suscribirse

118 Vistas
1 Comentarios

Con la vida y seguridad de la población no se juega y menos en la política

Justo este martes 23 de junio cuando se registró un terremoto de 7.7 grados con epicentro en Oaxaca a las 9:29.

Tuve la gran oportunidad de conducir el programa de la serie “A FONDO” en Meganoticias TVC para tratar el tema de la prevención y los fondos del Estado para auxiliar a la población en caso de desastres.

De manera simultánea platiqué con tres importantes, muy importantes personajes: diputado René Juárez Cisneros (exgobernador de Guerrero), el analista político Armando Ríos Piter (precandidato a la Presidencia de la República, y Dr Carlos Valdés Máximo represente de la UNAM en Costa Rica (antes director del CENAPRED).

Y hay que escucharlos para entender y aprender. René Juárez nos compartió su experiencia en el socorro a la comunidad de Acapulco luego de la tragedia del Huracán Paulina, los esfuerzos, las carencias, los recursos.

Armando Ríos sintetizó el drama que significa para las comunidades pobres tratar de enfrentar las tragedias en un ánimo de supervivencia.

Carlos Valdés recordó cifras, eventos, protocolos, planes, estrategias que envuelven a la cultura de la protección civil en momentos de emergencia nacional ya sea por sismos, erupciones volcánicas, huracanes, tsunamis y hasta pandemias.

Y ahí uno se informa del por qué la necesidad de contar con fideicomisos y fondos económicos para salvar vidas.

Este martes, la movilidad de cuerpos de auxilio, del ejército, de la marina, de cuerpos de seguridad y paramédicos requirió de recursos del Estado para operar.

Autos, helicópteros, embarcaciones todo lo que fuera posible para determinar con exactitud cómo y dónde extender todos los elementos posibles para el rescate y más tarde la reconstrucción y la reanimación económica.

Por ello es inaceptable que grupúsculos de Morena, que se dicen legisladores, y hasta el Ejecutivo Federal se empeñen en opacar todo tipo de iniciativas que no fueron propuestas por ellos, con acusaciones de corrupción para desaparecerlas.

El FONDEN (Fondo para la Atención de Emergencias) es el mecanismo más cercano para aliviar la situación en desgracia de núcleos de población desolados por eventos naturales, fenómenos atípicos o tragedias masivas.

Tiene incluso un rasgo humanitario, un propósito de vida. El FONDEN proporciona suministros de auxilio y asistencia, oficialmente se creó y se oficializó a la publicación de la Gaceta oficial con fecha 20 de julio del 2005.

Y nace luego de las tristes experiencias registradas, recuerdo nuevamente, con el huracán Paulina en Acapulco, la destrucción insólita que provocó el también huracán Gilberto, los sismos recurrentes en el país como el del 85, el volcán Chichonal en Chiapas y otros tantos eventos que han dejado miles de muertos, miles de desprotegidos, miles de pérdidas económicas y en infraestructura.

Se equivocan una vez más esos miopes morenistas que intentan arrastrar todo al desprestigio y poner nombres tan sugerentes como “devolver al pueblo lo robado”.

Con la vida y seguridad de la población no se juega y menos en la política. Miserables son esos legisladores que ponen en riesgo la estabilidad de muchos mexicanos. Hoy fue un ejemplo claro que por fortuna no llegó a una tragedia, pero de aprobarse la iniciativa de desaparecer fideicomisos y el FONDEN no van a tener una solo explicación a los deudos el momento de enterrar a sus muertos, cuando vean rancherías, poblados o ciudades cicatrizadas por sismos, cuando no alcancen los medicamentos para heridos, ni gasolina para los helicópteros.

Esos legisladores representan los más absurdo y retrógrado de la política contemporánea. Que revisen bajo sus alfombras y saquen su basura antes de impulsar estas torpes ideas, seguro ahí debajo han escondido mucho de su moral para acceder por lo menos a los cargos que hoy presumen.

Que recorran las comunidades más vulnerables, que revisen quiénes permitieron colonias de paracaidistas en zonas de altísimo riesgo, que expliquen por qué antes de dar recursos para salvar vidas, inyectan ese dinero a deportes como el béisbol, cómo usan a la gente para propósitos meramente electorales.

No saben defender siquiera al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, pero se dicen incluyentes. Sentencian que “primero los pobres” pero son a ellos quienes arrebaten el Seguro Popular o ahora el FONDEN. Hablan de democracia para asaltan al INE.

¿Habrá alguien que me contradiga? Y que conste que es pregunta.

Carlos Ramos Padilla

@cramospadilla

Periodista y conductor en TV Mexiquense y TVC Meganoticias

Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión.


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión

Comparte el post

Ad

oportunidades

Un comentario

  1. Pues aquí en México sí se juega, y ha sido bastante redituable para los cuatroteros.

    En 2014 martirizaron a 43 pseudoestudiantes que murieron en un municipio del PRD, en un estado del PRD y le echaron la culpa al presidente EPN del PRI. “¡Fue el Estado!” era la consigna, ¿y ahora? Ni sus luces de los manifestantes que hasta un campamento llegaron a montar frente a la Embajada de Estados Unidos, y algunos hasta se pasearon por el mundo “exigiendo justicia”. Esto representó un golpe de estado “suave” hacia el gobierno de EPN del que nunca se recuperó. Hace poco salió a relucir el tema de la muerte de Giovanni López, que fue ocultado durante más de un mes. Esto sucedió en un municipio de Morena en el estado de Jalisco gobernado por el PAN. La culpa otra vez no fue del municipio, pero casualmente ahora sí fue culpa del gobernador, con manifestaciones y peticiones por su renuncia, y para nada se le adjudicó al presidente, que ahora es de Morena (y en 2014 era del PRD). También existió el caso de Oliver López en Baja California, que ocurrió en febrero pero cuya muerte no salió a la luz hasta que se viralizó el caso de Giovanni, pero ahí si no hubo manifestaciones en ese estado, que casualmente es gobernado por Morena.

    En 2017, Morena formó un fideicomiso disque para apoyar a los damnificados del sismo. Jamás se difundió si esos apoyos realmente se repartieron, y existe la creencia bastante difundida en su momento de que sólo sirvió para lavar dinero que ahora podemos presumir con casi toda certeza que venía de parte del Chapo Guzmán para la eterna campaña del hoy narcopresidente #ElCacas. En este mismo suceso también hubo un caso muy sonado en los medios: el del Colegio Rébsamen que se desplomó en el sismo y mató a más de 20 niños. La delegada de Tlalpan, donde se encontraba la escuela, en ese entonces era Claudia Sheinbaum y el inmueble ya tenía varias denuncias por irregularidades que la demarcación liderada por esta señora (y anteriormente por su ahora ex-marido Carlos Imaz, que también fue captado cometiendo actos de corrupción durante el mandato de #ElCacas al frente de la CDMX) convenientemente ignoró. Su recompensa fue ser elegida jefa de (des)gobierno de la CDMX.

    Como ven, los desastres y las tragedias han sido muy redituables para este gobierno. Por algo declararon que la pandemia del Covid-19 les cayó “como anillo al dedo”…

    Responder

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.