suscribirse

130 Vistas
1 Comentarios

¿Cómo combatir a López Obrador?

Columna de Eder Guillén 🖋️

A lo largo del tiempo, los opositores al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador han intentado construir una narrativa que le desarticule su superioridad moral y la gran capacidad de envolvimiento de masas.

Sin embargo, a pesar de que han dado en el clavo en innumerables ocasiones, siempre se les ha olvidado, yéndose por toda clase de argumentos, de los más viles hasta los más racionales, no obstante, todos ellos, erróneos. 

¿Cuál es ese punto débil de AMLO? Ha quedado más claro que nunca en este 2022: la corrupción de su círculo rojo y de los suyos. ¿Qué fue lo que empezó la debacle de Andrés Manuel antes de 2006? Los video escándalos de Gustavo Ponce y René Bejarano. ¿Qué fue lo que hizo dudar a los mexicanos respecto a sus diferencias con Peña? Los casos de Eva Cadena y Delfina Gómez. ¿Qué fue lo que empezó a resonar en todos lados? El tema de Pío y los sobres amarillos, así como el cruento caso de Felipa Obrador, además de otros familiares, incluso ya fallecidos. ¿Qué fue lo que lo quebró? La ‘casa gris’ y Baker Hughes. ¿Qué lo tiene en vilo? Lo que se pueda llegar a filtrar de los GuacamayaLeaks. Absolutamente todo lo anterior habla de corrupción. 

Ad

¿Qué fue lo que llevó a López Obrador al poder? El hartazgo de millones de mexicanos a los rampantes cohechos del nuevo priismo y las falsas salidas que ofrecían al tema tanto Anaya como ‘El Bronco’. ¿Qué lo hace tambalear? Que se dude de él por las actividades truculentas de los suyos, que incluso lo puedan vincular directamente. 

Algo que les falla a las crónicas de las monarquías sexenales es que nunca establecen la razón por la cual comienza a perder poder el presidente. Resulta claro entonces que, el motivo que las lleva a la gloria, es lo que las lleva al averno. En este caso, la clave es la corrupción. Nada de un peligro a la democracia o una crisis de proporciones épicas. Eso no mueve a alguien que filosófica e ideológicamente se siente indestructible, salvo que su Talón de Aquiles esté cerca y moleste demasiado.

Corolario. ¿Cuántos apoyos genuinos recibió la movilización ciudadana en favor de la democracia procedimental mexicana, solamente en la CDMX? 

Se tomarán en cuenta únicamente los cálculos retomados por medios de comunicación internacionales antagónicos entre sí, como el NYT y RT (de 160 a 250 mil personas), a lo que se restará la estrategia del aparato burocrático capitalino opositor con 4 entidades opositoras al poder de AMLO más acompañantes de otros políticos, se podría decir que cerca de 110 mil de los participantes fueron acarreados. Ahora bien, haciendo la simple resta, quedan de 50 mil a 140 mil manifestantes orgánicos. 

Para un parámetro de dicho evento, denominado como la ‘marcha del siglo’, ni siquiera se le podría nombrar como una de las 3 más acaudaladas en cuanto a asistentes por elección en la capital del país. Durante la marcha contra el desafuero de AMLO en 2005, 700 mil personas asistieron por su propia voluntad. En la gran movilización contra la espiral de violencia en el DF de López Obrador, 500 mil capitalinos salieron a protestar. En la protesta feminista más importante de todos los tiempos, llevada a cabo en marzo de 2020, 300 mil mujeres reventaron el Monumento a la Revolución. Un cuarto de millón de mexicanos protestó contra los hechos del Caso Ayotzinapa, en la primera marcha de octubre de 2014. La Marcha del Silencio de 1968 convocó genuinamente a 100 mil integrantes de una generación gloriosa. En el movimiento Yo Soy 132, 50 mil jóvenes espontáneos saltaron contra Peña Nieto. 

Es bueno que la oposición conozca la calle y ahora le quiera combatir al obradorismo bajo sus propios términos, sin embargo, no deben de dejar a un lado que la realidad no debe ser rebasada por la imaginación, conociendo que todavía falta mucho por recorrer, sobre todo, para un grupo que se sigue viendo débil y desarticulado. No todo debe ser albricias, pero por algo pueden empezar.

El Rey del Cash': ¿qué se sabe del libro sobre AMLO y una supuesta red de financiamiento? - Político MX

Duda razonable. ¿Estarías dispuesto a marchar para defender al INE al lado de los más grandes mapaches electorales vivos, como lo son Alejandro Moreno, Elba Esther Gordillo y Roberto Madrazo?

Chismecito. Un potentado ha referido que la incursión de José Woldenberg como único orador de la marcha del domingo pasado responde a dos juegos: su probable inclusión en la carrera presidencial, que se ve ya imposible a pesar de quien es; y, por otro lado, una potencial candidatura a la Rectoría de la UNAM para 2023, que se antoja aún más imposible. Sin embargo, no hay dudas que toda una generación completa por fin ha conocido al connotado profesor de Ciencia Política en la FCPYS, su alma máter.

Seré breve. Raymundo Riva Palacio debería ser más cordial con sus compañeras de cuadro en televisión. No vaya a ser que una más le haga campaña a su archienemiga Claudia Sheinbaum. Buena esa, Edna. 

Mensaje. Lamento profundamente la intempestiva muerte del empresario Carlos Cendejas, expresidente de la COPARMEX-CDMX. Un personaje comprometido con el crecimiento humano y bienestar de los suyos. Un abrazo a su esposa Amalia y a sus tres hijos, así como a sus socios, amigos, deudos y trabajadores.

Dejo esto y me retiro lentamente. Ya va a empezar el Mundial. Más de un político respira.

Eder Jorge Guillén Muñoz 🖋️

@EUt911

Ciencia Política UNAM


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Un comentario

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.