suscribirse

143 Vistas

La batalla por el Edomex se pone vibrante

Columna de Eder Guillén 🖋️

El desayuno en Toluca fue, aparte del banderazo de MORENA para 2024, el golpe en la mesa para las elecciones del año venidero, donde desean aniquilar por completo al PRI de Alejandro Moreno y planchar una sucesión que ya se antoja definida a favor de ellos. El baile de los interesados en el partido guinda ya empezó, con Delfina liderando, Higinio y Duarte atrás, y Fernando Vilchis como ‘caballo negro’.

La oposición parece más dividida que unida. El PRI ya eligió a Alejandra del Moral, ungida por los dinosaurios. El PAN con Enrique Vargas de Villar, amenaza con romper si no se es el susodicho. El PRD, con su cacique y su estrella estatal, pueden con facilidad ir solos y luchar por su sobrevivencia en un ensayo. MC, con Juan Zepeda, se quieren meter a la oposición con él enfrente, pero es una misión imposible. 

MORENA parece más que nunca en capacidad de derrotar al PRI tras 94 años. Sin embargo, Alito y Eruviel Ávila Villegas parecen interesados en que el Verde vaya solo con sus pesos pesados, y el PT vía el Profe Anaya, desdeñen acompañar territorialmente al alfil de Palacio Nacional.

No obstante, Enrique Peña Nieto quiere paz definitiva con la 4T para asegurar su impunidad por otro sexenio más, y no dudará en hacer de todo para evitar que el PRI, solo o acompañado, siga. Alejandro Quintero, su asesor estrella, quería desembarcar en su lugar preferida, y EPN le negó la posición… Señales que calientan una de las elecciones más importantes en la historia de México. 

De venta en Amazon | Así logró que sus seguidores lo defendieran a capa y espada: 10 claves.

COROLARIO. Digna de memes ha sido la precampaña anticipada del ‘club de los elegidos’. Marcelo en un evento facilitado por el emecista Enrique Alfaro, ya hizo un acto anticipado de campaña a todas luces, bajo el brazo un proyecto de propuesta para que las encuestas de mediados de 2023 no madruguen a Ebrard; ahora hasta el WhatsApp y el Facebook Live, apuntalados por el notable Instagram y el naciente TikTok del ‘carnal’, son las herramientas con las cuales, la población se puede comunicar con el Canciller. Misma ruta sigue la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien ya se mueve como pececillo en Instagram y Facebook. No se queda atrás, el que sí contesta los mensajes, Adán Augusto López Hernández, habitante del Covián en Bucareli. Curioso que en Twitter nadie atiende, salvo Marcelo. ¿Será porque el mapa de usuarios, hasta los promoventes de la oposición o del ‘voto útil y organizado’ contra la 4T, solo ven en él a la salvación de la nación por si la alianza no despega?

Por otro lado, el Senador Ricardo Monreal advierte que lo hecho en Toluca y en Guadalajara, son actos anticipados de campaña. Toda la razón le asiste al líder indiscutible del Senado. Sin embargo, él no denunciará ni se peleará con sus compañeros. “No quiero que me destape el Presidente 5 veces, sino la nación”, en dirección contra su amigo Ebrard, quien se dice entre voces como el ungido, a pesar de su nuevo enemigo Adán y su no querida camarada Claudia. Mientras tanto, afina su TikTok e Instagram, donde connotados jóvenes le echan todas las ganas del mundo para que Monreal no se quede atrás, mientras el salto cuántico en las encuestas internas responde a la rebeldía ‘al país de un solo hombre’ mediante un nuevo Maximato, a la sobreexposición de un Ricardo que se siente mártir, al golpeteo de intelectuales morenistas contra la ‘nomenklatura’, y a esos chicos prodigiosos, algunos de ellos compañeros de mi carrera, grupos y generación en la FCPYS o en la UNAM, que le saben de todas, todas, al ‘control Z’. 

DEJO ESTO Y ME RETIRO LENTAMENTE. Resulta catastrófica la forma en cómo Enrique de la Madrid se desenvolvió a mediados de este mes. De no estar en el top 3 de los suspirantes opositores en todas las encuestas creíbles, a una entrevista demasiado reaccionaria e irracional para su perfil con María Scherer para LatinUs, hasta la foto en el olivo opositor que presume celosamente Lilly Téllez. Duele ver la manera en que alguien que, reconocido de mala manera por el apellido, o por haber sido Secretario en el gabinete de Peña Nieto, no despegue en las encuestas y ahora busca radicalizarse, dado el desconcierto de que sus aliados, como José Antonio Meade, apoyen la llegada de un morenista al PRI para disputar el destino de la nación en 2024.

De la Madrid, junto a Téllez y Anaya, son de los pocos que se resistirán. Están en todo su derecho, e incluso les asiste. Sin embargo, De la Madrid como Téllez y Anaya, con otros que pueden imaginar, solo tienen resonancia en Twitter, que tiene una cobertura orgánica del 4% total de la población, mientras muchos millones más de mexicanos tienen otras redes sociales, por la facilidad de acceso, herramientas, y porque no son tan polarizadas.  Comparemos: Marcelo va adelantado presumiendo a su resiliente esposa Rosalinda Bueso, o creando stickers que ya son famosos; mientras que ‘Monrix’ apela a las maravillas que su equipo puede hacer.

No innovan. No copian. Nada. Solo viven de la fama de Andrés Manuel porque la leyenda de López se hizo grande precisamente por ellos. De un político promedio con virtudes destacadas, a un dios o un demonio. Viven todavía en 2018, moralmente derrotados. Los M&M’s, felices por eso.

Eder Jorge Guillén Muñoz 🖋️

@EUt911

Ciencia Política UNAM


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.