admobile

40 Compartido 579 Vistas

Pigmentocracia no, el que quiere y puede va a la F1

Columna de Aletia Molina

La pigmentocracia es un término académico con el que se ha buscado definir la forma específica como opera el racismo en México.
“Es un sistema en el que las tonalidades de la piel son percibidas a partir de intervenciones sociales y culturales, así como vinculadas a un cierto nivel socioeconómico”.

El revuelo por la F1

La llamada activista, Estefanía Veloz dijo que el evento de F1 es lugar donde “todo el mundo es güerito y de ojo verde”. Desató un intenso debate en redes sociales, luego de utilizar el término ‘pigmentocracia’ durante la emisión del programa ‘Punto y Contrapunto’ en Foro TV.

“Los boletos cuestan 10 mil pesos. Es una actividad fifí por los boletos que cuestan hasta 30 mil pesos. Más allá que sea un tema clasista, es un tema de la pigmentocracia”, señaló la panelista.

Las redes no perdonan

El vídeo se viralizó en redes y generó múltiples comentarios. En varios de los casos, los usuarios criticaron el término y parodiaron el hecho de que si se es moreno no se pueden tener logros o acudir a eventos como la F1.

Incluso el excandidato a la presidencia José Antonio Meade, a quien le dedicaron bromas, consideró los comentarios sobre la “pigmentocracia” como frívolos y superficiales.

También hubo quien defendió a Estefanía, tal como el politólogo Gibrán Ramírez, quien señaló que “la atacan por decir la verdad y por criticar el uso del estado para cultivar el privilegio”.

Si usted tuvo oportunidad de ver tan “célebre” participación, pudo darse cuenta de las lagunas informativas que tiene.

No, no se cerraba la Ciudad para que la gente llegara en sus coches de lujo, todos, sin excepción, llegan en transporte público.

En efecto, los empresarios van a pagar por este evento, sin embargo, no sé a qué se refiere con el mensaje del gobierno porque para el Beisbol se van a gastar muchos millones de pesos.

La señorita ha tenido oportunidad de acudir al evento, o al menos, eso es lo que dice.

De ser cierto, sabría que no hay estacionamiento en el lugar para los visitantes y sabría también que el que quiere y puede, sin importar el color de su piel, acude al evento de la F1.

Revisando estadísticas

Sin afán de darle la razón, ya que en redondo no la tiene, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a través del módulo de Movilidad Social Intergeneracional (MMSI), informó que las personas autoclasificadas, leáse bien, autoclasificadas, en tonos de piel más oscuras se observa un mayor rezago educativo.

28.8 % cuentan con primaria incompleta y el 23 % con primaria terminada.

Por su parte, las personas con tonalidad de piel más clara cuentan con un nivel educativo más avanzado y completo con porcentajes mayores al 28%.

En cuanto a la calificación laboral, el INEGI resalta que »entre más oscuro es el tono de piel, los porcentajes en personas ocupadas en diversas profesiones mantienen una reducción en su productividad, mientras que las personas con tonos de piel más claros ocupan profesiones de mediana y mayor complejidad, incrementando la clasificación”.

Para dar a conocer el trabajo estadístico, el INEGI aplicó una escala cromática aplicada anteriormente en el Proyecto de Etnicidad y Raza en América Latina (PERLA por sus siglas en inglés) que clasifica la piel en distintas tonalidades con el fin de que las personas encuestadas identificaran por su cuenta su color de piel.

De todos los encuestados solamente el 10% autoclasificado con piel más clara, no contaba con algún nivel de escolaridad. Para los autoclasificados con piel morena, el nivel aumentó a 20.2%.

Mientras más oscuro el tono de piel, se percibe una menor proporción en mejorar los niveles socioeconómicos con un 48.6 %, por un 52.6 % de las personas con piel clara.

Concluyendo

Tengo el gusto de conocer Internacionalistas, Ingenieros, Contadores, con un nivel adquisitivo, superior al mío, que no sobre decir, soy de piel clara, lo cual es irrelevante.

Ahora bien, considero que es mucho más clasista la persona que dice que no lo es, cuando es la primera en fijarse en el color de las personas que la rodean.

A Estefanía le convendría que este año entrara al Autódromo con los ojos bien abiertos, para que por su propia experiencia, sepa que va gente de cualquier color. Porque el que quiere y puede, se paga cualquier tipo de evento.


Aletia Molina

Periodista egresada de la UNAM

@AletiaMolina1


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.