suscribirse

193 Vistas

En México existe la presión social para que las mujeres se conviertan en madres

La tasa de fecundidad en México pasó de 6.9 hijos por mujer, en la década de los 60, a 1.9 en 2020. Aún así existe presión social sobre ellas para que sean madres. En algunos sectores prevalece la idea de que es una obligación más que una elección, y se ejercen discursos violentos sobre quienes postergan o deciden no ser madres.

Los censos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran que en 1980 la tasa de fecundidad era de 4.8 hijos por mujer; en 2000 disminuyó a 2.6.

Sin embargo, el escenario varía por entidad, pues mientras en la capital mexicana la tasa es de 1.2 hijos por mujer, en Chiapas es de 2.7; y en Guerrero de 2.3.

“Influyen muchos factores culturales, por ejemplo, la Ciudad de México tiene el nivel de escolaridad y profesionalización más alto del país. Tanto en mujeres como hombres, lo que impacta en estas cifras”.

Educación y fecundidad

Se trata de una tendencia general en la sociedad occidental. Las causas son múltiples: los movimientos feministas que han promovido un entendimiento distinto del papel de la mujer en la sociedad; la divulgación y uso de diversos métodos anticonceptivos, así como el incremento de la escolaridad de la población en general.

“En la medida en que las mujeres tienen más acceso al conocimiento, a adquirir grados escolares mayores, proponen proyectos de vida enfocados a su profesionalización, postergan la vida reproductiva y, en muchos casos, deciden no tener hijos”.

Ser madre, remarca, no es un impedimento para realizar actividades o ejercer cargos, pero sí existen prejuicios para contratarlas en algunos sectores, por el tiempo que exigen las labores de cuidados. “Aún se les pregunta si están embarazadas o cuántos hijos tienen, porque en función de eso determinan si puede ser útil o no para un puesto, si se va a ausentar por actividades escolares, por enfermedades”, manifiesta.

“La familia pequeña vive mejor”

La caída de la tasa de natalidad también está relacionada con el establecimiento de políticas públicas del Estado mexicano para disminuirla, y su participación en diversos organismos internacionales los cuales llamaron -a partir de la década de los 70- a implementar acciones para reducir la tasa de natalidad.

“En esos años se creó el Consejo Nacional de Población y se establecieron campañas como la que durante el gobierno de Luis Echeverría tenía el slogan de ‘La familia pequeña vive mejor´”, recuerda Meléndez Elizalde, experta en temas de sociología de la familia y cambio social, perspectiva de género y derechos sexuales y reproductivos.

 

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.