suscribirse

766 Vistas
1 Comentarios

Espacios innovadores para el aprendizaje

Enfoque Educativo con Laura Aguila 🖋️

Un espacio escolar puede definirse como el lugar físico en donde una comunidad educativa determinada, se reúne para dialogar, acordar, diseñar y construir objetivos y metas para alcanzar un crecimiento intelectual, personal y humano.

Por lo que un ambiente de aprendizaje se referirá al conjunto de elementos, materiales y personas (docentes y estudiantes) que participan en un proceso denominado de enseñanza-aprendizaje, dentro de un espacio físico flexible y confortable, considerando que los lugares en donde se realiza el trabajo educativo van más allá de las paredes que conforman un aula, razón por la cual el ambiente de aprendizaje ha de ser considerado como un elemento curricular importante, debido a que impacta de manera favorable o desfavorable en el proceso de aprendizaje de cada alumno, y sus distintas formas de asimilar el conocimiento.

De este modo, para que el ambiente áulico se transforme en un entorno de aprendizaje, se requieren de al menos cuatro elementos fundamentales que propicien la enseñanza, estimulen el aprendizaje, así como el desarrollo de habilidades y competencias para la vida cotidiana: 1) el propio entorno en donde se llevan a cabo las actividades; 2) actividades planificadas y orientadas a contenidos académicos; 3) herramientas pedagógicas y  tecnológicas; 4) metodología flexible y acorde a las necesidades de la comunidad escolar. Principalmente ahora que la educación debe orientarse al aprendizaje colaborativo a través del desarrollo de proyectos y resolución de retos, se requiere de conformar espacios de aprendizajes funcionales y positivos.

Valioso también es conocer los diferentes tipos de ambientes de aprendizaje que pueden promoverse dentro del aula:

EL ESPACIO INFORMATIVO.- Sugerido para la búsqueda de información, lecturas, videoconferencias, visualización de contenidos multimedia, creando así un aula rica en recursos de información

ESPACIO ANALÍTICO.- Lugar idóneo para revisar y analizar, conversar, llegar a acuerdos y tomar decisiones acerca del trabajo o investigación que se esté realizando.

EL ESPACIO CREATIVO.– Espacio que facilite actividades como dibujar, modelar, hacer bocetos, maquetas, siendo el  adecuado para la generación de ideas.

EL ESPACIO CONSTRUCTIVO (área maker).-  Espacio para dar forma a las ideas y construir los productos o evidencias que fortalezcan al trabajo o proyecto que se está realizando. 

ESPACIO EJECUTIVO-. El lugar donde construir el producto final.

EL ESPACIO LÚDICO.– Es tan importante como el resto de espacios. Necesario para crear una atmósfera relajada donde el alumno pueda desconectar el estado emocional anterior que le está generando falta de atención y concentración.

Cada uno de estos tipos de ambientes de aprendizaje considera a su vez tres dimensiones que están interrelacionadas entre sí, y son:

Dimensión Física.- Incluye lo relacionado al espacio y dimensiones físicas del aula, y como está organizada.

Dimensión Funcional.- Se refiere a la forma óptima de utilizar los espacios físicos para las diferentes actividades que se planeen.

Dimensión relacional.- Implica la organización que permita lograr relaciones de trabajo/estudio que se desarrollen dentro del aula.

De venta en Amazon | Así logró que sus seguidores lo defendieran a capa y espada: 10 claves.

Todo lo anterior, permitirá una verdadera organización de ambientes de aprendizaje, en donde las y los estudiantes aprenderán del y en el ambiente que los rodea, mediante una adecuada planificación de las actividades de estudio, y que también tendrá influencia directa en el comportamiento de las y los estudiantes, inyectándoles más interés en descubrir, investigar y aprender.

Aspecto de suma importancia es desarrollar y promover ambientes que propicien la comunicación, ya que pare el estudiante y el docente es primordial mantener abierto este canal para poder atender todas y cada una de las necesidades e intereses que vayan surgiendo.

El aprendizaje colaborativo que favorece la interacción entre los estudiantes y el profesor se hace cada vez más evidentemente necesario, debido a que fomenta la motivación y la sociabilidad. En un ambiente colaborativo, el rol del profesor es administrar las estrategias de aprendizaje que se van a poner en funcionamiento, hacer que los contenidos académicos sean interesantes y atractivos para el logro de los mismos.

Favorecer que los alumnos dejen de ser simplemente espectadores y se conviertan en los actores principales de su propio proceso de aprendizaje.

A este respecto, la arquitecta costarricense María Alexandra Quirós, autora de la publicación  “Espacios para el aprendizaje del siglo XXI” explica que desde su experiencia profesional, que los espacios innovadores son los que surgen a raíz de las conversaciones que se tienen con las personas que los habitarán, y entre los que destacan los administradores, personal docente y estudiantes.

“El aprendizaje innovador implica que cada vez se vaya horizontalizando más la educación, específicamente hacia dejar el uso de la palabra ‘educación’ e implementar la palabra ‘aprendizaje’. Si bien hay una jerarquía entre docentes y estudiantes, ese movimiento hacia la horizontalidad refleja que los profesores también se vuelven aprendientes”, resalta en su texto la autora.

Todo lo anterior, sin olvidar que los componentes pedagógicos son indispensables para construir ambientes de aprendizaje positivo. Los componentes pedagógicos son muy variados, y deben de estar bien definidos antes de comenzar los cursos, tales como: propósitos, contenidos, secuencias, métodos y recursos, buscando fortalecer la interacción comunicativa entre docentes y estudiantes en contextos específicos, creando espacios que faciliten las oportunidades a las y los estudiantes para que ellos mismos construyan conceptos, desarrollen habilidades de pensamiento y competencias  para resolver problemáticas de la vida cotidiana. 

Es un hecho innegable que la educación se encuentra inmersa en cambios continuos, y esos cambios representan nuevos desafíos, nuevos planteamientos para llevar a cabo una mejor metodología que se adecue a las necesidades e intereses de los alumnos, donde se fortalezcan las capacidades cognitivas y se pueden aplicar evaluaciones formativas para poder ir percibiendo los avances en el aprendizaje. De igual forma y considerando las implicaciones que tienen los ambientes de aprendizaje en las escuelas, es pertinente modificar también el espacio físico, así como los recursos con los que se trabaja, además de fortalecer la participación de todos los actores que intervienen en proceso educativo, para lograr exitosamente los objetivos y metas de un verdadero espacio innovador para el aprendizaje.


Laura Águila Franco

@laura_aguila

Lic. en Psicología por la UNAM. Me he desempeñado como Psicóloga Escolar por espacio de 20 años, y como Directora Académica en los niveles de Preescolar y Primaria en colegios privados los últimos 15 años.

Formadora de Directivos y Docentes en la Reforma Integral de la Educación Básica (UNAM-SEP, 2009-2010), Participante en el Sexto Congreso Nacional de Primaria 2014 “Desafíos en el Aula”, en la Unidad de Congresos del CMN Siglo XXI.


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Un comentario

  1. Parte importante para lograr los objetivos de la educación y para optimizar el proceso. Brindar el ambiente adecuado también es nuestra labor como docentes comprometidos con las nuevas generaciones.

    Responder

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.