suscribirse

3 Compartido 896 Vistas

Mujeres contra la violencia de género: Un fracaso más del actual gobierno

Realidades con Carlos Aguila Franco

Ante el hartazgo, la impotencia, la inseguridad y la violencia que viven día a día, y la nula acción de autoridades federales, estatales, municipales y en la CDMX, miles de mujeres salieron a exigirles que se pongan a trabajar y que se frene esa violencia que las daña y expone a todo momento.

Un fracaso más de López y la 4-T donde se muestra y demuestra que las mujeres y lo que les suceda, no les interesa; al grado que el feminicidio no está en su agenda.

En los últimos 50 años en nuestro querido México, no se había presentado un movimiento con la extensión de lo que este 8 de marzo del 2020, día internacional de la mujer, aconteció. Miles de mujeres marchando, sin que hubiere alguien que les hubiese pagado por asistir.

No hubo lunch. No hubo autobuses que las transportaran, solamente unidas por una sola causa: seguridad, respeto para las mujeres, que se vio reflejado con marchas no solamente en la CDMX como la capital del país, sino en 60 estados de la República.

Un movimiento de mujeres que las unió para salir a protestar, la uniformidad en el pensamiento hacia lo que demandan, a lo que exigen, por lo que padecen.

El grito de “¡ya basta!”, sonaba fuerte y claro, para que las autoridades que no cumplen con su responsabilidad y obligaciones, no lo olviden. Esta marcha celebrada en la CDMX como lo señalé, multitudinaria, únicamente de mujeres, que en las últimas 5 décadas no acontecía en México sino en Latinoamérica.

Hartazgo por los innumerables feminicidios sin castigo a los culpables, y peor aún, que siguen aumentando. Violencia sexual, acoso, son las causas principales de la marcha que inundó las calles de la CDMX y 60 estados de la República mexicana.

No importó edad, nivel social, ideología, lo que las unió fue estar hartas de lo que viene sucediéndoles y que las autoridades responsables nada hagan y, antes, al contrario, busquen denostar, minimizar o politizar el movimiento feminista.

Impotencia ante la impunidad con que en promedio 10 mujeres diariamente sean asesinadas en razón de su género.

No podemos olvidar los recientes casos de Ingrid Escamilla, asesinada por su pareja, y la niña de 7 años, Fátima, elevaron aún más la indignación por lo que sigue sucediendo.

Y peor aún, ante el silencio que López muestra y demuestra para aceptar, reconocer, el altísimo nivel de gravedad en la violencia contra las mujeres, minimizando las acciones y movilizaciones que han llevado a cabo, “siendo dueño de su silencio,” cuando le cuestionan su posición política ante este movimiento feminista.

Llegan las encapuchadas

Y como en toda manifestación que sea en contra de López y la 4-T, aparecen “encapuchados” a vandalizar, a crear violencia, agrediendo impunemente sin que autoridad alguna los detenga aplicando las leyes.

Ahora no fue la excepción, como por arte de magia ahora en esta marcha feminista, llegaron “las encapuchadas”, que dañaron a personas, monumentos, edificios, vehículos impunemente.

Esto sucedió en Juárez y avenida de la República, la estatua de Madero. Asimismo, quitaron las protecciones que protegían la estatua, además de golpearla con martillos que portaban estas salvajes anónimas. En el mismo tenor, en el Monumento a la Revolución, rompieron vidrios y el piso fue grafiteado.

Y de los martillos y el aerosol pasaron a las bombas molotov, en Palacio Nacional, al estallar una de estas, hirió a la fotógrafa del diario El Universal Berenice Fregoso, al ser lanzada esa bomba contra los policías que protegían la Puerta Mariana de Palacio Nacional, estallando frente a los compañeros fotógrafos.

Berenice Fragoso fue atendida por elementos del ERUM, pero tuvo que ser llevada a un hospital, al presentar quemaduras de segundo grado. De igual manera, otra fotógrafa de la Agencia AP, resultó con quemaduras en el antebrazo.

Estas encapuchadas, es importante destacar, traían consigo, martillos, pistolas para agua, pero con gasolina, bombas molotov, con lo que prendieron fuego en diversos lugares, hasta legar al Zócalo y hacerlo otra vez, con la Puerta Mariana de Palacio Nacional.

Dejando un saldo de 52 atenciones médicas por lesiones menores y 13 traslados a hospitales por parte del ERUM: tres civiles, al igual que tres policías lesionadas con quemaduras y una con posible fractura.

La guerra de los números

De esta marcha, como suele suceder cuando es en contra del gobierno, los números se manejan a su favor y en esta ocasión no fue diferente. El Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer que hubo alrededor de 80 mil personas. Fotografías y videos muestran que podrían haber sido poco más de 100 mil. Finalmente, lo importante no son los números, sino que salieran a manifestarse en contra de cómo estamos.

Asimismo, se informó que detuvieron a seis personas por agredir a manifestantes a las afueras de la Catedral Metropolitana y los trasladaron al Ministerio Público, donde se determinaría su situación jurídica. Obviamente como siempre pasa con estos vándalos que detienen, salen súper rápido. Pero eso ya no lo informan.

Así aconteció la marcha en el Día Internacional de la Mujer, con una marcha de gran impacto, en el que, entre otras cosas, le expropiaron el Zócalo a la 4-T de López, que ya se sentían que era de su uso exclusivo, al llegar las mujeres a protestar por la inseguridad en que viven.

Por otra parte, la repercusión de esta marcha es tan grande e importante que López y su 4-T no logran, o no quieren percibirlo. Pero este movimiento puede crecer en una magnitud que pueda ser imparable, al írsele sumando más sectores de la sociedad que también están hartos de inseguridad y de las promesas y compromisos incumplidos.

De igual manera surgen múltiples dudas, ¿porqué “sonrisas” Sheinbaum no aplica las leyes para con estas y estos encapuchados que vandalizan y crean violencia en las marchas?

Omar García Harfuch, Secretario de Seguridad Ciudadana, ¿está de adorno para lo que le ordene su jefa? ¿Solamente para “operativos” de relumbrón que después se le vienen abajo? ¿Actúa por consigna?

¿Por qué no detienen a las y los vándalos que violan leyes en las marchas, y saber quiénes son, quiénes les pagan por vandalizar, quienes les proporcionan dinero o los artefactos que utilizan como martillos, mazos, cohetones, bombas molotov, aerosol, pistolas para agua cargadas con gasolina?

Sino puede hacerlo o no lo dejan, mejor que renuncie, sería más honroso hacerlo y no esperar a que lo corran con “renuncia voluntaria” como lo hicieron con el anterior secretario.

Ya es hora de que Sheinbaum rinda cuentas de por qué no aplica las leyes a estas y estos vándalos. Importante que no se olvide de dos cosas: 1.- Corrupción también lo es No Cumplir con las Obligaciones y Responsabilidades del cargo que ostenta, y 2.- Se es Culpable de un Delito por Acción o por Omisión.

Este 8 de marzo del 2020, hubo una gran marcha, tan grande como lo es la indignación ante lo que padecen las mujeres y ante lo que López y su 4-T no solamente nada hacen, sino que se dedican a minimizar, denostar, ridiculizar y tratar de desvirtuar por lo que las mujeres protestan, demandan y exigen.

La bola de nieve, puede convertirse en una avalancha. Tiempo al tiempo estimado lector.

 

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.