admobile

227 Vistas

FaceApp: Verte como anciano a cambio de tu información

Atención a las letras pequeñas

En los últimos días internet se ha llenado de imágenes de personas que “transforman” su apariencia para descubrir cómo se verían en la vejez. Esto gracias a la aplicación de origen ruso “FaceApp,” en la que desde hace un par de años este filtro se encontraba disponible. Sin embargo, la app se viralizó luego de recibir una enorme mejora en la capacidad de su procesamiento.

¿Qué es lo que ocurre?

Así como ocurrió hace algunos meses con el filtro de Snapchat que te mostraba como luciría una persona si fuese del sexo opuesto, en Facebook, Instagram y Twitter han aparecido cientos de imágenes de usuarios de este filtro, así como de personajes conocidos, con un aspecto de 70 u 80 años.

Debido a la creciente popularidad de la aplicación han surgido preguntas referentes al tema de la seguridad de datos, pues por un rato de diversión, la aplicación tiene acceso a tus fotos y a la composición de tu rostro.

Casos como el del algoritmo de Cambridge Analytica, que influyó en la campaña que llevo a la presidencia a Donald Trump, o los seguimientos de vigilancia basados en el reconocimiento facial en Reino Unido o China, el cómo es manejada la privacidad de usuarios de aplicaciones para móviles o redes sociales se ha convertido en todo un debate.

FaceApp y la controversia

La aplicación fue lanzada hace un par de años por Wireless Lab, una empresa que se dedica al desarrollo de software en San Petersburgo, Rusia. La firma tecnológica ya ha tenido algunas controversias en el pasado, en 2017 dos filtros fueron retirados ante las críticas por resaltar estereotipos físicos raciales.

Tal es el caso del llamado “hot” que  aclaraba la piel de los usuarios, también uno que permitía un cambio de raza, para lucir como afrodescendiente, indio, asiático o caucásico. Este último fue borrado tan solo un día después de ser lanzado gracias a las críticas en internet.

Los términos de servicio de FaceApp (Esos que hay que aceptar para poder utilizar la aplicación)  prácticamente los mismos que otras aplicaciones. La aplicación señala que puede recopilar “contenido del usuario (por ejemplo, fotos y otros materiales) que publica a través del servicio”.

También realiza un “monitoreo” de la actividad que el usuario realiza con su Smartphone, incluidas “las páginas web que visita” y su ubicación, así como  recopilar “metadatos” sobre cómo interactúa el usuario con el servicio. La aplicación resalta en su aviso de privacidad que:

“No alquilaremos ni venderemos su información a terceros fuera de FaceApp”

A pesar de ello, analistas han resaltado que FaceApp indica que puede llevar la información a una jurisdicción diferente a la del país donde esté el usuario.

“Tenga en cuenta que podemos transferir información, incluidos datos personales, a un país y jurisdicción que no tenga las mismas leyes de protección de datos que en su localidad”

Seguridad de los datos 

Algunos expertos aseguran que esa información podría servir para que plataformas, hackers o inclusive gobiernos, accedan al reconocimiento facial de los dispositivos móviles, que podría ser usado tanto con fines comerciales (vender publicidad) como de vigilancia (privada o gubernamental).

Según los expertos en seguridad informática, para un usuario es muy difícil saber si el reconocimiento facial se está utilizando en alguna aplicación y con qué fines.

Junto a China, el gobierno de Rusia ha establecido recientemente controles propios al internet lo que podría significar que cierto uso de la información pueda ser legal, a diferencia de otras partes del mundo. Así, información recopilada de este lado del mundo podría ser utilizada en estos países sin que eso incurra en un manejo ilegal de los datos.

Big Brother Watch, una organización en defensa de la privacidad que opera en el Reino Unido, ha advertido sobre los riesgos de la tecnología de reconocimiento facial calificándola de “peligrosamente autoritaria”.

Monitorear a personas inocentes en público es una violación de los derechos fundamentales a la privacidad, a la libertad de expresión y al derecho de reunión”

Estamos luchando contra esto para todos aquellos que no quieran convertirse en tarjetas de identidad andantes en una nación vigilada”

La información recopilada en aplicaciones o redes sociales ha demostrado ser útil en procesos tan importantes como las elecciones de los Estados Unidos, Así que el uso de datos proporcionados por smartphones es un debate que tomará cada vez más protagonismo en los próximos años, pues sus el potencial de sus aplicaciones aun es desconocido.

Edición @dlpoder

David Chávez

Twitter: @DavidSalvadorDL

 

Comparte el post

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.