suscribirse

273 Vistas

Ciudadanos responsables y gobierno ausente

Como era de esperarse, el COVID-19 se ha propagado en México, pero mientras los gobiernos de otros países ya están tomando medidas fuertes contra la pandemia que vivimos, parece que el nuestro no se ha dado cuenta de la gravedad del asunto. 

En algunos países como Alemania y Canadá, los gobernantes hablan de la seriedad de la situación y de la gran importancia de incrementar las medidas para detener la expansión del virus, y en otros como España e Italia, donde la situación es especialmente alarmante, ya han prohibido a la gente salir a la calle si no es por alguna situación de emergencia. 

Pero en México, el Presidente no ha tomado las precauciones mínimas para evitar el contagio (como evitar aglomeraciones o usar gel antibacterial), y autoridades como el Secretario de Salud o la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México nos han dicho que no es momento de tomar medidas mayores porque aún nos encontramos en la fase uno de la pandemia y hacerlo sólo “afectaría la economía de las familias”. 

Dejando del lado las dudas que genera el que sólo se realice la prueba de coronavirus a quien haya estado en contacto con un paciente diagnosticado, haya viajado a países con alto número de casos o haya estado en contacto con quien lo haya hecho y pensando que aún estamos en fase uno, no tenemos por qué esperar a estar en la situación de los países que llevan miles de muertos y cuyos sistemas de salud están colapsados para atender el problema como merece. 

Desde hoy podemos y debemos tomar las medidas a nuestro alcance para evitar contagiarnos y ser contagiados. Afortunadamente, por más que el Gobierno Federal quiera mantenernos fuera de la realidad, muchos ciudadanos estamos haciendo lo propio. 

Nosotros hemos actuado con la responsabilidad y la prudencia que al Gobierno le falta, en gran medida recordando lo que hicimos para superar la epidemia de influenza A-H1N1. Un buen número de instituciones privadas, autónomas o locales, han cesado sus actividades presenciales para evitar aglomeraciones y promover “distancia social”, además de que en lo particular hemos reforzado nuestras medidas de higiene. 

Muy probablemente gracias a nuestras acciones de prevención tengamos menos casos de coronavirus que otros países, ojalá así sea. En ese caso, es muy importante que, cuando todo esto pase, recordemos que, una vez más, los mexicanos superamos una gran crisis trabajando juntos como ciudadanos, sin ayuda del Gobierno. 

POR CIERTO…

La “fuerza moral” que necesitamos en estos momentos no es la de un Presidente que nos demuestra que “su gente” no le importa al exponerla al contagio besándola, abrazándola y tocándole la cara, sino la de los artistas que nos acompañan con canciones grabadas desde sus casas, la de los entrenadores que enseñan rutinas de ejercicio a sus vecinos desde las áreas comunes de sus edificios, la de quienes cocinan a las personas que no pueden salir por alimentos… en pocas palabras, la de nosotros mismos demostrándonos que, aunque físicamente estamos lejos, no estamos solos.


Daniela Kuri Breña Morales 

Twitter: @danikbm 

Activista Política


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

@dlpoder es un medio asociado a la @AnpertOficial

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.