Saltar al contenido
Arturo Zaldívar

Detestable Zaldívar | Se comenta solo con Carlos Ramos Padilla

Por donde se le vea es detestable la conducta de Arturo Zaldívar exempleado de la Suprema Corte al igual que Olga Sánchez Cordero. Dos personajes que han vivido del privilegio de ser ministro de la Corte y que de acuerdo a las indagatorias cometieron actos de indisciplina y traición impartiendo una justicia selectiva a razón de cumplir con intereses políticos al servicio personal de Amlo.

Se doblaron e hicieron mucho daño. De la opulencia y el lujo se disfrazaron de paupérrimos, para sostener una austeridad republicana falsa. Sánchez Cordero de presumir su riqueza en redes sociales pasó a ser una burócrata y sumisa empleada de Palacio. Se le calificó como “el florero” por su disposición a colocarse de adorno donde el tabasqueño le ordenará.

Perdió la dignidad y la vergüenza. Zaldívar renunció  sin causa grave que lo justificara, dando inicio a lo que se vendrá: la demostración de que el que fuera titular de la SCJN es corrupto. Buscó su reelección como ministro presidente de la Corte como ejemplo de cómo se podría ampliar el mandato  presidencial. Pretendió además la posibilidad de convertirse en el Fiscal General sustituyendo a Alejandro Gertz Mañero.

Amlo ha sido cínico en ventilar la relación con Zaldívar aprovechando la oportunidad para golpear a la Ministra Norma Piña.
Sentenció “cuando el ministro Zaldívar estaba al frente de la Corte, teníamos contacto permanente y se hablaba con él para comentar asuntos que le interesaban al gobierno. Y nos hacía caso. Nos ayudaba con los jueces. Zaldívar entonces era
un operador para que los jueces fallaran en favor o en contra de asuntos que le interesaban al “señor presidente”.

Por ello el próximo 5 de mayo habrá una concentración de trabajadores de la Suprema Corte y de la ciudadanía demandando defensa al Poder Judicial de la Federación en su autonomía, protección a la actual Constitución del país e investigación a personajes como Sánchez Cordero, Arturo Zaldívar, Yasmín Esquivel y Lenia Batres.

La Corte debe dar y poner ejemplo de integridad, honestidad y autonomía. Es uno de los tres poderes de la unión y genera estabilidad y equilibrio. Es la institución que nos garantiza la viabilidad de derechos y garantías constitucionales. Sin estas atribuciones la nación caería en anarquía, tiranía y dictaduras. Los ataques fundamentales serían a toda clase de libertades: expresión, manifestación, seguridad, propiedad privada, movilidad, empleo.

Dentro de la Corte están empeñados, y es su prioridad, en desnudar cualquier acto arbitrario e ilegal que se cometa en daño a la nación y lo harán, por lo pronto está en juego dos cosas: el empleo y estabilidad de miles y miles de trabajadores de la institución y la viabilidad de México siga siendo una nación que viva bajo un sólido Estado de Derecho.

Carlos Ramos Padilla

@cramospadilla

Periodista y conductor en TV Mexiquense y TVC Meganoticias Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales.

DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

DLpoder es un medio independiente, tus suscripciones a contenido exclusivo y donativos son valiosos para seguir en este esfuerzo para generar una sociedad informada y crítica.

Al navegar en este sitio aceptas las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia   
Privacidad