suscribirse

739 Vistas
1 Comentarios

El Metro CDMX, en la misma lógica que la 4T, va para atrás

Realidades con Carlos Aguila Franco 🖋️

Comprobando cada día más, que el Cambio prometido por López y su incondicional Sheinbaum, quien cobra como jefa de gobierno, es ir para atrás, un claro ejemplo de ello es el incendio que sucedió en las instalaciones del Metro el pasado 9 de enero del 2021.

Este grave incendio que se suscitó en el puesto número 1 de la Central de Controles de Trenes del Metro en la calle de Luis Moya y Delicias en el Centro Histórico, ocasionó que se quedaran sin servicio 6 Líneas de las 12 con que cuenta actualmente el Metro. Y quien paga los platos rotos, han sido los usuarios, el pueblo sabio, los pobres que, en su mayoría, son los que se transportan en Metro.

Pero lo grave no es solamente que se quedara la CDMX sin la mitad de líneas del Metro y que tuvieran que hacer largas colas los usuarios para transportarse en camiones, en patrullas de la policía, sino que solamente se reanudará el servicio en tres de ellas y las otras tres tardarán más tiempo. Y lo más patético, que lo harán sin la más mínima seguridad.

En ese tenor, y corriendo graves riesgos, el 12 de enero restablecieron servicio en las líneas 4,5 y 6 del Metro. Y de ahí en adelante cheque usted estimado lector el viacrucis para los usuarios, el pueblo sabio que tanto apoya a López y que tanto le importa a él.

El 12 de enero del 2021: “Metro sufre primer incidente en L-5 tras reapertura”. A unas horas del reinicio de la operación en la Línea 5 del Metro se registró el primer incidente que detuvo la marcha de los trenes durante unos 15 minutos, reportó el Sistema de Transporte Colectivo (STC). El organismo debió cortar la corriente eléctrica alrededor de las 7:30 horas en la estación Autobuses del Norte de la Línea 5, para retirar unas ramas sobre la zona de vías, lo que generó un retraso de alrededor de 15 minutos. El STC confirmó que a partir de las 5:00 horas se reanudó el servicio en las líneas 4, 5, y 6. Indicó que el intervalo de paso entre trenes es de entre 7 a 9 minutos. Mientras tanto continúa la suspensión de servicio de trenes en las líneas 1, 2, y 3.

13 de enero del 2021: “Metro reinicia traslados con operación rudimentaria”. A pesar de que ayer se restableció el servicio de las Líneas 4, 5 y 6 del Metro, capitalinos vivieron ayer un cuarto día caótico para trasladarse a sus destinos, pues tenían que esperar entre siete y nueve minutos para abordar un tren. En las rutas de las Líneas 1, 2 y 3, que siguen suspendidas, persistieron las aglomeraciones y las largas filas para subir a un autobús. El servicio fue a cuentagotas por cuestiones de seguridad y la falta de Puerto de Central de Control (PCC), lo cual generó que hubiera menos trenes y que los encargados vigilaran la operación de éstos con radios, de persona a persona y anotando datos en papel, “a ciegas”.

Por si faltaba algo, se descarrila convoy en Línea A. Un tren de la Línea A del Metro que corre de Pantitlán a Los Reyes La Paz, sufrió ayer un descarrilamiento que afectó el servicio por algunos minutos, sin embargo, no se reportaron personas heridas. Desde hace tiempo, personal del Metro ha alertado sobre la falta de mantenimiento por parte de las autoridades, en un medio de transporte con medio siglo de antigüedad.

El 13 de enero del 2021, nos enteremos de: “Metro L-1 reiniciará operación reducida la última semana de enero”. El servicio de la Línea 1 del Metro reiniciará operaciones la última semana de enero, aunque sólo con 10 trenes, es decir, con un tercio de la flota con la que habitualmente brinda servicio. Las siguientes semanas reiniciarán operaciones la Línea 3 y luego la 2, aunque ambas también con una flota reducida de trenes, de acuerdo con la información brindada ayer por el secretario de Movilidad, Andrés Lajous. Durante la pandemia, la L1 operaba con aproximadamente 27 trenes; la L2, con 24, y la L3, con 28, de acuerdo con fuentes gremiales.

ACUSAN DE FALTA DE FINANCIAMIENTO. Para Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, la eliminación del financiamiento a sistemas masivos de la capital, que este año implementó el Gobierno federal, para usar el presupuesto en el Tren Maya, pudo haber derivado en el incendio de la subestación. Se aprueban a este programa 36 mil millones de pesos, pero para una de las obras emblemáticas del gobierno federal”.

14 de enero del 2021. “Con WhatsApp, trabajadores controlan líneas 4, 5 y 6 del Metro de CdMx tras incendio”. Las líneas 4, 5 y 6 del Metro trabajan a ciegas y sin comunicación entre trenes tras el incendio en una subestación que quemó el sistema de intercomunicación, por lo que los responsables han tenido que usar WhatsApp o Messenger de sus propios teléfonos para comunicarse con los conductores. Estas líneas, que han tenido que improvisar su operación para desahogar la demanda de transporte no sólo en la capital del país sino en todo el Valle de México, trabajan en condiciones muy lejanas a la normalidad y los trabajadores advierten del peligro que se corre.

Para evitar contratiempos, los trabajadores del Metro, instalados en mesas improvisadas en lugar de los tableros de control, buscan comunicarse para conocer la ubicación de los trenes a lo largo de la ruta y deben detenerlos casi en cada una de las estaciones, lo que hace más lento el avance de los trenes que dan servicio en las rutas que corren de Martín Carrera a Santa Anita; de Politécnico a Pantitlán, y de El Rosario a Martín Carrera.

16 de enero del 2021|: Reportan falla en L8 del Metro de CdMx; “se escuchó un fuerte ruido”. Un desperfecto más se registró en el Metro. Esta vez ocurrió en la Línea 8 que corre de Garibaldi a Constitución de 1917, lo que detuvo por varios minutos el servicio de transporte causando miedo y malestar. De acuerdo con usuarios en redes sociales a las 12:47 horas en la estación Cerro de la Estrella se escuchó un fuerte ruido por lo que obligaron a los pasajeros a salir la unidad para evitar algún incidente.

El tren estuvo varado por lo menos 20 minutos, toda vez que se cortó el suministro eléctrico para que trabajadores pudieran revisar las instalaciones. Los ingenieros del gremio dieron cuenta que “se cayó un filtro del motor de tracción y provocó un corto”, esto debido al uso excesivo y falta de mantenimiento.

Para redondear el tema del Metro y el Caos de la CDMX, el 15 de enero del 2021, en El Financiero, esto es parte de lo que Alejo Sánchez Cano publicó: “Latente, el peligro de otro percance en el Metro” Los trabajadores del Metro están alarmados, la zozobra entre los conductores de los convoyes se palpa en su mirada y es solo cuestión de tiempo para que pase un percance de graves consecuencias. Las afectaciones al sistema de radiocomunicación, por el incendio en las instalaciones centrales de mando obliga a que, a través de sus celulares particulares, los conductores se comuniquen entre sí para monitorear el avance de los trenes.

Las líneas 4, 5 y 6 laboran con lazarillos, en virtud de que operan a ciegas y sin comunicación entre trenes. Esto es solo una de las graves anomalías en las que opera el sistema central de todo el transporte público de la capital del país que, antes del incendio, transportaba diariamente a más de 5 millones de pasajeros.

Claudia Sheinbaum y su fiel pero torpe escudera, Florencia Serranía, quien cobra como directora en el Metro en dos plazas, deben renunciar y no solo por tener al borde del colapso al Sistema de Transporte Colectivo, por no canalizar el presupuesto suficiente para dar el mínimo mantenimiento, sino porque en lugar de agilizar las reparaciones y canalizar partidas extraordinarias para la cabal operación del Metro, se hacen de la vista gorda y solo atinan a dar una serie de justificaciones que ni un párvulo daría.

Perfil. Florencia Serranía Soto, próxima directora del STC Metro

Florencia Serranía cuadro de René Bejarano, con Sheinbaum

La CDMX en estos momentos padece del embate de los ‘cinco jinetes del apocalipsis’: la crisis sanitaria que coloca a la metrópoli como la de mayor contagios en América Latina; la crisis económica que tiene a media ciudad paralizada; el peligro que representa la operación del Metro en las condiciones actuales; la crisis de inseguridad y, por si fuera poco, el surgimiento de una camada de funcionarios públicos sin experiencia ni perfiles académicos adecuados para los puestos que desempeñan, además del torpe manejo para dirigir a los trabajadores que están bajo sus mandos.

Esta plaga de inútiles que, por desgracia, se ha replicado en el gobierno federal, tienen a la capital del país en una situación inédita en cuanto a la ingobernabilidad que se vive y que no tarda en desatar expresiones violentas en las calles. En el sexenio pasado había puestos de vacunación contra la influenza en el Metro, ahora ni lo uno ni lo otro. El diseño del plan de emergencia para atender la demanda de transporte es peor que el mismo problema, ya que el hacinamiento en las paradas de autobuses es el caldo de cultivo para que el contagio por Coronavirus se propague exponencialmente.

Como plan emergente, después del incendio la Secretaría de Movilidad ha informado que se implementaron operativos alternos para garantizar la movilidad a las personas que cotidianamente utilizan el servicio, no obstante, se ha podido constatar que los camiones de RTP y en las patrullas, que son utilizadas como alternativa, no se respeta la sana distancia para evitar que continúen los contagios de Covid-19, ante el semáforo rojo en el que se encuentran la Ciudad y el Estado de México”.

Muy grave lo que se está viviendo en la CDMX, con un Metro que va para atrás, con claras muestras de falta de mantenimiento, que siguen exponiendo al pueblo sabio que apoya a López, a graves y fatales accidentes. Por ello insisto en preguntarles a los que votaron por él ¿Ese es su Cambio prometido? A más de dos años de administración ¿Qué han hecho? ¿Dónde están los 38 mil millones de pesos que les dieron en el 2020 para mantenimiento? 


Carlos Aguila Franco

@CarlosAguilaFra


Periodista y analista político desde 1984, egresado de la UNAM. Experto en comunicación social y campañas políticas. Ha colaborado con medios y diarios como el Diario de los Ángeles (EEUU), ABC Radio, Ruiz-Healy Times, entre otros. Funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Conasupo, Segob, PGJDF, DDF, Gobierno del Estado de Sonora, Municipio de Tlalnepantla. Exsecretario técnico de la Comisión de Asuntos Electorales en la LVII Legislatura del Estado de México (2009 a 2012). Autor de los libros: “La realidad de los partidos políticos” (1995), “La ciudad que entró en caos” (1998), “La ciudad de México en caos y desesperanza ¿Un mentiroso a la presidencia?” (2006), “Diez años de caos y corrupción en la CDMX (2008).”

Comparte el post

Ad

oportunidades

Un comentario

  1. Al igual que con todos los programas del gobierno, están rasurando los recursos en dependencias y organismos, para fortalecer sus caprichos (que no sus obras), cómo se puede ver en su famoso rancho y el estadio de baseball, que dirige su hermano, que se verán beneficiados con el paso del famoso tren maya, que decir de otra alberca gigante, como lo es dos bocas

    Responder

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.