suscribirse

88 Vistas

La moda, hoy en día, está ligada al consumo responsable

Historiadores, antropólogos, sociólogos, especialistas del arte y conservadores-restauradores coincidieron en la necesidad de lograr relaciones más equitativas entre diseñadores y productores mestizos o indígenas.

La coordinadora del Seminario de Estudios sobre Indumentaria y Modas en México, de la UNAM, Julieta Pérez Monroy, comentó en entrevista que en las actividades de esta instancia uno de los temas que mayor discusión genera entre los especialistas. Es la apropiación de los textiles o diseños de comunidades de pueblos originarios y también mestizos, los cuales son utilizados y lanzados por algunas marcas mexicanas y extranjeras.

Los antropólogos Roberto González y Brenda Mondragón, también integrantes permanentes del Seminario, consideraron que en las relaciones entre comunidades productoras de textiles y las empresas que diseñan o venden modas, se observa marcada desigualdad.

Ejemplo de ello son las artesanas de Hueyapan, Puebla, a quienes hasta 2019 se les pagaban quince pesos por hora de trabajo, que incluían los costos de la materia prima y, a veces, los viáticos.

En Tenango de Doria, Hidalgo, las bordadoras pueden vender un camino de mesa en ochocientos pesos, pero quienes lo revenden fijan precios de cinco mil a seis mil pesos. Como estos casos hay muchos más y con diversas variables, acotan.

Por más que algunas casas de moda o diseñadores intentan pagar un monto “justo”, la realidad hasta hoy es la de una relación inequitativa con otra desventaja: la carencia de una regulación clara de derechos de autor con las especificidades que requiere este campo, advirtieron los especialistas.

Otro tópico de interés para analizar es reutilizar la ropa. Una vez que se adquirió y cumplió su primer ciclo, se puede volver a vender (como algunas jóvenes lo llevan a cabo mediante una aplicación) o darse en donación, de esta manera continúa circulando. Por otro lado, está la fast fashion; es decir, los grandes volúmenes producidos por la industria con materiales de desecho en función de las tendencias y una necesidad inventada de innovación.

La confección de ropa y accesorios es una de las principales actividades contaminantes en el mundo, de ahí la conveniencia de reciclar o reutilizar las prendas de vestir, y que en la actualidad se hable de consumo responsable, la historiadora del arte.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.