suscribirse

141 Vistas

AMLO declaró luto nacional desde el 31 de octubre y hasta el lunes 2 de noviembre

El presidente Andrés Manuel López Obrador participó en la ofrenda homenaje a víctimas de la pandemia de COVID-19 que representantes de pueblos originarios colocaron en Palacio Nacional.

Declaró luto nacional desde este 31 de octubre y hasta el lunes 2 de noviembre, día en que se levantarán los altares del Patio Central tras una ceremonia huichol encabezada por Lino López de la Cruz y el barrido del espacio que hará una chamana para despedir a los fieles difuntos.

“A partir de hoy se inician tres días de luto nacional dedicados a recordar a todos nuestros difuntos y en especial a quienes han perdido la vida a causa de la pandemia del COVID-19. Con esta ofrenda apegada a costumbres que vienen de lejos recordamos a los difuntos, niños y adultos”, expresó el mandatario.

Acompañado de la doctora Beatriz Gutiérrez Müller agradeció a las mujeres y hombres “de las distintas culturas del México profundo que han participado en la creación y adorno de estos altares y estarán en estos días pidiendo al creador, a los dioses y a la naturaleza mediante rezos e invocaciones el descanso y la paz de los difuntos, así como la resignación y la tranquilidad de los familiares y de los amigos. Muchas gracias de corazón”.

Al mediodía de este sábado inició la ceremonia en torno a la ofrenda titulada “Una flor para cada alma”, con un Saludo al Sol encabezado por el gobernador yaqui de Potam, José Ángel Maldonado Buitimea y la rezadora Teresa Ríos, quien realizó una limpia y guió al mandatario en un recorrido por los altares mientras una banda interpretaba música tradicional.

“Tengo la oportunidad de venir a representar a todos los pueblos indígenas, los que aquí estamos presentes que son 20 pueblos indígenas que venimos con nuestra representación del arco de la riqueza, de la abundancia, de la bondad (…) los pueblos indígenas están vivos, mantienen sus valores culturales, sus valores espirituales”, dijo Teresa Ríos.

Durante el recorrido en sentido contrario a las manecillas del reloj agradecieron al mandatario la oportunidad de colocar los altares en Palacio Nacional, acto que calificaron como un hecho sin precedentes.

En respuesta el jefe del Ejecutivo se comprometió a continuar apoyando a los pueblos originarios a través de programas sociales como Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro, becas para estudiantes de todos los niveles escolares, pensiones para adultos mayores y menores con discapacidad, entre otros, e impulsando obras de infraestructura en las diferentes regiones del país.

“Qué bien que están aquí estos días; esta es la casa de ustedes (…) es la casa de los pueblos de México con sus costumbres y tradiciones. Es el México profundo. Nunca les vamos dejar. Nunca les vamos a olvidar”, expresó en compañía del titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes.

Los representantes de los pueblos indígenas permanecerán toda la noche a velar en las ofrendas y el domingo 1 de noviembre a las 19:30 horas se llevará a cabo una ceremonia náhuatl.

De acuerdo con el INPI se instalaron los altares yoeme (yaqui), rarámuri (tarahumara), o’dam (tepehuán del sur), úza’ (chichimeca jonaz), me’phàà (tlapaneca), ñuu savi (mixteca), ben’zaa (zapoteca de Valles Centrales), nnancue ñomndaa (amuzga), ayuujk (mixe), tojolwinik (tojolabal), chontal (yokot’an), purépecha (tarasco), tzeltal, nahua de la Sierra norte de Puebla, maya de Yucatán, mazateca, otomí de la Sierra de Puebla, tének, Mihcailhuitzitzintin de la Ciudad de México y totonaco.

Comparte el post

Ad

oportunidades

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.