suscribirse

50 Vistas

Necesarias reformas estructurales para impulsar crecimiento en México: FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que México necesita más reformas estructurales para “derribar los obstáculos a la inversión” y así impulsar el crecimiento económico del país.

Mediante su ‘Reporte del Sector Externo, pandemia, guerra y desbalances globales, el FMI destacó que “las reformas estructurales adicionales para abordar los obstáculos a la inversión son fundamentales para impulsar el crecimiento y las exportaciones en el mediano y largo plazo y para mantener la sostenibilidad externa”.

De acuerdo con el organismo internacional, entre las reformas necesarias se debe incluir abordar la informalidad económica, las brechas de gobernabilidad y la participación del sector privado en temas energéticos. Además, se debe reformar la estrategia comercial y la gobernabilidad de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por otra parte, el FMI anticipó que el déficit de la cuenta corriente aumentará a 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB), ya que los altos precios de las materias primas de importación y del petróleo tendrán un gran impacto en las finanzas públicas.

Por lo tanto, derivado de los riesgos de la pandemia de COVID-19 y la guerra en Ucrania, se proyecta que el saldo de Cuenta Corriente se mueva a un déficit de alrededor del 1% del PIB.

Asimismo, el Fondo Monetario señaló que el saldo comercial mundial (suma de superávits y déficits comerciales de todos los países) presentará un aumento en 2022, sin embargo, volverá a bajar a partir de 2023 a medida que se modere el impacto de la pandemia y los conflictos bélicos.

Economía mexicana no crecerá en 2023: Bank of America

Sin embargo, dado la desaceleración económica en Estados Unidos, tasas de interés cada vez más altas y la incertidumbre política que se vive, la economía de México no crecerá en 2023.

La entidad financiera Bank of America recortó su pronóstico de crecimiento a 0% para 2023, mientras que se espera que, en 2022, México tenga un crecimiento de 1.9%.

Según declaraciones de autoridades del banco, a pesar de las exportaciones y las remesas que ha recibido México, los analistas esperan que esto se vea afectado por una menor demanda por Estados Unidos.

Los factores internos que desacelerarán la actividad en México son las tasas de interés más altas, una política fiscal todavía estricta y una renovada incertidumbre dada la disputa energética del T-MEC.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.