Saltar al contenido

Iglesia Católica en México revela que también son víctimas de extorsión y desapariciones forzadas

Cárteles de las drogas y otros delincuentes también han empezado a extorsionar a los sacerdotes de las iglesias locales en México. Según el Centro Católico Multimedial (CCM), los delincuentes llegan a exigir a las capillas que les den hasta la mitad de las colectas de lo que recaudan por limosnas y fiestas patronales.

El Reporte de Incidencia de la Violencia contra Ministros Religiosos y Laicos de la Iglesia Católica en México refleja el estado de indefensión en que se encuentran las capillas en México. Para el cardenal José Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, y Sigifredo Noriega Barceló, obispo de Zacatecas, y Rafael Sandoval Sandoval, obispo de Autlán, aseguraron haber sido detenidos en retenes controlados por algunos cárteles que operan en el norte de Jalisco y Zacatecas, que exigen derecho de piso a los religiosos.

Dicho reporte, señala que en 2022 se han cometido 800 extorsiones, amagos y amenazas contra sacerdotes, y en el transcurso de este sexenio se cometieron alrededor de 24 agresiones semanales a templos y comunidades católicas, además han sido asesinados siete sacerdotes.

«México es por 14 años consecutivos uno de los países más peligrosos para ejercer el sacerdocio».

Sobre el asesinato de clérigos, el reporte destaca que es de lamentarse que no existan resultados específicos en las indagatorias correspondientes.

«Una proporción mínima tiene la consignación y sentencia de responsables, pero en este universo no hay elementos que permitan conocer si las víctimas y sus familias han tenido justicia y reparación del daño», señaló.

Añadió que los sacerdotes también son víctimas de desaparición forzada, y citó el caso del padre Santiago Álvarez Figueroa de la Diócesis de Zamora, desaparecido desde el 29 de diciembre de 2012.

El nuncio Christoph Pierre compartió el sufrimiento de los familiares de las víctimas de secuestro y expresó su pesar por la desaparición del sacerdote.

También destaca el caso del padre Carlos Órnelas Puga, quien desapareció el pasado 3 de noviembre de 2013, tampoco se tiene conocimiento de su paradero, comentó un representante de la Diócesis de Ciudad Victoria.

«La fuente añadió que tras ser presentada una denuncia judicial por la desaparición del padre Ornelas, el caso quedó a cargo del Grupo Antisecuestros de Tamaulipas, cuyos miembros ‘fueron agredidos por desconocidos en el municipio de Padilla’, de unos 14 mil habitantes, en los primeros pasos de la investigación, sin precisar cuándo sucedió el incidente», señaló.

El Rey del Cash': ¿qué se sabe del libro sobre AMLO y una supuesta red de financiamiento? - Político MX

Padres de capillas católicas asesinados en el sexenio de AMLO

**2019**. **Padre José Martín Guzmán Vega**, 55 años, asesinado en agosto en la comunidad de Cristo Rey de la Paz, ejido Santa Adelaida, de la Diócesis de Matamoros. Sus denuncias contra el gobierno del estado fueron duras y severas.

**2021**. **Padre José Guadalupe Popoca Soto**, 42 años, párroco de San Nicolás de Bari en Galeana, Zacatepec, Diócesis de Cuernavaca, Morelos, asesinado en agosto del 2021.

**Padre Gumersindo Cortés González**, 63 años, del clero de la Diócesis de Celaya. El 28 de marzo de 2021, la Fiscalía del estado de Guanajuato reportó el hallazgo del cuerpo sin vida que presentaba huellas de violencia. El sacerdote estaba desaparecido desde la mañana del sábado 27 de marzo.

Fray **Juan Antonio Orozco Alvarado**, OFM, 33 años, cayó víctima de un fuego cruzado, el 12 de junio de 2021. De acuerdo con los datos proporcionados por responsables de la provincia franciscana a la que pertenecía, el religioso y párroco, junto con otros laicos que le acompañaban, quedaron atrapados en un enfrentamiento entre cárteles rivales. Se dirigía a la celebración de la misa en la comunidad Tepehuana de Pajaritos y en Mezquital, Durango. Los hechos se dieron en la carretera en los límites de los Estados de Durango y Zacatecas.

**2022**. **Padre José Guadalupe Rivas**, 58 años, desaparecido desde la tarde del domingo 15 de mayo del 2022; localizado en un rancho cercano a Hacienda Santa Verónica en Tecate de la arquidiócesis de Tijuana. Era presidente de la Casa del Migrante ubicada en la colonia El Descanso en Tecate, a la que se había integrado en el 2021.

Padres **Javier Campos Morales, SJ, 43 años y Joaquín César Mora Salazar**, SJ, 81 años, asesinados al interior de la misión, el 20 de junio del 2022 en Cerocahui, Chihuahua.

dlpoder

Al navegar en este sitio aceptas las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia   
Privacidad