Ángeles (EEUU), ABC Radio, Ruiz-Healy Times, entre otros. Funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Conasupo, Segob, PGJDF, DDF, Gobierno del Estado de Sonora, Municipio de Tlalnepantla. Exsecretario técnico de la Comisión de Asuntos Electorales en la LVII Legislatura del Estado de México (2009 a 2012). Autor de los libros: “La realidad de los partidos políticos” (1995), “La ciudad que entró en caos” (1998), “La ciudad de México en caos y desesperanza ¿Un mentiroso a la presidencia?” (2006), “Diez años de caos y corrupción en la CDMX (2008).”


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.