suscribirse

Más conflictos con el trenecito maya

Realidades con Carlos Aguila Franco 🖋️

Lo que mal inicia, mal termina. Y en esa línea va uno más de los autodenominados “proyectos emblemáticos” de López y su 4-T, el trenecito Maya, dado que enfrenta graves y severos problemas, más los que se le acumulen cada semana. Desde el inicio este proyecto se vislumbraba que iba al fracaso, por la infinidad de problemas, conflictos, derivados de sus Ocurrencias e imposiciones, en base a las cuales se han empecinado en tener su trenecito, despilfarrando miles de millones de pesos.

RENUNCIAS EN FONATUR

Por si no fuesen pocos los problemas que a diario enfrentan para cumplir la Ocurrencia y el capricho del trenecito Maya, el 16 de mayo del 2022, El Diario Reforma dio a conocer que después de la salida de Rogelio Jiménez Pons de la dirección de Fonatur, el 11 de enero del 2022, han renunciado más de 100 funcionarios, destacándose cinco directores, gerentes, coordinadores, ingenieros y analistas, por las presiones que han ejercido los nuevos mandos para firmar los aumentos millonarios al proyecto del Tren Maya, en los tramos donde ya comenzaron los trabajos, donde algunos de los contratos que deben firmarse son por montos de hasta 800 millones de pesos, así lo denunciaron los hoy ex funcionarios al REFORMA.

Importante recordar que, en octubre del 2022, Fonatur informó al Senado de la República, que el costo sería de 140 mil millones, pero para inicios del 2022, subió a 200 mil millones.

De venta en Amazon | Así logró que sus seguidores lo defendieran a capa y espada: 10 claves.

Esa alza ocasionó que estén obligando a gerentes a firmar los aumentos millonarios en los contratos de las empresas que participan en los tramos 1, 2, 3 y 4 principalmente, con la respectiva responsabilidad para quien los firme ante la Secretaría de la Función Pública; razón por la cual ante el acoso para firmar muchos funcionarios prefirieron renunciar.

Agregando en su información el Diario Reforma, algo que preocupa porque es muy riesgoso, dado que están contratando a egresados de universidades, los hacen gerentes de la noche a la mañana, les pagan bien, pero van a terminar firmando broncas que no les competen; nadie quiere esos problemas, mejor adiós, esos contratos están mal hechos. Lo anterior denunciado por un ex funcionario de Fonatur.

Asimismo, se hace mención que Jiménez Pons encabezó la construcción del Tren Maya y lo sustituyó el 11 de enero del 2022, Javier May, hombre de confianza del Presidente. Anterior a su salida Jiménez Pons había sido presionado por empresarios, sindicatos de prestadores de servicios afiliados a la CROC, organizaciones civiles y no había sustentado un proyecto técnico del Tramo 5 norte para que el Tren Maya pasara por el centro de ese destino turístico. Por ese cambio de trazo, aumentó la proyección de costos. Sumándose la expropiación de terrenos en la Riviera Maya, que no estaba prevista en el proyecto original y que obligará a la indemnización de propietarios.

El 14 de marzo del 2022, el diario La Jornada publicó que con la llegada de Javier May a la dirección general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), en 36 días hubo 85 renuncias de personal directivo, técnico y administrativo del Tren Maya. Las dimisiones comenzaron el 11 de enero, día en que tomó posesión May, y al 16 de febrero renunciaron los cinco directores y 36 gerentes, 16 subgerentes, 16 analistas especializados, nueve analistas y tres “de otros cargos”.

Asimismo, se indicó que de manera “voluntaria” dimitieron los seis enlaces territoriales (gerentes) y sus sucesores fueron contratados bajo el régimen de sueldos y salarios. May tomó las riendas de este megaproyecto –en sustitución de Rogelio Jiménez Pons–, con la encomienda de tener listo el Tren Maya en diciembre de 2023. Arribó con parte del grupo de colaboradores que lo acompañó durante los 16 meses que estuvo al frente de la Secretaría del Bienestar.

Entre ellos: Rosendo Gómez Piedra, adscrito a la Dirección Jurídica de Fonatur, y Juan Priego León, como subdirector de Tecnología de Información. Reyna Basilio como directora de Administración y Finanzas –cargo similar al que ocupó en Bienestar–; sin embargo, dejó el puesto en febrero y fue sustituida por Camilo Oviedo Bautista.

También integró a su equipo a Lyndia Quiroz Zavala, ex subdelegada en Mérida de Programas Integrales de Desarrollo del gobierno federal, y a Mileyli Wilson Arias, ex secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad durante la gestión de Arturo Núñez como gobernador de Tabasco, en la Dirección de Comercialización.

Trabajadores de Fonatur expresaron temor por la pérdida de sus fuentes de trabajo. “Llegaron cortando cabezas en lo que llamaron el periodo de transición y por eso se dieron las renuncias”, comentaron algunos ex colaboradores. “Primero fueron designados delegados fiduciarios y en tanto no fueran ratificados por Nafinsa no podían firmar contrato, por lo que en ese tiempo se detuvo todo”.

RENUNCIAS EN SEMARNAT

Las renuncias no han sido solamente en FONATUR, sino también en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), información publicada por el Diario Reforma el 14 de mayo del 2022, señalando que tres Directores renunciaron por presiones de impacto ambiental por Tren Maya. Estos funcionarios procedían de la administración anterior de Víctor Toledo, quien fuere el Secretario que dimitió por diferencias con la política presidencial en materia ambiental

La renuncia fue con fecha del 15 de mayo, de los directores de Impacto Ambiental, Juan Manuel Torres Burgos; de Calidad del Aire y Registro de Emisiones, Adolfo Cimadevilla Cervera, y de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas, Ricardo Ortiz Conde.

Y quienes los suplirán serán personas cercanas a la titular María Luisa Albores, actual Secretaria de SEMARNAT, quienes tendrán una mayor anuencia a las obras del Tren, cuestionadas por grupos ambientalistas.

Y al igual que pasa en Fonatur, las prisas en los tiempos de construcción, llevaron a las renuncias, dado que, en el caso de Juan Manuel Torres Burgos, quien desempeñaba su cargo desde noviembre de 2019, firmó en abril un permiso provisional para iniciar las obras del Tramo 5, de Cancún a Tulum, y en noviembre de 2020, mediante el oficio SGPA/DGIRA/DG/06043, autorizó de forma condicionada la Manifestación de Impacto Ambiental para la fase I de Palenque a Izamal. Pero, no había firmado otras autorizaciones que urgían para la normalización de los trabajos en el sureste.

Así la cruda realidad que vive el Trenecito Maya, que igual que su Refinería, van atrasados acorde a los tiempos que se autoimpuso López para inaugurarlas. Sumándose los problemas y conflictos internos derivados de falta de programación, cambios constantes, improvisación, además de intereses particulares como el seguir acomodando a los amigos en la nómina, sin importar experiencia para el cargo. Un proyecto más destinado al fracaso, dilapidando miles de millones en ello. Ese es su Cambio prometido.


Carlos Aguila Franco

@CarlosAguilaFra

Periodista y analista político desde 1984, egresado de la UNAM. Experto en comunicación social y campañas políticas. Ha colaborado con medios y diarios como el Diario de los Ángeles (EEUU), ABC Radio, Ruiz-Healy Times, entre otros. Funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Conasupo, Segob, PGJDF, DDF, Gobierno del Estado de Sonora, Municipio de Tlalnepantla. Exsecretario técnico de la Comisión de Asuntos Electorales en la LVII Legislatura del Estado de México (2009 a 2012). Autor de los libros: “La realidad de los partidos políticos” (1995), “La ciudad que entró en caos” (1998), “La ciudad de México en caos y desesperanza ¿Un mentiroso a la presidencia?” (2006), “Diez años de caos y corrupción en la CDMX (2008).”


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.