suscribirse

21 Compartido 218 Vistas

¿Por qué feministas tomaron las sedes de la CNDH?

El pasado viernes, mujeres de la periferia que se manifestaban en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos del Estado de México contra la violencia de género fueron agredidas por la policía municipal. Pero, ¿cómo llegaron hasta ese punto?

Te presentamos un recuento de lo que ha ocurrido en los últimos días con los colectivos feministas en las distintas sedes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

2 de septiembre

Un grupo de 15 personas se reunió con la ombudsman Rosario Piedra Ibarra. Marcela la madre de Lía, una niña víctima de abuso sexual, se amarró a una silla en la sede de la CNDH en la Ciudad de México para exigir justicia por su hija.

A sus 6 años Lía fue abusada en el colegio al que asistía por dos maestras quienes, pese a las pruebas, hoy se encuentran en libertad. La recomendación que le hicieron en la reunión fue que regresara a su estado para reiniciar el proceso penal.

“Estoy aquí en la sala de juntas de Rosario de Piedra (Rosario Piedra Ibarra) y me he amarrado porque ya me querían mandar otra vez a poner otra denuncia. Ya me cansé”, declaró Marcela.

En respuesta la CNDH dijo que los motivos de esta protesta eran responsabilidad de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

4 de septiembre

A la protesta se sumaron colectivos feministas, activistas y familiares de víctimas de violencia de género que tomaron las oficinas de la CNDH ubicada en el Centro Histórico.

5 de Septiembre

Las manifestantes quemaron mobiliario, pintaron consignas en las paredes, exhibieron los lujos y la comida gourmet que encontraron en el recinto e intervinieron un cuadro de Francisco I. Madero.

6 de septiembre

El letrero de la CNDH fue retirado y cambiado por la manta con el nuevo nombre “Casa de Refugio Ni Una Menos México“. Las activistas buscan que de ahora en adelante el recinto sirva como un espacio para acoger a los familiares de víctimas.

“Como no soy la mamá del Chapo a mí no me viene a saludar (el presidente), si a él le gusta tratar con delincuentes, así nos vamos a comportar. Y si Rosario Piedra dice que somos terroristas, que no nos provoque porque podría ser que así nos comportemos. Queremos la renuncia de la señora Rosario Piedra, exigimos su renuncia, inmediata, porque si no vamos a seguir tomando las instalaciones de otros estados o sedes de derechos humanos”, afirmó Yesenia Zamudio, madre de Marichuy, víctima de feminicidio, y quien encabeza el Frente Ni Una Menos.

7 de septiembre

El presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció al respecto: “Claro que no me gustó, cómo me va a gustar ver a Madero ultrajado”.

“No estoy de acuerdo en la violencia en el vandalismo no estoy de acuerdo con lo que hicieron a la fotografía, a la pintura de Francisco I. Madero, yo creo que quién conoce la historia de este luchador social sabe que debemos guardarle respeto”, añadió AMLO.

En respuesta Erika Martínez, madre de una niña víctima de violación dijo:

“Estas flores, estos labios pintados los pintó mi hija, una niña que a los siete años fue abusada sexualmente. Quiero decirle a ese presidente que cómo se indigna por este cuadro y, ¿por qué no se indigna cuando abusaron de mi hija”.

El artista del cuadro, José Manuel Núñez, en un primer momento reaccionó con enojo, pero luego entendió la causa del movimiento y aceptó que subastaran su obra.

Los colectivos intervinieron los cuadros de Miguel Hidalgo, Benito Juárez y José María Morelos y los sacaron a la calle para la subasta.

9 de septiembre

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se reunió con algunas manifestantes, quienes entregaron un pliego petitorio en el que piden la reasignación de fondos para programas de atención a víctimas de violencia de género, que fueron retirados hace unos meses por el gobierno federal.

Asimismo, pidieron que se abstengan de minimizar el problema de violencia, esto en un contexto donde el presidente López Obrador nunca ha podido nombrar un solo programa para proteger a las mujeres y, en cambio, ha asegurado que la mayoría de las llamadas al 911 por violencia de género son falsas, incluso cuando los datos del gobierno indican lo contrario.

10 de septiembre

En Michoacán, Veracruz, Puebla, Aguascalientes y Tabasco colectivos feministas realizaron tomas simbólicas a las sedes de la CNDH como una acción solidaria hacia sus compañeras de la Ciudad de México.

La colectiva “Manada Periferia” tomó la visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) ubicada en Ecatepec, uno de los municipios con más casos de violencia contra las mujeres.

Durante la noche policías municipales agredieron y detuvieron a manifestantes y periodistas. Entre las afectadas se encontraba una mujer embarazada y niños.

11 de septiembre

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, reprobó las acciones que llevó a cabo la policía de su estado, mientras que la Fiscalía aseguró mediante un tuit que la operación se llevó a cabo con apego a derecho y que los detenidos ya fueron puestos en libertad.

En la Ciudad de México representantes feministas aseguraron que, tras el violento desalojo, tomarán todas las sedes del país.

“Eso que hicieron ayer con nuestra compañera Kika y con los niños no tiene perdón, y vamos a tomar todas las sedes del país para las familias”, dijo Yesenia Zamudio.

 

dlpoder | LP

Summary
¿Por qué feministas tomaron las sedes de la CNDH?
Article Name
¿Por qué feministas tomaron las sedes de la CNDH?
Description
Te presentamos un recuento de lo que ha ocurrido en los últimos días con los colectivos feministas en las distintas sedes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.
Author

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.