suscribirse

La Consulta Popular y la farsa del juicio

Columna de Héctor Mújica 🖋️

El próximo 1 de agosto se llevará a cabo la puesta en escena más importante del gobierno en turno y lo que será uno de sus grandes logros.

Y no, no es la disminución de los homicidios o feminicidios, tampoco se trata de medicinas para el cáncer, mucho menos de la disminución de la pobreza o del desempleo. No, lo que se juega este 1 de agosto entrante es nada menos que la primera consulta popular promovida por el Sr. Presidente. Que, a diferencia de las amañadas consultas previas, hechas a modo y gusto, está se hará conforme a la Ley y bajo la dirección del INE.

La consulta se ha vendido popularmente por el presidente y por MORENA como el “juicio a expresidentes”, los que van de Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto. Pero la realidad dista mucho de lo que realmente promueve el partido el poder. Y es muy importante dejar en claro que no existe un “juicio a expresidentes” como embusteramente se dice.

Esto porque el pasado 1 de octubre del 2020, la Suprema Corte de Justica de la Nación, resolvió y modifico la pregunta de la consulta popular. La pregunta original sí decía tácitamente si se estaba de acuerdo o no en que se investigara y sancionara a los expresidentes de Salinas a Peña por las autoridades competentes. Algo que la SCJN resolvió como inconstitucional y violatorio a los derechos. Pues la aplicación de la ley no se consulta. Por lo que el cambió de la Corte quedó así:

¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?

La pregunta no dice que es para enjuiciar a expresidentes. El alcance de esta ambigua y costosa pregunta es solo para “emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas”, es decir, una comisión de la verdad. Pero si lo que se busca es un proceso penal en contra de expresidentes, entonces es la fiscalía la que debería de llevar el caso a la Corte y para ello no se necesita gastar 528 millones en una pregunta, solo necesita hacer su trabajo.

Esta dispendiosa consulta tiene otro inconveniente y es que, a diferencia de las consultas del pasado, hechas a modo y capricho, esta si esta regulada por la Ley Federal de Consulta Popular. Dicha ley establece en su artículo 64, que para poder ser válida la consulta deberá de contar con una participación total de al menos el 40% de la lista nominal, que son aproximadamente 37 millones 427 mil electores.

Algo complicado si se recuerda como el año pasado Morena a duras penas alcanzó el 2% de la lista nominal para convocar a la consulta y eso que juntaron firmas hasta de muertos. Por otro lado, en la consulta del Aeropuerto de Texcoco, uno de los temas trascendentales de este gobierno, tuvo una triste participación de poco más de un millón de personas.

Disponible en Amazon

La consulta no es más que un instrumento con fines electorales que busca elevar la popularidad del gobierno en turno y deslindarse de la responsabilidad de hacer justicia e investigar a los actores políticos del pasado que hoy abundan dentro de la 4T.

No es necesario gastar 528 millones de pesos para preguntar a la gente si quiere que se indaguen ilícitos, para ello solo necesitas un fiscal competente y autónomo que cumpla con su obligación y con la ley. Pero quien quiere un fiscal autónomo y competente cuando en tu gobierno tienes a personas que reciben y dan “aportaciones”, se les caen las líneas del metro (o el sistema <<Barttlet>>) o violan a niños y mujeres.

La farsa del juicio es el distractor perfecto a las problemáticas actuales que cruza el país. Por otro lado, será pieza clave para fortalecer los ataques al INE o a la SCJN, pues de no alcanzar el 40% del padrón se tendrá el pretexto perfecto para decir que las engorrosas instituciones y leyes del “periodo neoliberal” impidieron la validez de la consulta.

Hoy esta parafernalia es el ejemplo perfecto de darle al pueblo pan y circo. Quedando claro que no importa qué precio tenga seguir con el espectáculo, con tal de que este montaje siga manteniendo viva la imagen de un gobierno que simula combatir la corrupción. 


Héctor Gabriel Mújica Hernández

@hector_mujica27

Ciencia Política de la UNAM


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.