Saltar al contenido
alejandro moreno

La figura de la reelección, lo peor que le puede pasar al PRI | Éder Guillén e Ian Carlos Estrada

Hace exactamente 30 años, la coyuntura política y la vida pública nacional, se regían y se conducían de otra forma. En ese entonces, las elecciones federales y locales, eran en su mayoría elecciones de Estado, donde solamente existía un ganador: el Partido Revolucionario Institucional (PRI). En 1994, el priismo, era la mayor fuerza política del país, y a pesar de haber tenido un doloroso episodio de consternación nacional, tras el magnicidio del candidato a la Presidencia de México, Luis Donaldo Colosio, y las turbulencias causadas por el levantamiento del EZLN y la profunda crisis económica que posteriormente se desataría. Como resultado, unas elecciones desiguales para la oposición, pero contundentes para la continuidad del proyecto de Nación de la familia posrevolucionaria, ni tan familia, menos posrevolucionaria: inminentemente ya era otra clase política, que se apegaba al legado de la anterior.

Tras un sinfín de reformas políticas-electorales, y una lucha de décadas por la construcción de una democracia más plena, al igual que un sistema y árbitro electoral confiable, la situación se revirtió para el Revolucionario Institucional. Tan solo en el año 2023, en las elecciones locales ordinarias realizadas, se marcó un hito histórico electoral, cuando el priismo no solo perdió en las urnas el Estado de México, pese al apoyo de su decadente coalición con el PAN y el ahora extinto PRD. Perdieron su bastión político más importante, el considerado como ‘la joya de la corona’, donde gobernaba desde la conformación del partido. Tal acto puso al tricolor en una posición impensable: tener que ceder el control del proceso para la designación de la candidatura presidencial. 

Lo anterior sucedió, y una candidata, otrora abiertamente anti-priista, se hizo del control de la oposición. Tras casi 9 décadas de designar a un candidato presidencial propio, ahora, por un aparente bien común, sacrificaron una de sus distinciones más preciadas, inclusive las formas. El desarrollo de la campaña de Xóchitl Gálvez Ruiz, fue un libro abierto sobre cómo no hacer proselitismo electoral sin un planteamiento alternativo detrás. Sin embargo, el adoctrinamiento así como el estoicismo de los militantes y simpatizantes remanentes del PRI es digno de analizar. Fueron los más disciplinados, entusiastas y determinados en buscar detener a la Cuarta Transformación. Aunado a la degradación constante, progresiva, y ahora disruptiva, de las fuerzas vivas de dicho instituto político, terminaron siendo la antesala de lo que sucedería en el año en curso.     

En el presente año 2024, el panorama político de antaño no apareció. Los comicios más grandes de nuestra historia democrática, dejaron como saldo la inanición del Partido Revolucionario Institucional. Del 2018, año donde se registraba el peor resultado federal de su historia, el partido obtuvo por sí solo, aunque se alió al Verde y a Nueva Alianza, 7.67 millones de votos (13.56% de la votación final), con 13 senadores y 45 diputados. Ahora, el mínimo se reduce a los 5.74 millones de sufragios (9.54% final), 16 senadores y 33 diputados federales. Una merma muy difícil de saldar, incluso de dimensionar. Peor aún, enfrente se halla su hasta hace poco acérrimo enemigo histórico, el PAN, manteniéndose estable en resultados y porcentajes, doblándole en posiciones federales, desde gobernadores hasta escaños en el Congreso de la Unión. 

Sin embargo, el crecimiento exponencial en solitario de Movimiento Ciudadano los ha relegado al cuarto lugar nacional, separándose de los naranjas por un punto de diferencia a favor de estos últimos, implicando un triunfo superior a los 600 mil votos como promedio. Nunca habían caído hasta ese lugar, pírrico para el poder que ostentaba desde la Presidencia de la República, a lo largo de 71 años. 

¿Cuál es el mensaje con el que responderán a la peor crisis de su historia? Con la figura de la reelección, partiendo desde sus bases hasta llegar a su máximo dirigente, Alejandro Moreno Cárdenas, quien pretende perpetuarse mediante albazo, por otros dos periodos y un año extra en curso. Si se aprueba tal reforma al Reglamento para la Elección de Dirigentes y Postulación de Candidatos en la 24a Asamblea Política Nacional por celebrarse máximo en agosto, ¡Alito podría quedarse hasta el año 2032!… Sin embargo, no es el único personaje que utiliza la figura de la reelección.

Este decrepito partido político, ha perdido el rumbo, yendo hacia un puerto incierto. El PRI, y sus políticos, no solo han traicionado a la ciudadanía y a su militancia, sino los principios fundacionales mediante los cuales se cimentaron; el legado histórico de la magnánimo Revolución Mexicana: ‘Sufragio efectivo, no reelección’. Principio el cuál han transgredido para favorecer a Alito.

Con las múltiples ‘reelecciones’ para cargos locales y federales (con posibilidad de reelección) del año en curso, muchos de los políticos que ganaron escaños en los congresos o alcaldías en 2021, tuvieron la ominosa idea de reelegirse para los comicios del 2024, como era de esperarse, a la rotunda mayoría no les fue bien, desde diputados federales hasta alcaldes, demostrando que el priismo puede perder todo en las urnas. 

No contaron con el apoyo popular esperado. Han dejado de competir… Si el Partido Revolucionario Institucional pretende seguir coexistiendo en el sistema de partidos en México, necesita más que una reforma estatutaria; necesita una profunda revitalización y un cambio estructuralmente democratizador.        

COLUMNISTAS

Eder Jorge Guillén Muñoz

Ian Carlos Estrada Ramírez

X

@ejgm911

@iancarlospuma1

   

Breve guía del candidato político

analisis politico, analisis politico definicion, columna politica, columnistas politicos

Análisis político y el análisis de discurso

manejo de crisis politica, escandalo politico, crisis de confianza

Manejo de crisis

opinion publica definicion, opinion publica ejemplos, segmentacion politica, tipos de opinion publica,

Opinión pública

ejemplos de propaganda política, qué es propaganda política, propaganda política ejemplos

Propaganda política

spot politico y jingles de campaña

Spot político y jingle de campaña

Qué es el War Room en la campaña política

War room

imagen del candidato, fotografia politica profesional, fotos para elecciones, fotos de candidatos, fotos de elecciones

Imagen política

maestria comunicación politica, curso marketing politico, curso de campañas electorales

Diplomado en Gestión de Marketing Político

Libros de comunicación política, libros de marketing político, libros de campañas electorales

Libros de comunicación política

que son elecciones, que es campaña politica

Campañas políticas

Consultoría política, agencia de relaciones públicas, consultoría desarrollo organizacional

Consultoría política y marketing gubernamental

marketing politico ejemplos, marketing politico pdf, mercadotecnia política

Marketing político

definición gobernanza, qué es gobernanza

Gobernanza

que es servicios publicos, ejemplos de servicios publicos

Servicios públicos

Imagen de gobierno, marca gobierno, gobierno y prestigio, comunicacion municipal

Marketing gubernamental

libros de comunicacion social,

Libros de comunicación social

Consultoría política, agencia de relaciones públicas, consultoría desarrollo organizacional

Consultoría política y marketing gubernamental

diplomado turismo diplomado políticas públicas maestría políticas públicas

Curso Marketing Gubernamental

comunicación social definición, comunicación social ejemplos, concepto comunicación social, plan de comunicacion social

Comunicación social

definición políticas públicas, ejemplos de políticas públicas, qué es políticas públicas, concepto de políticas públicas,

Políticas públicas: una guía completa

Al navegar en este sitio aceptas las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia   
Privacidad