suscribirse

12 Compartido 1,124 Vistas

López sigue acomodando amigos en el gobierno, entre bejaranistas y gente sin experiencia

Realidades con Carlos Aguila Franco 🖋️

Encarrilado en hacer historia, López sigue, cual ganso en avión presidencial con ocurrencia tras ocurrencia, mostrando y demostrando cuál es su verdadero cambio. Sin importarle demostrar que sus Compromisos de campaña fueron mentiras con las que engañó a 30 millones de ilusos para que votaran por él.

CONTINUA EL AMIGUISMO

Una promesa más de campaña, convertida en mentira, fue que se acabaría el AMIGUISMO, los recomendados como lo hacía la Mafia del Poder. Resultando que sigue López acomodando a sus amigos, o peor aplicando su estrategia electoral.

BANCO DEL BIENESTAR

En esa línea, uno más de sus recomendados fue Rabindranath Salazar, un “chapulín” más, que del PRD brincó a Morena. Recordado por su pleito con el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, hoy gobernador de Morelos por la Coalición PES-MORENA-PT, por no nombrarlo Secretario de Gobierno.

Primero anunciaron que sería coordinador de programas de desarrollo para Morelos, pero finalmente López lo designó Director del Banco del Bienestar, (antes BANSEFI).

“Casualmente” Rabindranath Salazar fue operador político y brazo derecho de Dolores Padierna, la esposa de René Bejarano, en la pasada Legislatura en el Senado y el primer senador del PRD en cambiarse a Morena.

Y quien se encargaría de distribuir al menos 292 mil millones de pesos anuales de los programas sociales anunciados por López. Cumpliéndose aquello de “amor con amor se paga”.

Pero no conforme en haberlo DESIGNADO director del Banco, sin ninguna experiencia como banquero, ahora a pesar de su pésimo desempeño en ese cargo, López lo asciende.

DE SENADOR A BANQUERO Y DE AHÍ A SUBSECRETARIO

En esto de seguir acomodando a los amigos López convierte a su amigo de banquero en subsecretario de gobernación.

Y el pasado 22 de junio nos enteramos a través del twitter de López, que la subsecretaria de desarrollo democrático, participación social y asuntos religiosos, Diana Álvarez Maury, será la nueva titular del Banco de Bienestar y Salazar, director del banco, ocupará el cargo que deja Álvarez. 

Diana Álvarez Maury

Diana Álvarez Maury, nueva titular del Banco del Bienestar. Foto: Presidencia

Y volvemos a lo mismo que tanto criticaba López y su disque “izquierda” que los funcionarios de la Mafia del Poder, los cambiaran de un cargo a otro sin tener experiencia.

En esa Línea, Álvarez Maury quien se ha desempeñado como asesora del consejo general del IFE y ha brindado asesoría a legisladores federales y panelistas para la resolución de controversias en materia de TLCAN, catedrática en las materias de Derecho Constitucional, Garantías Individuales, Teoría del Estado, Sistema Político y Legislación. Licenciada en Derecho por el ITAM y en 1998 de Maestra en Administración de Empresas en la Universidad de las Américas CDMX. Pero de finanzas, NADA.

En cuanto a Rabindranath Salazar Solorio, en 2009 fue Diputado en la LI Legislatura del Congreso de Morelos hasta 2012 siendo coordinador del grupo parlamentario del PRD y presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública.

De 2012 a 2017 senador de la República por el Estado de Morelos para las LXII y LXIII Legislaturas. Precandidato en 2012 del PRD a Gobernador de Morelos. Contador Público por la UAEM, y tiene un diplomado en Habilidades Administrativas para la Ejecución en Seguridad Pública en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Cuernavaca. Pero NADA de Finanzas.

Y si de por sí esta ocurrencia de López de tener un Banco del Gobierno es pésima, mucho peor si tiene como director a personas sin la más mínima experiencia. Pero como Gabino Barreda, NO ENTIENDE RAZONES. 

En esa línea de ocurrencias es importante recordar lo que el 8 de enero del 2020, el diario El Economista difundió, esto es parte de lo publicado:

Reducción de sucursales bancarias, una tendencia a nivel mundial. Recientemente el gobierno de México precisó que en los siguientes años se construirán 2,700 sucursales del Banco del Bienestar, para lo cual se destinarán alrededor de 10,000 millones de pesos. Aunque esto va contra la tendencia mundial, al menos en la banca comercial, de reducción de sucursales durante los últimos años, la función del Banco del Bienestar es meramente social, sin fines de lucro, y busca llegar con un modelo diferente, a donde la banca tradicional hoy no está. Con base en información del Fondo Monetario Internacional (FMI), el estudio de Citibanamex destaca que, en una muestra de 154 países, 105 han reducido el número de sucursales bancarias entre el 2017 y el 2018. Encabezada por Qatar y Guatemala, con una reducción de 21.1 y 19.2%, respectivamente. “México muestra una reducción de 1.3%, ocupando el lugar 83 en el listado del FMI”.

MALA INVERSIÓN

De igual manera quienes si saben de finanzas han externado sus puntos de vista, pero López emulando a Carlos Salinas de Gortari, les aplica aquello de “Ni los veo ni los oigo”.

Conozcamos algunas opiniones. El 14 de enero del 2020, Eloy Garza publicó en su columna Avatar:

¿Por qué no es buena idea el Banco del Bienestar? El Banco del Bienestar está preñado de buenas intenciones, pero es una pésima idea. Será un fracaso si no funciona bien, pero será un verdadero desastre si funciona a la perfección. Hay muchos municipios rurales en México y hasta urbanos que no tienen banco. Para las instituciones de crédito que operan en el territorio nacional no les resulta redituable abrir una sucursal en lo más recóndito de Oaxaca o Chiapas. Simplemente no salen las cuentas y nadie en su sano juicio (menos los banqueros) le apuesta a perder dinero.

Al mismo tiempo, una gran parte de la población mexicana tampoco puede acceder a algún sistema de crédito o de ahorro. Ni siquiera a abrir una cuenta personal. Esto los hunde más en la pobreza. Y en la ignorancia financiera que es ignorancia a secas. La solución sería poner una sucursal en los poblados donde hasta ahora no hay ninguna. La gente ahorraría y podría haber transacciones. Sin embargo, Otra vez, poner sucursales en donde se invierte para perder, no es negocio. ¿Qué otra alternativa hay? Democratizar las operaciones de banca en línea. Es más redituable invertir en telefonía celular que en locales de servicios bancarios.

Sin embargo, el Banco del Bienestar planea poner una sucursal al alcance de 20 millones de mexicanos. Para el 2024 que se cumpla esa meta, ya la gente con mejor poder adquisitivo lo estará haciendo 100% en línea. O más fácilmente, en un cajero automático. Y se habrán desperdiciado recursos estatales (10 mil millones de pesos en la primera etapa) que podrían usarse preferentemente para contar con suficiente ancho de banda, repartir teléfonos inteligentes e inculcar en la gente de escasos recursos una cultura de manejo tecnológico.

Eso sin contar con que las sucursales en municipios apartados y regiones aisladas se usarían para repartir los apoyos sociales a los jóvenes y personas de la tercera edad y tengan así dónde cobrar su lanita en efectivo. Claro, con el consiguiente riesgo de que eso derive en fines electorales, que luego se presten a posible corrupción. La historia tiene muy probado esos riesgos. No esperemos repetirlos en el futuro.

LA GRAN INVERSIÓN EN CAJEROS

Pero antes al contrario de entender, López sigue despilfarrando millones de pesos en su Ocurrencia. En ese sentido, Darío Celis, en su columna del 15 de junio del 2020, en El Financiero, publicó lo siguiente:

La institución que encabeza Rabindranath Salazar es estratégica de cara a las elecciones de 2021, de ahí que el presidente López Obrador lo empuje a todo lo que da y la velocidad con que crece. El banco ya tiene un avance de más de 427 sucursales en comunidades del país donde no hay servicios financieros. La meta este año son mil 350 y otro tanto el año próximo para lograr las dos mil 700.

Si tendrá dos mil sucursales y se pidieron ocho mil cajeros a la coreana Hyosung, cinco mil 300 se ubicarán fuera de sus bancos, lugares donde la gente también podrá cobrar los apoyos de programas sociales. BBVA de Eduardo Osuna opera con cerca de mil 835 sucursales, Azteca de Ricardo Salinas mil 751, Citibanamex de Manuel Romo mil 492, Santander de Héctor Grisi mil 226 y Banorte de Carlos Hank mil 174. Así se pertrecha la 4T frente al año electoral que viene”.

Por su parte, Salvador García Soto, señala en su Columna del 23 de junio del 2020:

“El extraño enroque anunciado ayer por el presidente López Obrador, en el que saca a Rabindranath Salazar del Banco del Bienestar para meter a Diana Álvarez Maury, mientras al senador morelense lo manda a la subsecretaría de Gobernación, es el inicio de los movimientos de ajedrez político en el gabinete con miras a las elecciones de 2021. Rabindranath es un político cercano al presidente y a su principal operador Gabriel García Hernández. Trabaja de cerca con ambos desde antes de que se fundara Morena y fue de los perredistas que no dudaron en seguir a Andrés Manuel en su nuevo proyecto. Junto con el coordinador de los Programas para el Desarrollo de la 4T trabajó desde el Banco del Bienestar el programa de ampliación e inversión para hacer de esa banca social el instrumento para repartir y dispersar los dineros que se reparten a través de los programas sociales. No fue casualidad que al Banco del Bienestar le destinaran este año 5 mil millones de pesos adicionales para la construcción de 2 mil 700 nuevas sucursales equipadas con cajeros automáticos en un diseño que, más que financiero y de bancarización, lleva la misión de ser el dispersor en toda la República de los recursos para los programas sociales que llegan a todas las clientelas políticas de la 4T.

Hay finalmente otra interpretación de la llegada de Salazar a una posición política después de haber estado como director de la banca social. Hoy, cuando Cuauhtémoc se acerca a cumplir los dos años en diciembre próximo y sólo le faltaría un año para poder ser sustituido sin necesidad de convocar a elecciones, Rabindranath, desde Gobernación podría ser un sustituto natural para Morelos. Sobre la llegada de Diana Álvarez Maury al Banco del Bienestar, esa decisión parece estar más basada en la incondicionalidad y la fidelidad total de la subsecretaria que carece de toda experiencia financiera, pero que podría ser una colaboradora cómoda para la estrategia de Gabriel García que se va a operar desde la red de sucursales del Banco del Bienestar en el manejo del efectivo de los programas sociales

MISTERIOSOS LOS 150 ROBOS AL BANCO DEL BIENESTAR

Como Colofón nos enteramos el 28 de junio: Padece 150 robos Banco de Bienestar: Mientras las instituciones bancarias privadas reportaron 113 denuncias de enero a mayo por robo a sucursales, el Banco del Bienestar (Banbienestar) cuenta con 150 carpetas de investigación por ese delito. Las cifras son contundentes: mientas las sucursales privadas 17 mil 290 en total en el País, registran 0.65 robos por cada 100 sucursales, las del Bienestar con 433 en todo México, tienen 34.64 por cada 100 oficinas.

En septiembre del 2019, la Secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, informó sobre siete robos por 20 millones de pesos a empresas de valores que trabajan para Banbienestar, y que trasladaban dinero del programa Pensión de Personas Adultas Mayores, por mucho el más cuantioso de la actual Administración.

Los expertos, como Alejandro Desfassiaux, presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI), advierten que el uso de dinero en efectivo en programas sociales federales fomenta las actividades criminales.

Así es el resultado de las Ocurrencias de López para despilfarrar miles de millones en comprar votos. Ese es su cambio prometido.


Carlos Aguila Franco

@CarlosAguilaFra


Periodista y analista político desde 1984, egresado de la UNAM. Experto en comunicación social y campañas políticas. Ha colaborado con medios y diarios como el Diario de los Ángeles (EEUU), ABC Radio, Ruiz-Healy Times, entre otros. Funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Conasupo, Segob, PGJDF, DDF, Gobierno del Estado de Sonora, Municipio de Tlalnepantla. Exsecretario técnico de la Comisión de Asuntos Electorales en la LVII Legislatura del Estado de México (2009 a 2012). Autor de los libros: “La realidad de los partidos políticos” (1995), “La ciudad que entró en caos” (1998), “La ciudad de México en caos y desesperanza ¿Un mentiroso a la presidencia?” (2006), “Diez años de caos y corrupción en la CDMX (2008).”

Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.