admobile

291 Vistas

¿Qué nos pasaría si abandonáramos Facebook?

El impacto de las redes sociales en la vida cotidiana

A pesar de que hasta la fecha no existe consenso alguno sobre el impacto que las redes sociales tienen en la vida cotidiana, los estudios sobre sus efectos no son pocos.

Recientemente han sido publicados dos estudios que parecen demostrar los efectos positivos al darse de baja de Facebook, la plataforma más grande hoy en día con más de 2,300 millones de cuentas activas.

1- El experimento

Según los resultados de la investigación “The Welfare Effects of Social Media” publicados por la Universidad de Nueva York y de Stanford:

“Un mes fuera de Facebook aumenta el bienestar general, reduce la ansiedad, la depresión y el tiempo dedicado posteriormente a esta red social”.

Contrario a lo que se podría pensar en primera estancia, estar desconectados de la red social por un mes, trajo consigo buenos resultados para los participantes del experimento.

Para llegar a tales conclusiones se usó el mismo método que usan las farmacéuticas para saber la efectividad de un medicamento. Se escogió un grupo de 2,844 usuarios que posteriormente fue dividido aleatoriamente.

A un grupo se le permitió usar la red de forma regular, mientras que al otro tuvo que abstenerse de su uso durante un mes. Los resultados del experimento se dieron a través del monitoreo y comparación de ambos grupos.

2- Mayor felicidad ¿Por qué?

El investigador responsable del experimento Hunt Allcott asegura que: “Los aumentos en el bienestar general son pequeños pero muy significativos”. Los participantes que formaban parte del grupo que debía abstenerse se decían más felices, más satisfechos con su vida y con menos ansiedad.

Según estimaciones del estudio, estos resultados son equiparables de un 20% a un 40% de los beneficios que reporta una terapia psicológica.

¿Pero, por qué alejarse de Facebook hizo más felices a estas personas?

Según algunos expertos, la plataforma puede incentivar sentimientos de envidia y frustración. Esto debido a que muchos usuarios miden el valor de sus vidas a partir de  juicios expedidos desde el exterior.

Regularmente los usuarios suelen compartir sólo los momentos de mayor felicidad, lo que puede crear falsas expectativas sobre lo que se ve en la plataforma y a su vez de lo que se tiene que compartir en ella.

Aunado a ello, el grupo de abstemios pasaron el tiempo que le dedicaban a la red social con personas cercanas. Más tiempo para convivir con amigos, familiares y tiempo a solas fueron las actividades que remplazaron a estar checando likes.

En general se sustilló el tiempo en Facebook por actividades más saludables lo que repercutió de manera positiva en su estado de ánimo.

De forma inesperada, menos tiempo en la red social no significó más tiempo en otras plataformas. Sorprendentemente se redujo la atención a otras aplicaciones como Spotify y Tinder. Una de las explicaciones a este resultado es que dichas aplicaciones usan activamente la información compartida en Facebook para establecer interacción con el usuario.

3- Sobre la política

En la actualidad la mayoría de las personas se enteran de los acontecimientos y noticias a través de los portales disponibles en redes sociales. Por ello, durante el experimento se esperaba que los participantes que se mantuvieran alejados de la red social, también lo hicieran de las noticias.

No sólo eso, el estudio demuestra una falta generalizada de interés por los acontecimientos públicos pues el consumo de información no fue sustituido por otros medios, como los periódicos, la televisión o la radio. ¿Tiene repercusiones en el consumo de contenidos políticos? Sí.

En el mismo grupo hubo una disminución de división de opiniones respecto a cuestiones políticas.

Al parecer, la capacidad de estas personas para comprender “al otro partido” aumentaba de forma significativa.

Este resultado fue uno de los más significativos en el estudio. Para tener una perspectiva sobre este impacto se compara con el aumento de 100 puntos de la polarización de opiniones políticas que hubo en Estados Unidos entre 2006 y 2016, las personas que estuvieron un mes fuera de Facebook redujeron 42 puntos su polaridad política.

4- El valor de Facebook en nuestras vidas

Pese a todo lo positivo que pueda parecer lo anterior, cuando a los participantes del estudio se les pregunto cuánto les tendrían que pagar para que desactivaran su cuenta por todo un año la respuesta rondaba entre los 1000 y 2000 dólares.

El valor que se le da al poder estar en contacto con amigos y saber de sus vidas es muy alto. Si multiplicáramos esos mil o dos mil dólares por la cantidad de usuarios activos la cantidad sería estratosférica.

Así mismo, los usuarios que aceptaron desactivar su cuenta por un mes pidieron 102 dólares por hacerlo. Pese a los días de mayor bienestar y consecuencias positivas, cuando se les preguntó cuanto cobrarían por hacerlo otra vez, la cifra sólo disminuyó en promedio a los 87 dólares.

Según los investigadores, las personas valoran más el saber de las actividades de sus conocidos que el bienestar inmediato que ofrece salir de la plataforma.

¿Tú podrías estar todo un mes sin Facebook? Consulta el estudio dando click aquí

Conoce más sobre el robo de información en Facebook aquí 

Edición @dlpoder

Responsable: David Chávez

Twitter: @DavidSalvadorDL

 

Comparte el post

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.