suscribirse

183 Vistas

AMLO vs Biden: Pobre destino al que nos someterán

Columna de Vladimir Galeana 🖋️

Sin lugar a dudas Andrés Manuel López Obrador es un político singular que ha hecho del conflicto un modus operandi para desviar la atención de los graves problemas que tiene este país.

Hasta ahora el saldo ha sido brutalmente negativo, y por desgracia la pobreza sigue creciendo en todos los rincones del país hasta alcanzar cifras nunca imaginadas. Pero también habrá que señalar que ese es el principal proyecto de este gobierno, porque en función de que se incremente la pobreza se incrementaran los listados de quienes reciben apoyos económicos, es decir, habrá una base más sólida de votantes en favor del desastre gubernamental que el Presidente de la República encabeza.

Y es que poco le importa que México se convierta en una nación empobrecida, porque de lo que se trata es de que más mexicanos dependan de las dádivas para asegurar el voto favorable para la mal llamada Cuarta Transformación, que hasta ahora se ha distinguido por la creación de miseria entre aquellos que durante mucho tiempo se insertaron en la llamada “clase media”.

El principal proyecto es que más mexicanos entren en esa banda de pobres para ensanchar la lista de adeptos de un gobierno fallido que terminará en desastre, lo cual le permitirá mantener el apoyo a su fracasado gobierno.

En uno más de sus desplantes mañaneros le dio por despotricar en contra del Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, a quien acusó de intervencionista por financiar a la agrupación ““Mexicanos Contra La Corrupción y La Impunidad” que dirige Claudio X González, a quien acusó también de traición a la Patria porque dicha organización promueve el golpismo contra su administración.

 Pero habrá que señalar que si alguien ha orquestado golpes desde la cúspide del Estado Mexicano es el propio Andrés Manuel López Obrador quien no se cansa de destruir lo que con tanto esfuerzo hemos construido la mayor parte de los mexicanos.

Resulta inconcebible para el entendimiento que el hombre que más dinero ha hurtado desde las distintas esferas gubernamentales para su provecho y beneficio sea ahora quien dirige de forma personalista los destinos de esta nación, que por cierto hemos construido los mexicanos con nuestro trabajo honesto.

Que patético que el hombre más corrupto de la historia de este país se presente ante los mexicanos como el paladín de la honestidad cuando los hechos consignan el brutal hurto de los caudales públicos con esa pandilla de facinerosos que lo han acompañado a lo largo de su periplo para alzarse con la Presidencia de la República.

El episodio de la Construcción de la Línea Dorada es el mejor ejemplo de la corrupcion que corroe a quien ahora detenta el poder, porque de ahí salieron los fondos para que continuara con su periplo por todo el país para engatusar a los más pobres que fueron los que lo entronizaron en la Primera Magistratura del País.

No podemos olvidar que una vez que Marcelo Ebrard dejó de ser Jefe de Gobierno salió huyendo del país para evitar rendir cuentas por el brutal desfalco de más de diecisiete mil millones de pesos que conjuntamente con Mario Delgado dispusieron para que el ahora Mandatario tuviera fondos para construir el engaño que lo llevó al poder.

Ahora exigió al Presidente norteamericano que explique los motivos por los que ha financiado a grupos de la oposición, lo que seguramente provocará un distanciamiento en las relaciones entre ambos países. Y es que esa es la finalidad primaria para su gobierno, comenzar el aislamiento de México para evitar que existan condiciones para las inversiones de capitales internacionales que pudieran generar progreso, porque de lo que en realidad se trata el proyecto de la mal llamada Cuarta Transformación es incrementar la pobreza para que más hombres y mujeres dependan de las dádivas gubernamentales.

Pobre destino al que pretende someternos el inquilino de Palacio Nacional, y sin lugar a dudas cada día estamos más cerca de convertirnos en un símil de Venezuela, ese gran país que ha destruido el sátrapa de Nicolas Maduro, un amigo muy cercano de quien por ahora nos gobierna. El problema es que Joe Biden no es Donald Trump.


Vladimir Galeana

@vladimirgaleana

Lic. en Derecho por la UNAM. Lic. En Periodismo por la Carlos Septién. Expresidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión, Miembro del Consejo Nacional de Honor ANPERT, con 50 años de experiencia en periodismo.


Los comentarios realizados por las plumas invitadas en dlpoder.com reflejan perspectivas y análisis personales. DLpoder es un medio de comunicación democrático en donde todas las perspectivas aportan valor y son respetadas sin discrepancia.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.