suscribirse

Mantente actualizado de las últimas columnas y noticias en dlpoder.com. Suscríbete es GRATIS.

 Al suscribirte aceptas el aviso de privacidad de datos. 

admobile

Las irregularidades de los “cinturones de paz”

Columna de Carlos Ramos Padilla

Ahora resulta que la seguridad ciudadana recae en funcionarios y no en las fuerzas de seguridad. Así sin adiestramiento, sin armas y sin corresponder a sus obligaciones legales en un contrato laboral, fueron colocados como los “cinturones de paz” frente a la marcha del dos de octubre.

Escuche la explicación que ofreció la señora Sheinbaum sobre este asunto y dijo: “ son alrededor de 12 mil funcionarios que van a participar… no los vamos a sacar, los estamos invitando a participar en este tema que es muy importante para la ciudad… están deseosos de participar, es una actividad voluntaria… son de distintas secretarías del gobierno de la ciudad… inclusive invitamos a algunos alcaldes a que nos acompañarán… son horarios laborales sí, pero también es una actividad importante.. .no se les va a descontar el día necesariamente pero es parte de su trabajo ser parte de este esquema de protección de la ciudadanía… una responsabilidad de cualquier funcionario público y están deseosos de participar”.

Vaya manera de manipular, de desinformar y de engañar. Vayamos por partes, la Constitución Mexicana en su artículo 21 establece que: “la seguridad pública es una función del Estado a cargo de la Federación, las Entidades Federativas y los Municipios, cuyos fines son salvaguardar la vida, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social”.

Ningún funcionario público está obligado, o invitado, a ejercer funciones de policía o militares. En sus contratos laborales no hay especificaciones que así lo indiquen.

Si estaban en horarios de trabajo y esa es una irregularidad, porque no pueden desatender sus obligaciones porque están “deseosos” de salir a las calles a contener a vándalos y tampoco “es parte de este esquema de protección ciudadana”. Ningún empleado del gobierno puede atribuirse actividades por sí mismo y menos por deseo.

Es una irregularidad administrativa, es una falta a los condicionamientos constitucionales y una irresponsabilidad proponer que ciudadanos participen en actividades que corresponden legalmente a instituciones como la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Se debió actuar con personal capacitado para la prevención y contención de actividades que rompan la paz social y en su caso detenciones y aprehensiones de quienes en flagrancia atenten contra la integridad de las personas o bienes públicos y privados. Hasta el momento el gobierno sólo ha ofrecido omisión e impunidad y ante los actos de violencia, agresión y ataque bien se podría tipificar como cómplices.

Y pregunto: ¿Se permite que un personaje, quien sea, con instrumentos que podrían considerarse como arma, puedan atacar con el rostro cubierto? ¿Si estaban el contingente de anarcos plenamente identificados por qué no se les detuvo?

Algunos de estos delincuentes ya han sido identificados en otros actos de vandalismo como en la UNAM o en vía pública y no han sido sometidos, ¿por qué? ¿También van a salir con la argumentación de que no hay que criminalizar a la manifestación pública? ¿Para que fue creada la Guardia Nacional, solo para cumplir los caprichos migratorios de Trump? Se invitaron a algunos alcaldes, sólo los de Morena?

¿No parece fuera de orden que a los usuarios del Metro les revisen sus pertenencias y a los delincuentes con bombas molotov no los interroguen?

¿Alguno de estos burócratas con camiseta blanca fue adiestrado para evitar que le sacaran un ojo con pica hielos o le incendiaran el rostro con aerosol? Mal, mal señora Sheinbaum.

Usted ha estado de ese lado, el de los reventadores ¿y ahora nos dirá que usted es la garante de la seguridad de la ciudad con funcionarios improvisados? ¿Díganos, por qué se rompió la “cadena de la Paz” y no funcionó?

¿Cuántos salieron amenizados y heridos? ¿Cuál será su siguiente ocurrencia amparada por ya sabes quién? Ah y por cierto, esto no es Chiapas, no es el EZLN, y no son “los monos blancos.”

Carlos Ramos Padilla

@cramospadilla

Periodista y conductor en TV Mexiquense y TVC Meganoticias

Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión.


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

suscribete

Mantente actualizado de las últimas columnas y noticias en dlpoder.com. Suscríbete es GRATIS.

 Al suscribirte aceptas el aviso de privacidad de datos. 

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.