suscribirse

admobile

Sana distancia

Resulta simpático el hecho de que se use una frase política Zedillista “sana distancia”, para buscar hacer conciencia en esta crisis generada por la pandemia del coronavirus o CODVID-19 y más lo es, que sea el gobierno que insiste en hablar del pasado para tratar de justificar errores, inacción y omisión en lo que a su responsabilidad como gobierno que ganó mayoritariamente se refiere, pero más allá de lo chusco , hay que darles la razón en lo que significa el hecho de que todos deben buscar la sana distancia en lo social y la convivencia para evitar contagios.

 

Zedillo uso la frase para pintar su raya con el PRI, distancia que tal vez fue el inicio del debilitamiento del revolucionario institucional, frase que nos recuerda el hecho del deslinde político que muchos aprovecharon tanto a favor como en contra de su actuar político, la sana distancia fue aprovechada para las deslealtades y hasta las traiciones , al final de cuentas podría afirmarse que era sugerencia política presidencial.

 

En lo referente a la sugerencia sanitaria está ha pasado a ser una norma que hasta una caricatura mereció para una campaña oficial “Susana distancia” y que ha generado todo tipo de reacciones y contradicciones e incongruencia de quién debería poner el ejemplo en lo relativo a la recomendación. Si, me refiero a Andrés Manuel, el que rechaza el gel, le gustan los abrazos, los besos en el cachete (y los chupetones y mordiscos, sobretodo a niñas), los actos masivos y la cercanía de la gente , podrán decir que es popular, populista , pero de qué es un factor de riesgo hacia su persona y a terceros lo es y pocos lo negaran.

 

La sana distancia social ha demostrado cierta efectividad en países que la han practicado de manera preventiva , lo contrario en aquellos que tomaron a la ligera o se tardaron en las recomendaciones, ejemplos sobran de uno y otro extremo, hay decisiones tardías , hay temor social, incredulidad, desconocimiento, falsas noticias y mucho desconcierto, ésto aunado a la omisión y hasta comisión oficial son una mezcla peligrosa para la gobernabilidad y la gobernanza.

 

Pareciera ser que a pesar de la contención y la politización del tema del coronavirus, la realidad ya los empieza a rebasar , no podrán contener y maquillar cifras y sus efectos en lo social , lo económico y lo político, el tema de la salud es una preocupación social, dado el desmantelamiento y la debilidad del sistema nacional de salud, en lo económico a pesar de que de acuerdo a la federación misma reconoce que un 50 por ciento de la población hace negocio y vive de la informalidad’ no han mandado señales de cómo van a capear o paliar la crisis económica que se dejará sentir en ese sector de la población, más el desempleo que se genere con la parálisis de las empresas productivas y al parecer las tarjetas del bienestar y los programas y el dinero serán insuficientes para esta etapa.

 

A la par hay que tomar en cuenta la baja en los precios del petróleo y el incremento del dólar en relación al peso y eso hace que las cosas se puedan complicar más , se habla de ahorros y nadie sabe y nadie supo si dicho ahorro existe , la palabrería económica pasa a ser politiquería , no hay garantía de que haya dinero , no hay insumos para el sector salud y otros sectores prioritarios, no hay confianza ni inversión de los empresarios y tampoco garantía de inversión, el ejemplo más reciente es el manejo de una consulta en Mexicali que le dará la puntilla a la inversión y a los inversionistas.

 

El coronavirus vino a ser el perfecto pretexto que le urgía a López Obrador para justificar muchos errores que han lesionado la economía nacional, le cae de perlas , aunque insiste en seguir confrontando, señalando al pasado , acusando y estigmatizando, ya habló acerca de la crisis económica que viene, ya señaló la causa, el CODVID-19, aquí vale la pregunta ¿Tendrá la capacidad de asumir su responsabilidad? O seguirá en la ruta de buscar culpables y justificaciones irreales en lugar de simplemente aceptar que debe asumir la…Sana distancia.

 

PD. La sana distancia que debe asumir Andrés Manuel López Obrador , no es nada más con la gente, si no con él mismo o sea distanciarse del Peje y de su eterna campaña, alguien debe decirle o leerle sus responsabilidades como presidente de México y recordar que juró respetar la constitución y la frase esa que dice QUE LA NACIÓN ME LO DEMANDE.

 

Y esa nación demandante está a punto de actuar en consecuencia, ¡¡es cuánto!!


Miguel Ángel Hernández Albarrán

Twitter: @miguelanh

Opinador e irreverente de la política
Guerrero y guerrense de corazón

Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.
Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión

Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión

Comparte el post

suscribete

Mantente actualizado de las últimas columnas y noticias en dlpoder.com. Suscríbete es GRATIS.

 Al suscribirte aceptas el aviso de privacidad de datos. 

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.